LA PANDEMIA EN URUGUAY

Coronavirus: expertos del gobierno dicen que la situación está en un "relativo control"

Los contagios de COVID-19 en los prestadores de salud de Montevideo, están dentro de lo “esperable” para los científicos que asesoran al gobierno.

Comité Científico que asesora al gobierno en la lucha contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé
Científicos piden extremar cuidados para evitar la transmisión comunitaria. Foto: Leonardo Mainé.

Una semana después de que los uruguayos celebraran un nuevo aniversario redondo del Maracanazo, Rafael Radi, quien comanda el grupo de científicos que asesora a Presidencia, volvió a la analogía futbolística para relatar cómo va el “partido” que el país enfrenta contra el COVID-19. “Seguimos 0 a 0, pero estamos sufriendo algunos embates del equipo adversario”.

Al menos 167 personas están cursando la enfermedad en Uruguay. Así lo reportó ayer el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). Es una cifra similar a la que el país registraba el 12 de mayo. Pero con una diferencia, dijo Radi: mientras en aquel entonces se acumulaban días seguidos con menos de cinco positivos nuevos, ahora se lleva una semana con diez, veinte o treinta cada día.

El nuevo escenario -“dentro de lo esperable”, según el grupo de científicos- se explica, en gran medida, por el sexto gran brote de los 48 que ha padecido el país desde la detección de los primeros positivos, el 13 de marzo. Y aunque sea nuevo, en Montevideo y con foco en centros de salud, el brote esta con “relativo control” y los esfuerzos están centrados en que no se pase “a una fase de transmisión comunitaria masiva”.

Como esos directores técnicos que van leyendo el avance del juego, Uruguay fue cambiando la estrategia defensiva. Mientras en el comienzo de la pandemia se priorizaba el confinamiento voluntario y el distanciamiento, ahora, explicó el matemático Fernando Paganini, adquirió fuerza el rastreo de contactos.

Tal vez por eso -que se traduce en aumento de llamadas y también de test diarios- ha crecido el porcentaje de asintomáticos detectados. Hace un mes, el informe epidemiológico del Ministerio de Salud revelaba que el 19,7% del total de confirmados “se presentaron sin síntomas”. Según el nuevo informe sanitario, de esta semana, en la Médica Uruguaya habría dado positivo 38% de personas asintomáticas.

Cantidad de personas que padecen COVID-19 en Uruguay
Cantidad de personas que padecen COVID-19 en Uruguay

“Hay un factor que tenemos que analizar que es el papel de los asintomáticos: está demostrado que transmiten la infección y que pueden tener un papel crítico. Podemos estar enfermos sin saberlo”, dijo el médico Henry Cohen.

En esa misma línea, el catedrático de Enfermedades Infecciosas, Julio Medina, ha insistido en que “hay que ver al otro como un potencial caso positivo: dejar la distancia, usar la mascarilla, lavarse las manos y evitar la aglomeración”.

Datos de movilidad.

El brote de la Médica Uruguaya fue el primero en el que se activó el caso de sospecha de exposición a COVID-19 en la aplicación CoronavirusUY. La herramienta está lejos de la cifra que los matemáticos del grupo científico estiman como necesaria para que sea eficaz en toda la población (un millón), pero sí es significativa para comunidades específicas: como personal de salud o el fútbol.

Comité Científico que asesora al gobierno en la lucha contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé
Fernando Paganini, Rafael Radi y Henry Cohen, asesores científicos, explicaron que se está parecido al escenario de mayo. Foto: Leonardo Mainé

Cada médico, explicó Cohen, trabaja, en promedio, en tres lugares. Y el 72% del personal de salud tiene multiempleo.

Los rastreos tradicionales, mediante llamadas, se han podido incrementar y ahora el gobierno anunció que reforzará el área de vigilancia epidemiológica. Hasta el momento, por cada caso se siguen, en promedio, a otros 14.

La reapertura de las actividades económicas, en un país que jamás declaró la cuarentena obligatoria, pudo haber incidido en la reaparición de brotes. Pero, dejó en claro el profesor Radi, eso no significa que, en esta coyuntura, haya que dar una marcha atrás.

Según los datos públicos de movilidad de la empresa Google, en base a la información de los teléfonos móviles, en Montevideo el tránsito se había reducido hasta un 50% con la pandemia. “Desde fines de abril”, dijo el matemático Marcelo Fiori, “hay una tendencia” de aumento de la movilidad, aunque no se ha llegado a las cifras previas de COVID-19. Se está un 25% por debajo.

A estas horas, el Institut Pasteur está terminando de analizar la secuenciación del genoma del virus de los casos del brote intrahospitalario de Montevideo. Eso podría arrojar luz sobre si se trató de una única introducción, si es la misma cepa que replicó en los cuatro casos de la sanidad militar, el caso del Pasteur, Pereira Rossell, el Frigorífico Carrasco, Instituto de Cáncer, el de Traumatología, y Casmu; y si el vector de contagio han sido los acompañantes de enfermos o no.

Casi todos los cuarentenados como consecuencia de los positivos, dieron negativo en el test. Eso llevó a que los tres centros de hemodiálisis reabrieran tras un día de “cierre preventivo”.

Radi concluyó: “Cuando uno mira el mapamundi de zonas calientes, frías y tibias seguimos estando en zona fría, de las más frías del mundo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados