ELECCIÓN DEPARTAMENTAL

El Frente Amplio apela a la experiencia para la IMM

Montevideo ha sido el bastión desde donde la izquierda pudo apuntalar los cimientos que la llevaron al gobierno nacional.

Daniel Martínez, Carolina Cosse y Álvaro Villar este miércoles en el Plenario del Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour
Daniel Martínez, Carolina Cosse y Álvaro Villar en el Plenario del Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour

El plenario departamental del Frente Amplio votó ayer, en menos de diez minutos, la lista de suplentes de los tres candidatos que la fuerza de izquierda promueve para la Intendencia de Montevideo. Y entre los 12 nombres -o diez, para ser exactos, porque la cuarta suplente es compartida entre todos- seis ya han tenido experiencia en la comuna.

Mientras el Frente Amplio celebraba su 49° aniversario en Fray Bentos, Río Negro, a 308 kilómetros, en La Huella de Seregni, los sectores políticos y las bases sellaron el listado de nombres que mañana la convención departamental formalizará -tal como exige la normativa electoral.

Los tres candidatos frenteamplistas -Carolina Cosse, Daniel Martínez y Álvaro Villar- cerraron el acto con discursos que tenían más tono de campaña nacional que de una puja por Montevideo. De hecho plantearon críticas al anteproyecto de ley de urgente consideración, a las vías como la coalición eligió a Laura Raffo y defendieron la universidad pública (los tres son egresados de la UdelaR). Pero de la ciudad se habló poco.

¿Casualidad? La Intendencia de Montevideo es el principal cargo ejecutivo luego de la Presidencia de la República. Y en el caso del Frente Amplio ha sido el bastión desde donde la izquierda pudo apuntalar los cimientos que la llevaron al gobierno nacional. No en vano, dos de los precandidatos a la Presidencia por la coalición de izquierda (Martínez y Cosse) ahora se postulan para la jefatura comunal. Tampoco en vano entre el listado de suplentes que se votó ayer figuran otros nombres que han coqueteado con cargos de relevancia, como el subsecretario de Economía Pablo Ferreri (quien declinó ser candidato a cambio de que ingresara Martínez).

Pero en el listado de suplentes figuran también nombres que ya han desfilado por los despachos del Palacio Municipal. Villar tiene como primer suplente al emepepista Pablo Inthamoussu, director de Movilidad que había ingresado a la comuna como inspector en 1993. Su segunda suplente es la arquitecta Patricia Roland, que es funcionaria desde 1996 y ha pasado por varias direcciones. Su tercer suplente es el diputado Fernando Amado, nombre que impulsó el bergarismo. Y la cuarta en el orden de sucesión es Isabel Andreoni, directora de Montevideo Rural y nombre que las bases frenteamplistas promovieron para los tres candidatos.

Martínez, que ya él mismo tiene experiencia como intendente, lleva en su lista a la directora de Salud Analice Berón. Su primer suplente es Ferreri y en segundo lugar Laura Tabárez, contadora general de la Nación e hija del director técnico de la Celeste.

Cosse cuenta con el economista socialista Mauricio Zunino, quien también pasó por la comuna, como su primera alternancia. Le sigue en la lista -tras una discusión por el orden- el comunista Juan Canessa, otro de los que tiene experiencia en la Intendencia, en su caso en la dirección de Desarrollo Ambiental y la Prosecretaría, entre otros cargos. Mariella Mazzotti, actual directora de Inmujeres, pero que supo integrar durante diez años la Comisión de la Mujer en la IMM y quien estuvo en la Asesoría de Desarrollo Municipal.

Las bases del Frente Amplio pretendían que dos de los cuatro suplentes de cada candidato fuesen en común e impulsados por las propias bases, pero el plenario departamental optó porque sea solo una (Andreoni). Sí hubo especial cuidado en que exista una paridad de género en el listado, la representación de los distintas fuerzas y, casualidad o no, que hubiese una mayoría de profesionales.

“A la defensa de lo público”

Los tres candidatos que el Frente Amplio impulsa a la Intendencia de Montevideo saludaron a su fuerza política por un nuevo aniversario, se posicionaron como defensores de los “intereses de los más débiles” y de “lo público”.

Carolina Cosse les pidió a los frenteamplistas que estén “atentos” ante el posible quebrantamiento de las empresas públicas. Daniel Martínez refirió al Fondo de Solidaridad y, pese a que su posible modificación es una iniciativa de una asociación de egresados universitarios y no del gobierno electo, dio a entender que las nuevas autoridades quieren poner fin a esa “solidaridad”. Álvaro Villar, con un discurso que buscó “la renovación, pero con memoria”, y que es gracias a que la Universidad es pública pudo ser el neurocirujano que es hoy.

Villar fue el único que centró parte de su discurso para hablar del departamento. Dijo que es de los que mira la ciudad “desde abajo” y no desde el cenit. También incluyó al Montevideo rural porque notó que estaba repitiendo demasiado la palabra ciudad. Y hasta terminó con un “vamo’ arriba”, todo un guiño a su rival.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados