LA DEFINICIÓN DEL DESAFUERO

Cabildo Abierto reacciona para proteger a Manini Ríos y blancos apelan a la unidad

Los blancos pretenden alcanzar una posición unitaria dentro del partido, pero al mismo tiempo en el seno de la coalición de gobierno.

Guido Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé
En Cabildo Abierto ya comenzaron a pronunciarse por no votar el desafuero. Foto: Leonardo Mainé

La coalición multicolor necesita tiempo. Tiempo para que Cabildo Abierto resuelva qué quiere hacer con el pedido de desafuero para su líder, el senador Guido Manini Ríos. Tiempo para unificar una postura como bancada blanca. Tiempo para intentar convencer a los colorados de votar unidos entre los partidos que integran la coalición de gobierno.

En definitiva, los blancos quieren tiempo para negociar internamente y evitar que una decisión apresurada les pueda generar costos políticos dentro de la coalición de gobierno. Es que el Partido Nacional -y también Cabildo Abierto- tienen presente que la posibilidad de que Manini Ríos resulte imputado tras la investigación judicial que tiene arriba de la mesa, existe.

Y Manini Ríos no es un senador más. Es el líder de un partido debutante en el sistema político nacional, donde sus dirigentes y militantes responden exclusivamente a las movidas de su líder. Sin su conductor en el terreno de juego, “la barra” puede presionar para una salida de la coalición de gobierno, desajustando todos los planes de los blancos.

Por eso los nacionalistas, entendieron que tienen que tener un sentido de responsabilidad -ese es el concepto usado- para cuidar los equilibrios dentro de la coalición.

En esa línea, ayer a la mañana los senadores del Partido Nacional se reunieron con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en la residencia de Suárez y Reyes. Allí coincidieron en que necesitan tiempo. Y resolvieron que en la comisión de Constitución y Legislación del Senado pedirán posponer la definición sobre el pedido de desafuero a Manini Ríos.

No hay una fecha. Pero entre los dirigentes blancos entienden que no habrá una resolución hasta pasadas las elecciones departamentales del domingo 27 de setiembre. El primer mojón en ese camino que quieren los blancos es que Cabildo Abierto defina una posición unitaria como partido.

En ese sentido, ya le hicieron saber a los cabildantes su molestia con declaraciones públicas a favor del desafuero. Incluso, les comentaron que si su líder insiste con que él quiere que voten su desafuero complica una salida de este “embrollo político”.

Por eso en las últimas horas ya se dieron movidas políticas desde Cabildo Abierto para que no se vote el desafuero de su líder.

Gloria Rodríguez, Sergio Botana, Sergio Abreu y Jorge Gandini, saliendo de la residencia de Suárez y Reyes tras reunirse con Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores
Gloria Rodríguez, Sergio Botana, Sergio Abreu y Jorge Gandini, saliendo de la residencia de Suárez y Reyes tras reunirse con Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores

El senador Manini Ríos maneja sus movimientos en suma reserva. Su accionar tiene aún rasgos de una estructura militar, donde se respetan los mandos. Por eso el excomandante en jefe del Ejército le pidió a cada uno de los cabildantes, con los que tuvo contacto en el último tiempo, que eviten hacer declaraciones sobre el tema.

De todos modos, fuera de los micrófonos, algunos dirigentes de Cabildo Abierto que están en las negociaciones dentro de la coalición multicolor, informaron a El País que se trabaja en una salida del tema. Pero eso no ocurrirá en el corto plazo, como el Frente Amplio presiona para que ocurra.

El presidente Lacalle Pou les pidió la opinión a sus senadores. Evitó dar la suya. Pero sí les recordó una frase repetida en la pasada campaña. Que los blancos tienen que tener una responsabilidad partidaria más amplia dentro de la coalición, por ser quienes la lideran. Y en ese sentido conversaron sobre el “bien superior de preservar” el mandato que la ciudadanía les dio para formar gobierno.

Con esas directivas los legisladores blancos trabajarán para alcanzar una posición de consenso, dejar que Manini Ríos defienda la necesidad de limpiar “su honor”, argumentando que cuando estuvo al frente del Ejército -en el gobierno pasado de Tabaré Vázquez- actuó ajustado a la norma durante el Tribunal de Honor de José "Nino" Gavazzo.

Si las negociaciones avanzan de acuerdo a lo que esperan los blancos, no estarán los votos para que se le quiten los fueros a Manini, una postura que la coalición multicolor defenderá con argumentos jurídicos, pero que en la interna defenderá con argumentos políticos. La decisión de preservar la unidad en la interna de la coalición de gobierno, es el principal.

En paralelo los blancos buscarán que se avance en la investigación sobre todas las actas de los Tribunales de Honor. Allí, blancos y colorados entienden que los gobiernos del Frente Amplio ocultaron información.

El presidente Lacalle, en la conversación con los senadores dijo que es central que se dé la “máxima transparencia” en el proceso.

La solicitud de desafuero de Manini Ríos fue tramitada en noviembre del año pasado por el fiscal del caso, Rodrigo Morosoli, por la actuación del líder de Cabildo Abierto como comandante del Ejército ante una confesión realizada por Gavazzo ante el Tribunal de Honor. Allí reconoció que había hecho desaparecer el cuerpo del militante tupamaro Roberto Gomensoro en el río Negro en 1973. En abril el senador solicitó que todos los legisladores votaran para que pudieran levantarle los fueros parlamentarios y solicitó que se hiciera “a la mayor brevedad posible”.

Guillermo Domenech no vota el desafuero
Guillermo Domenech. Foto: Leonardo Mainé

“Yo no pretendo darle normas a otros grupos políticos”. Así respondió el martes pasado el senador de Cabildo Abierto, Guillermo Domenech, ante la pregunta de si le parecía inconveniente que el sector colorado Ciudadanos adelantase a través de un comunicado que sí está dispuesto a votar el desafuero de su líder Guido Manini Ríos.

El legislador viene repitiendo que no adelantaría de forma pública su voto sobre el tema a través de los medios de prensa. Que sí lo haría en la comisión del Senado, por “respeto” -esa fue la palabra que usó- a sus colegas legisladores. Sin embargo la presión que el Partido Nacional realizó posponiendo la decisión para que los cabildantes unifiquen su posición llevó a que Domenech cambien su postura y adelantase su voto.

Lo hizo en el semanario La Mañana, que es dirigido por el hermano del líder de Cabildo, Hugo Manini Ríos. “Estuve hasta ahora estudiando el caso y reservando mi opinión para el ámbito apropiado que es la comisión de Constitución. Debo decir que en virtud de las sucesivas postergaciones y el estado público que ha tomado el asunto, que lamentablemente se ha politizado y partidizado, desnaturalizando el procedimiento, creo que es importante marcar posición y no hacer más lugar a especulaciones”, explicó el senador de Cabildo Abierto.

En esa línea dejó en claro lo que él había comentado de forma extraoficial a los legisladores blancos, y que es contrario a lo que de forma pública pidió su líder. “No voy a votar el desafuero porque considero que no hay ningún mérito para ello y la responsabilidad por omisión, en todo caso, correspondería al mando civil superior. Es mi firme posición, según mi leal saber y entender, tras haber estudiado detenidamente las evidencias”, declaró Domenech.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados