Publicidad

Editorial

Peña renuncia al cargo para el que fue designado, un cargo de confianza política gubernamental, mientras que al Senado accedió gracias al voto de la ciudadanía.
Como un país que valora el significado profundo de una democracia constitucional, republicana, representativa y liberal, Uruguay debería estar preocupado por lo que está haciendo Argentina.
Uno de los cambios más importantes que tenemos que afrontar como país en la escena internacional es el de la estructura de la demografía mundial, en un contexto en el que la evolución uruguaya es de estancamiento e incluso de pérdida de población propia.
Lula destacó que “los reclamos del presidente Lacalle Pou (TLC con China) son más que justos. La prioridad de un presidente es defender los intereses de su país, de su economía y de su pueblo”.
En vez de perder el tiempo en tener que contrariar las mentiras de la izquierda y sus operadores de prensa, el oficialismo debiera de estar planteándose seriamente qué caminos tomar para repeler estas lógicas mafiosas y violentas.
Los uruguayos acabamos de enterarnos que para el ministro de Economía argentino Sergio Massa, o súper ministro según lo llaman, Argentina y Brasil deben cuidar a Uruguay porque cumplen con nosotros un rol fraterno-paternal.
Detrás de la narrativa impulsada por políticos y comunicadores “de izquierda”, que nos viven alertando contra una peligrosa ofensiva de la “ultraderecha”, hay mucha hipocresía, doble discurso y exageración.
Los hechos de las últimas horas deben reafirmar al Uruguay en la estrategia que ha tomado de trazar su propio camino más allá de lo que opinen Argentina o Brasil.
La Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), es un organismo que dice promover la integración y desarrollo de los países del continente, menos Estados Unidos y Canadá. O sea, con ínfulas de ser una OEA sin gringos.
Uno de los momentos importantes que tendrá este 2023 será la realización del censo general de parte del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de una fuente de datos relevante para el país, a la vez que una señal más de que esta administración tiene por objetivo mejorar la calidad de la información estadística nacional.
El gobierno del presidente Lacalle Pou y la Coalición Republicana inició el año pasado con la ratificación vía referéndum de la Ley de Urgente Consideración y culminó con un aumento del 9% para los funcionarios públicos, baja en el precio de los combustibles y el anuncio de que se destinarán 280 millones de dólares para el saneamiento de 61 localidades en todo el país.
¿Hasta cuándo EEUU como potencia global pero también como líder regional, va a desdeñar una mayor cooperación militar, económica y comercial con Uruguay?

Publicidad