MOVIMIENTOS POLÍTICOS

Ministerio de Ambiente, el nuevo "desafío" de los colorados en el gobierno de coalición

Monitorear la calidad del agua y las áreas protegidas, son dos de las prioridades que tendrá el ministro que asuma la nueva cartera.

Los colorados analizan el ofrecimiento del presidente Luis Lacalle Pou para acceder al nuevo Ministerio de Ambiente que se crea en la LUC. Foto: Marcelo Bonjour
Los colorados analizan el ofrecimiento del presidente Luis Lacalle Pou para acceder al nuevo Ministerio de Ambiente que se crea en la LUC. Foto: Marcelo Bonjour

La salida del senador Ernesto Talvi de la Cancillería de la República supone un nuevo reto para el Partido Colorado que aspira asumir el mando del Ministerio de Ambiente: dotar de financiamiento a la nueva secretaría de Estado en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

Los colorados, que recibieron formalmente esta semana el ofrecimiento del presidente Luis Lacalle Pou para asumir el nuevo Ministerio de Ambiente que se creó en la ley de urgente consideración (LUC), analizan por estas horas cuáles serán las prioridades de la cartera.

Mientras tanto, el senador colorado Adrián Peña, que suena en Ciudadanos para asumir como ministro, procesa la decisión a la interna de su propio partido. Ayer, el legislador recibió el respaldo del dos veces presidente y actual secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, con quien mantuvo una reunión.

Al término del encuentro, Sanguinetti señaló que transmitió a Peña que “vemos con simpatía y con convicción la posibilidad de que él represente al partido” en el nuevo ministerio. Por su lado, el senador explicó que definitivamente su nombre es uno de los que está sobre la mesa, “pero tendremos en cuenta muchas cosas a la hora de definirlo exactamente”.

Pero la planificación del ministerio no solo corre en el plano político, también en el técnico. En Ciudadanos, el más visible es Eduardo Blasina (asesor de agro de Talvi en la campaña electoral) que integra un grupo de profesionales que en las próximas horas comenzará a definir las prioridades la nueva cartera, así como de dónde obtener dinero para su financiamiento.

Diversas fuentes consultadas por El País coincidieron en los temas que no pueden esperar más. Monitorear la calidad del agua, avanzar en la delimitación de las áreas protegidas y agilizar las autorizaciones de impacto ambiental de determinados emprendimientos, son solo algunos de ellos.

En la interna colorada sostienen que asumir la titularidad del nuevo ministerio supone todo un “desafío”, no obstante, coinciden en que es necesario asumir el reto.

Blasina dijo a El País que las cianobacterias “en muchos lugares del interior son un problema de todos los años”, por eso, considera que es importante mejorar el monitoreo de las aguas. A su vez, coincidió con el diputado del Partido Nacional Gerardo Amarilla, cuyo nombre se maneja para ir de subsecretario de Ambiente, en que hay que trabajar en las áreas protegidas. Allí “hay mucho por hacer porque hay que revisar la relación con los productores y hay mucho por hacer en términos de proyección de pastizales nativos”, comentó.

Otra de las prioridades de las nuevas autoridades estará “en todo lo relacionado al cambio climático y a las mediciones de captura de carbono”, explicó Blasina a El País. “Estos son ámbitos donde tenemos que trabajar y en cómo utilizar la calidad ecológica que logremos como algo que hace sinergia con la valoración de los productos que produce Uruguay”, añadió el asesor de Ciudadanos.

Se agranda el gabinete.

En el nuevo Ministerio de Ambiente que se creó en la LUC y que se plasmó en el “Compromiso por el país” firmado por los cinco partido políticos que integran la coalición de gobierno, se redirigen funcionarios y recursos presupuestales de unidades que hoy están bajo la órbita de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Concretamente, recibirá transferencias de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) y de la Dirección Nacional de Agua (Dinagua). Fuentes políticas aseguraron a El País que el gobierno ya transmitió que se rederigirá el 85% del presupuesto de ambas direcciones, así como de recursos materiales y humanos de “todo lo concerniente al cambio climático” en Vivienda.

El proyecto de ley de urgente consideración fue sancionado ayer al mediodía por 18 votos en 30 y ahora será promulgado. Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

Las fuentes indicaron que luego se tendrá que “discutir” con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) la asignación de nuevos recursos. En el acuerdo de los partidos de la coalición de gobierno, se señala que la “reorganización asegurará un funcionamiento más ordenado y profesional, y fortalecerá las tareas de rectoría, regulación y habilitación, que pasarán a ser ejercidas con independencia funcional y autonomía técnica”.

En ese acuerdo, figuran los cometidos del nuevo ministerio. Entre ellos están los de “desarrollar una política integrada de medidas de recuperación, monitoreo y protección de la calidad de los cursos de agua, suelos y aire, que haga posibles una actividad productiva y un desarrollo urbano que sean sostenibles y solidarios con las generaciones futuras”.

También se buscará proteger los acuíferos Guaraní y Raigón, “realizando los estudios de impacto ambiental antes de autorizar las exploraciones y explotaciones de hidrocarburos y de la minería a cielo abierto de gran porte sobre sus superficies” y “velar por el pleno cumplimiento del marco legal ambiental durante los procesos de construcción y funcionamiento de emprendimientos industriales”.

Entre otros objetivos, se plantea reformular el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, crear un Programa Nacional de Bienestar Animal en Sistemas Productivos, avanzar en la creación de un Sistema nacional de Gestión de Residuos y fortalecer la educación ambiental en todos los ámbitos y niveles de enseñanza, de acuerdo a las prioridades acordadas entre todos los partidos de la coalición de gobierno.

Sanguinetti sobre Talvi: “Nunca un partido tiene un solo líder”
Hace varios meses que Sanguinetti y Talvi no hablan. Foto: Fernando Ponzetto

El líder de Batllistas, Julio María Sanguinetti, habló ayer por primera vez tras el alejamiento de Ernesto Talvi de la Cancillería. “Los liderazgos no es algo que se decreta ni que se inventa. Ernesto Talvi tiene un liderazgo que ganó en poco tiempo en la vida política y eso vale como otros liderazgos”, dijo. Explicó que “nunca un partido tiene un solo líder, hay muchos líderes que conviven y no precisamos ser candidatos”.

El dos veces presidente consideró que “los liderazgos son un ejercicio natural. El senador Peña ejerce hoy un liderazgo parlamentario porque es el coordinador de nuestra bancada y eso también es un liderazgo. Otra cosa son las candidaturas”, opinó. Con respecto a la renuncia del economista, Sanguinetti señaló que “la coalición está firme y el Partido Colorado, que fue proponente original de la coalición, que fue activo participante de ella desde mayo de 2018, el partido se siente participativo de la coalición y estamos mirando todo el período de gobierno como horizonte”. “En cuanto al alejamiento de Ernesto Talvi de la Cancillería, fue un hecho inesperado naturalmente, pero los hechos están allí y no es del caso comentarlos”, expresó el expresidente. “Son decisiones trascendentes, pero que se han tomado en el plano que corresponde”.

El expresidente y Talvi están distanciados desde febrero. Si bien hoy en la interna del Partido Colorado buscan la forma de acercar a ambos líderes, todavía no hubo un acercamiento como tal. En Batllistas no cayó nada bien la forma y la decisión de Talvi de a tan solo cuatro meses de gobierno, renunciar a la Cancillería. Talvi que reflexiona sobre el futuro de su actividad política y que se tomó licencia del Senado hasta agosto, señaló públicamente que quiere adoptar “otro rol” en la coalición de gobierno, uno mucho más político. Las diferencias entre ambos sectores no es nueva, vienen de la campaña electoral del año pasado y se profundizaron cuando Talvi ganó en las internas.

Se necesitan al menos 350 funcionarios de arranque

El nuevo Ministerio de Ambiente que se crea con la ley de urgente consideración (LUC) requiere de 350 funcionarios para comenzar a trabajar. Al menos 50 de ellos dependerán de la Dirección General de Secretaría. Para concretar la nueva secretaría de Estado, se reubicarán funcionarios que hoy se encuentran en la órbita de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) que depende del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Aún no está claro dónde estará ubicado el ministerio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados