LA PANDEMIA DEL COVID-19

En varios países endurecen las medidas contra el coronavirus

El coronavirus sigue avanzando, aunque en algunos países aparecen señales de que la pandemia comienza a ceder, como en China.

Calles vacías en Nueva York por el coronavirus. Foto: Reuters
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, instó a extender a todo el país las medidas de confinamiento obligatorias. Foto: Reuters

El número de casos en el mundo de COVID-19 llegó ayer lunes a los 334.981, mientras que los fallecimientos totalizan 14.652 desde el inicio de una epidemia que empezó en China a fines de 2019 y que hace unas semanas se convirtió en pandemia. En las últimas 24 horas se experimentó un ascenso de cerca de 40.000 casos reportados a la OMS y de 1.750 muertes. Tales los números fríos de esta pesadilla que recorre todo el globo.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo ayer lunes que prácticamente todos los países han sido alcanzados por el coronavirus.

Si bien China se mantiene como el país con más afectados, con 81.600 casos, es en Italia donde la pandemia está mostrando lo peor. Es así que los países del mundo intentan desesperadamente evitar en sus territorios una tragedia como la italiana y refuerzan las medidas para frenar la pandemia, comenzando por el confinamiento, que ya afecta a 1.700 millones de personas (70 millones solo en India), e incrementando la búsqueda de tratamientos o vacunas.

La pandemia “se acelera” de manera “desgarradora”, pero se puede “cambiar su trayectoria”, dijo ayer lunes la OMS, que preconiza los diagnósticos y las cuarentenas.

En Estados Unidos, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, instó a extender a todo el país las medidas de confinamiento obligatorias adoptadas en los Estados más afectados, pero el presidente Donald Trump se desmarcó manifestando sus dudas sobre el efecto de las restricciones y su impacto en la economía. “No podemos permitir que el remedio sea peor que el problema”, tuiteó.

La presión crece para aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos para julio. Ayer el primer ministro japonés, Shinzo Abe, reconoció que su aplazamiento parece “inevitable”.

Esta crisis sanitaria será larga, pues una vacuna, según los grandes grupos farmacéuticos, no estará disponible antes de 12-18 meses.

La epidemia sigue imparable en España, el segundo país más afectado en Europa por la COVID-19 después de Italia, donde el número de muertos ya supera los 2.000. De ese total, 462 se registraron en las últimas 24 horas, el día más mortífero desde que comienzo la epidemia.

“Parece que se va suavizando progresivamente el incremento de casos que observamos cada día. Sin embargo, todavía no tenemos certeza de haber llegado al pico”, dijo el director de emergencias sanitarias Fernando Simón, esperando alcanzar este punto esta semana.

Actualmente no hay tratamiento contra el virus, pero las iniciativas para encontrar un remedio se aceleran. Un ensayo clínico europeo, bautizado Discovery, se inició el domingo en siete países europeos para testar cuatro tratamientos experimentales.

Mientras tanto, el remedio más eficaz parece ser lavarse las manos con agua y jabón y mantener la distancia con los demás.

En China, para prevenir una segunda oleada de contagios por casos “importados” (39 el lunes), los pasajeros de vuelos internacionales con destino a Pekín tendrán que hacer una escala previa en otra ciudad china para someterse a exámenes.

Más radical, Hong Kong va a prohibir a partir del miércoles la entrada al territorio a los no residentes procedentes del extranjero.

El Reino Unido prepara un proyecto de ley sobre poderes extraordinarios para luchar contra el coronavirus. El primer ministro británico, Boris Johnson, ordenó el confinamiento obligatorio de los británicos en sus hogares durante al menos tres semanas para tratar de frenar la expansión del nuevo coronavirus.

El Reino Unido prepara un proyecto de ley sobre poderes extraordinarios para luchar contra el coronavirus. Foto:Archivo
El Reino Unido prepara un proyecto de ley sobre poderes extraordinarios para luchar contra el coronavirus. Foto:Archivo

En América Latina, donde hay 4.900 infectados y 65 muertos, muchos países impusieron severas restricciones a la circulación y México anunció el cierre a partir ayer lunes de museos, teatros, cines y zonas arqueológicas.

Uruguay y Brasil acordaron cerrar sus pasos terrestres durante al menos 30 días y Chile empezó a aplicar toque de queda nocturno, sumándose a medidas similares en Bolivia, Perú y Ecuador, donde el domingo se registró el mayor aumentó diario de contagios, con un total de 14 fallecidos.

Bolivia, Argentina, El Salvador y Paraguay optaron por su parte por la cuarentena total.

En todo el mundo, turistas intentan regresar a su país de origen. Foto: Archivo
En todo el mundo, turistas intentan regresar a su país de origen. Foto: Archivo

En Italia, la situación es tan crítica que la policía de Bérgamo, la ciudad del norte italiano particularmente afectada por el coronavirus, decidió ayudar a los enfermos redistribuyendo botellas de oxígeno de los que no sobrevivieron.

Los hospitales del departamento de Bérgamo (Lombardía), la región más afectada de Italia con más de 6.000 casos, están abarrotados y sufren una falta alarmante de botellas de oxígeno. Entre el domingo y el lunes, la policía anunció que había recuperado “más de 250 botellas de oxígeno en los domicilios de personas fallecidas en los últimos días, o en farmacias”. Las botellas fueron rellenadas y entregadas en el domicilio de 250 enfermos.

Más de 6.000 personas han muerto en todo el país por coronavirus desde el anuncio de la primera víctima hace un mes. Pero una luz parece que se vislumbra al final de túnel. Italia registró ayer lunes una segunda caída consecutiva de muertos y nuevos infectados.

“Todavía no es el momento de cantar victoria, pero vemos una luz al final del túnel”, comentó con una tímida sonrisa Giulio Gallera, responsable de Salud de Lombardía.

Hasta ayer lunes, los nuevos infectados en Italia fueron 4.789, frente a los 6.557 del sábado. Y el número de muertos se elevó a 601, con lo que el total llegó ayer a 6.077 desde el inicio de la epidemia.

“Vivimos días cruciales. Cuidado con no bajar la guardia”, advirtió por su parte el ministro de Salud Roberto Speranza.

Para aumentar las posibilidades del país de salir más rápido de la pandemia, el gobierno amplió las medidas de confinamiento, ordenando parar toda la industria de producción no esencial y prohibiendo a los italianos desplazarse de una localidad a otra, salvo “urgencia absoluta” o “motivos de salud”.

El objetivo es detener al máximo la circulación de personas y evitar lo que sucedió el fin de semana del 7 y 8 de marzo tras la orden que puso en cuarentena a 15 millones de habitantes del norte. Entonces, miles de personas que trabajan en el norte se precipitaron a aeropuertos y estaciones de buses y trenes para reunirse con familiares en ciudades del sur del país, contribuyendo a la propagación del virus.

La situación en Cuba

Cuba, con fronteras cerradas parcialmente, aislará a partir de hoy martes en hoteles y hospedajes a unos 32.000 visitantes extranjeros, como prevención por el Covid-19, mientras aguardan un vuelo de retorno a sus países, informó ayer lunes el primer ministro Manuel Marrero. “Todos los turistas que aún permanecen en los hoteles, se encuentran en condición de aislamiento (...) no pueden salir de los hoteles. Persona que veamos en la calle, se tomarán las medidas para que retorne a su hotel”, dijo Marrero a la televisión estatal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados