Publicidad

La situación de Luis Suárez y Gremio: el tratamiento preventivo no da resultado; quedan dos alternativas

El Pistolero fue anunciado como titular este martes, pero sintió dolores en el calentamiento y no tuvo minutos contra Bahía por la Copa de Brasil.

Compartir esta noticia
Luis Suárez es la estrella del Gremio de Porto Alegre.
Luis Suárez es la estrella del Gremio de Porto Alegre.
Foto: Gremio.

Da la sensación que la situación deLuis Suárezy Gremio está llegando a un embudo, donde las alternativas son cada vez más acotadas. Este martes por la noche el Pistolero fue anunciado como titular en el tricolor gaúcho para jugar en Bahía por la ida de los cuartos de final de la Copa de Brasil en Salvador de Bahía (1-1), pero minutos antes de empezar el partido el jugador sintió nuevamente molestias y finalmente no saltó al campo de juego. Ni como titular, ni desde el banco de suplentes.

Suárez quiere viajar a España para que Ramón Cugat, su médico de cabecera, lo analice y empiece un tratamiento de largo aliento que lo dejaría varios meses afuera de las canchas. Por otro lado, Gremio busca que el atacante se quede en Brasil lo máximo posible, y así poder utilizar al jugador la mayor cantidad de partidos.

Para eso, el club inició lo que se llama tratamiento preventivo, que no es otra cosa que darle medicación al jugador, que en muchas ocasiones es muy fuerte, lo que genera que pueda soportar la exigencia de un partido, pero que cuando se acaba el efecto el dolor es mayor aún. Así se pudo observar con notoriedad la renguera que acusó el futbolista posterior al primer partido con Bahía en el marco del Brasileirao, donde Gremio ganó 2-1 para afirmarse en el segundo lugar del certamen. Ovación pudo confirmar este miércoles con fuentes allegadas al futbolista que este camino no le está dando resultado, porque los dolores persisten y son cada vez más molestos.

Sin considerar del todo la gravedad de la situación, Gremio quiere que Suárez siga jugando. De hecho, además de buscar utilizarlo este martes —algo que finalmente no se concretó—, el club quiere que Suárez juegue al menos los próximos dos partidos por el Brasileirao (Botafogo y Corinthians) y la vuelta contra Bahía, en Porto Alegre.

Las dos alternativas para el Pistolero

Con este panorama, debido a los continuos dolores que está sintiendo el goleador histórico de la selección uruguaya y a que el tratamiento preventivo no está teniendo el efecto esperado, se aguarda que Suárez tome una determinación importante en los próximos días, según pudo saber Ovación.

El camino más probable es que Suárez, en coordinación con su médico, opte por hacerse una reconstrucción del cartílago en su rodilla derecha. Esta decisión implicaría que el Pistolero pase varios meses afuera de las canchas. En este caso se trata de una intervención que también tendría sus riesgos, pues nada asegura que quede al 100%. Aunque hay que tener en cuenta que se lo haría con profesionales de primer nivel en el mundo.

La otra posibilidad que se maneja es que Suárez se realice lo que se conoce como un tratamiento con factores de crecimiento, pero el jugador en algún momento de su carrera ya lo utilizó y solo sería un parche para tapar la cicatriz de los continuos dolores y dificultades de su rodilla.

En este caso se trata de lo que se conoce médicamente como el uso de Plasma Rico en Plaquetas (PRP), que en ocasiones tiene un eficaz resultado en el tratamiento de la artrosis de grandes articulaciones, con una mejora significativa en el dolor. El PRP se obtiene a partir de la propia sangre del paciente y se procesa para concentrar las plaquetas y los factores de crecimiento que se cree que tienen propiedades reparadoras y regenerativas en los tejidos. El tratamiento de la artrosis de rodilla con PRP consiste en la inyección del PRP en la articulación de la rodilla pudiendo ayudar a reducir el dolor y la inflamación, mejorar la función de la rodilla, estimular la regeneración del cartílago y retrasar o incluso evitar la necesidad de una cirugía.

Todo esto que le está pasando a Suárez es muy similar a lo que le sucedió al exfutbolista Diego Riolfo, quien finalmente tomó la decisión de retirarse a los 32 años. "Entrenaba y jugaba medicado y no me importaba qué partido era. Yo quería jugar. Pero nadie sabe lo que te duele físicamente y lo que te duele emocionalmente llevar la semana con dolor. Lo mío no tenía arreglo. Hoy en el día a día sigo con dolor y no puedo hacer nada de deporte, me duele hasta pegarle a una pelota para jugar con mi hijo", explicó Riolfo a Ovación.

Desde el ámbito de Luis Suárez le trasladaron a Ovación que el jugador debe pensar bien qué camino seguir, porque no solo está en juego el futuro en los últimos tiempos de su carrera profesional, sino también el futuro relacionado a lo que se vendrá después del retiro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Luis SuarezgremioDiego Riolfo

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad