LANZÓ SU CANDIDATURA A LA IMM

"El principal problema de Montevideo es la seguridad", dijo Raffo en su primer discurso

La economista Laura Raffo salió a la escena política ayer por primera vez para presentar su candidatura a la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) por la oposición.

Laura Raffo junto a sus suplentes a la Intendencia de Montevideo, Andrés Ojeda, José Luis Alonso, Gerardo Sotelo y Romina Fasulo. Foto: Darwin Borrelli
Laura Raffo junto a sus suplentes a la Intendencia de Montevideo, Andrés Ojeda, José Luis Alonso, Gerardo Sotelo y Romina Fasulo. Foto: Darwin Borrelli

Completamente de blanco, pero con un pañuelo rojo con vivos blancos. Así fue el atuendo elegido por Laura Raffo para hacer su debut político. Es que la propuesta de su candidatura sale del núcleo más cerrado del futuro presidente Luis Lacalle Pou. Pero sin duda que tiene un respaldo muy fuerte en el Partido Colorado.

La economista dejó el sector privado para zambullirse en la arena política partidaria tras el acuerdo de la oposición política en Montevideo. Buscarán, intentarán, trabajarán, y lucharán para ganarle al Frente Amplio. Pero son muy conscientes que el desafió es más que complejo y que la amplia favorita a triunfar en la capital es la coalición de izquierdas que sale con tres candidatos (Carolina Cosse, Daniel Martínez y Álvaro Villar).

Pero Raffo es persistente y sale a la cancha con optimismo. “Yo estoy acá porque yo quiero formar parte del cambio. Estoy convencida que se puede el cambio”, dijo en medio de su discurso ayer en el Club Cordón. En el estrado la acompañaron sus cuatro suplentes de los partidos que sellaron el acuerdo. Andrés Ojeda del Partido Colorado, el segundo Gerardo Sotelo del Partido Independiente, el tercero José Luis Alonso por Cabildo Abierto y la cuarta Romina Fasulo del Partido de la Gente.

Prometió un “modelo de gestión” claro y conciso para que la gente entienda. “A mí me gustan las cuentas claras”, remarcó y dijo que si bien en las gestiones del Frente Amplio hay cosas bien hechas hay otras que no y es necesario cambiar.

“Soy una gran golpeadora de puertas. Y hasta que no me dan bolilla no paro. Yo les aseguro que cambiar el gobierno de Montevideo es posible”, insistió.

La perfección.

Los blancos se ilusionaron con quedarse con todo. En octubre el resultado fue tan auspicioso que el entonces candidato del Partido Nacional soñó un resultado perfecto al terminar el ciclo electoral: ganar la Presidencia de la República y alcanzar el sillón departamental en la capital del país.

Pero noviembre fue un sacudón y la fórmula frenteamplista emparejó el resultado mostrando su poderío en Montevideo. Lacalle Pou logró el cometido principal. Resultó electo y será investido el 1° de marzo como nuevo mandatario del Uruguay. Pero sabe que las chances de ganar la elección capitalina están muy comprometidas.

No solo lo siente él. También lo ven los dirigentes blancos, colorados, de Cabildo Abierto, independientes y del Partido de la Gente.

De todas formas la coalición opositora en Montevideo alcanzó un acuerdo que entusiasma. Y esa sensación fue la que se vivió en el Club Cordón donde Raffo dejó por primera vez el terreno empresarial privado para zambullirse a una aventura política. Sabe que es difícil -prácticamente imposible- pero también sabe que si lo consigue sería como un gol de arco a arco en la final de Maracaná en 1950.

Sería cortarle la racha al Frente Amplio después de 30 años de gobierno, justo el mismo año donde lo expulsaron -urnas mediante- del gobierno nacional al que llegó en 2005. Es prácticamente dejarlos sin nada.

Y esa inyección de adrenalina es la que entusiasma a la oposición que cree que es posible el triunfo en Montevideo.

Así lo reflejó Beatriz Argimón -la electa vicepresidenta- quien fue la encargada de anunciar el debut político de Raffo. “Es mucho el desafío. Laura asume el desafío con compromiso. Es de las mujeres que reclama lugares y cuando se le ofrecen, no importan las circunstancias adversas. Dice ‘por supuesto’ y sale a demostrar que está a la altura de las circunstancias”.

Para Raffo, la seguridad capitalina es el principal problema. Foto: Darwin Borrelli
Para Raffo, la seguridad capitalina es el principal problema. Foto: Darwin Borrelli

El futuro.

Ayer en el Club Cordón hablaron dos mujeres. Argimón y Raffo. Raffo fue la protagonista, y Argimón lo será en pocos días cuando se convierta en la primera mujer electa por la ciudadanía en alcanzar la vicepresidenta de la República.

“Bea”, como le dicen en su partido, fue un nombre que se barajó para competir por la IMM. Pero su compromiso está en acompañar a Lacalle Pou en el gobierno. Ambas tendrán un protagonismo muy fuerte en la arena política.

Raffo terminó su primer discurso y Argimón fue una de las primeras en saludarla. El abrazo entra ambas fue prolongado. Se las vio sonrientes.

“Guardame esto. No lo pierdas”, le dijo ni bien terminó el discurso al futuro subdirector de Comunicación de la Presidencia de la República Carlos Baceda. El pequeño block de cartulinas blancas, engrapado con rulo negro, fue el sistema que eligió la economista para tener su ayudamemoria.

Allí estaba su primer discurso político. Con letras negras grandes y destacando con un subrayado negro los principales conceptos. El primer discurso político de Raffo, que buscará atesorar, como el recuerdo del arranque de una carrera política que seguramente trascienda la competencia por Montevideo.

“La seguridad”, como lo central
Raffo este lunes al término de su discurso en el lanzamiento de su candidatura. Foto: Pablo S. Fernández

El armado del lanzamiento estuvo marcado en gran parte por la impronta que Luis Lacalle Pou le dio a su campaña presidencial. Prometió una ciudad más limpia, más iluminada, y más inclusiva. Pero marcó de entrada cuál es -a su entender- el principal problema de la cuidad. “¿Saben cuál es el principal problema?”, preguntó y ella misma respondió que es la seguridad pública. Desde el público fueron varios los que gritaron la basura. Y la economista asistió que también es otro gran problema. Por eso dijo que de ganar coordinará y le irá a golpear las puertas al ministro del Interior, Jorge Larrañaga.

Pero también disparó un par de dardos hacia el Frente Amplio: “El Frente no tiene el monopolio de las políticas sociales”, dijo y remarcó que no puede ser que las oportunidades de los ciudadanos dependan de en qué barrio hayan nacido.

Ahora Montevideo” es el eslogan de campaña presentado en línea con lo que ha sido la propuesta de Lacalle Pou en la nacional. “Es ahora”, “Ahora Sí”, fueron los eslóganes que llevaron el triunfo al líder blanco.

Raffo destacó que está dispuesta a debatir con los candidatos del oficialismo y se desmarcó de la propuesta de “un tren” que una Montevideo con Ciudad de la Costa. “Hay cosas más importantes antes”, remarcó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados