ESTADOS UNIDOS

Donald Trump: “La cura no puede ser peor que el problema”

El presidente dijo que procurará que la pandemia por el Covid-19 no genere un daño duradero en la economía de su país.

Trump se refiere a la pandemia como el “virus chino”; para el régimen comunista de Pekín es una expresión “xenófoba”. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP

El presidente Donald Trump dijo ayer lunes que no permitirá que el coronavirus genere un daño duradero en la economía de Estados Unidos y que analizará cómo avanzar en este sentido la próxima semana después del término del periodo de 15 días para evitar la propagación de la enfermedad.

Estados Unidos estará nuevamente, y pronto, abierto a los negocios”, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, en la que añadió: “No somos va a dejar que se convierta en un problema financiero duradero”.

Más temprano el presidente se había expresado en Twitter en el mismo sentido.

“NO PODEMOS PERMITIR QUE LA CURA SEA PEOR QUE EL PROBLEMA. AL FINAL DEL PERÍODO DE 15 DÍAS, TOMAREMOS UNA DECISIÓN SOBRE HACIA DÓNDE QUEREMOS IR”, escribió Trump.

El periodo de 15 días al que se refiere empezó el pasado lunes, y culmina el martes de la semana próxima.

Trump también retuiteó este lunes varios llamados a un cambio rápido de estrategia. “15 días. Luego aislamos a los grupos de alto riesgo y el resto volvemos a trabajar antes de que se termine para todos!!”, decía uno, retuiteado en la cuenta de Trump.

Freno en el Senado.

En tanto, el Senado no se puso de acuerdo ayer lunes en un enorme plan de estímulo para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

El proyecto de ley busca movilizar hasta cerca de 2 billones de dólares. Su adopción en el Senado ha fracasado, mientras siguen las negociaciones entre la mayoría republicana y la minoría demócrata. La votación de este lunes, que habría permitido una rápida aprobación del texto, obtuvo 49 de los 60 votos necesarios.

Este proyecto de ayuda todavía debe pasar por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, antes de ser promulgado por el presidente Donald Trump.

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, negocia directamente en el Congreso con los líderes demócratas y republicanos para que se apruebe ese plan de estímulo económico.

Esas ayudas son claves para la economía estadounidense, que está ya probablemente en recesión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados