ENTREVISTA

Carolina Cosse: "Es prematuro discutir el proyecto del tren ahora"

"Si por Avenida Italia pasa un tren, consolida una línea divisoria entre el sur y el norte", dijo la candidata a la IMM por el Frente Amplio. 

Carolina Cosse, candidata a la Intendencia de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé.
Carolina Cosse, candidata a la Intendencia de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé.

Esta semana le respondió a la candidata de la coalición multicolor a la comuna capitalina, Laura Raffo, que “se necesita varias vidas para lograr que hable mal de un compañero del Frente Amplio”. En esta entrevista con El País la ingeniera no habla mal de nadie, presenta los ejes de su programa y plantea sus diferencias con las propuestas de Álvaro Villar y Daniel Martínez, y con la forma de gestión de la actual administración departamental.

-Si gana la elección departamental, ¿cuál será la medida o la obra con la que le gustaría comenzar su gobierno?

-Lo primero que voy a hacer si gano la Intendencia no es anunciar una obra, sino volver a todos los barrios que estoy recorriendo para desde la institucionalidad encarar con los municipios todos los proyectos que Montevideo necesita, porque quedan cosas por mejorar, pero sobre todo para proyectarse al futuro.

-¿No hay ninguna obra que proyecte como seña de su administración?

-Nuestro programa es muy rico. Toca todos los temas y yo pongo tres ejes muy claros: limpieza, dentro del marco del medio ambiente, movilidad y trabajo. Y dos ejes transversales que son innovación y cultura. Proponemos una forma de trabajar basada en evidencia.

-¿Lo que propone en definitiva es otra forma de gestión?

-Sí, lo que estoy planteando es un gobierno abierto. Hay cosas que no son grandes inversiones, pero que pueden tener un alto impacto. Por ejemplo, para todos los comercios pequeños es un dolor de cabeza tener los trámites separados. Orientar la gestión digital a los comercios es algo para lo que la Intendencia y Uruguay están preparados y que tendría un impacto en la vida de los comercios muy fuerte.

-¿Eso implica una reestructura de la Intendencia?

-No, eso implica cercanía y una estrategia digital 100%. Otro ejemplo: el Centro de Movilidad tiene un sistema con información de tránsito (cantidad de autos y buses, horarios) para sincronizar los semáforos, pero no tiene qué bus es el que está pasando por tal lugar. Eso está en otro sistema: el Sistema de Transporte Metropolitano. Y hay otro sistema más, el de las cámaras para las multas, que también recoge una cantidad de información, como promedios de velocidad. Esos tres sistemas no se están hablando entre sí. Hay que hacer una consolidación de datos para tener todo el mapa de la movilidad y eso nos va a permitir solidez para que no haya una parada a diez cuadras de nadie, para que el promedio del recorrido sea de media hora y no de 46 minutos. El encare diferente es muy importante porque va más allá de poner un parche, va más allá de un proyecto. Es una forma de gobernar. Y proyectos van a aparecer. En noviembre se va a inaugurar la Unidad Agroalimentaria de Montevideo, que es una cosa maravillosa. Tiene una potencia metropolitana impresionante y va a generar mucho más de lo que nos imaginamos ahora.

Tras el derrumbe del viejo edificio, Cosse anunció que Antel encararía la obra en el lugar. Foto: F. Ponzetto
El Antel Arena tuvo su apertura en 2018. Foto: Fernando Ponzetto

-Álvaro Villar propone tren, tranvía y metrobús, y Daniel Martínez, grandes obras por US$ 250 millones. Usted parece ir por otro camino, que es el de mejorar la gestión. ¿Esto es así?

-Vamos a hacer lo que esté en el programa y cada uno propone un camino para hacerlo. Hay que ser realistas y la realidad del Uruguay está compleja y va a estar más compleja en términos sociales, económicos, culturales y hasta afectivos. Tenemos que ver lo que tenemos y darle otro encare para que tenga más potencia. Primero entender la realidad, saber lo que la gente quiere. La gente quiere llegar más rápido a su casa, poder transitar por la vereda, que la parada no le quede a diez cuadras, tener luz en la ciudad. Para hacer eso uno puede salir a hacer una lista de mandados o tener un encare estratégico basado en la realidad, y para eso el mundo digital es un aliado impresionante, al punto que hoy ya no es importante que sepas cómo ir sino cómo te conviene ir a un lugar. Y eso implica aplicación de inteligencia artificial. Te doy otro ejemplo sobre limpieza e inteligencia artificial. Es posible, y no estoy hablando de una enorme obra de infraestructura, porque es perfectamente realizable, generar un sistema de cámaras para detectar automáticamente cuándo un contenedor está desbordado. Eso puede disparar el envío de una brigada enseguida y ahí estamos generando trabajo. Por ahí son brigadas barriales.

-¿Una cámara por contenedor?

-Hay que empezar. Donde haya una cámara vemos qué contenedores tenemos a la vista.

-¿Qué le parece la propuesta del tren, una idea que candidatos del Frente Amplio vienen proponiendo hace varias campañas pero que no han logrado concretar y que Villar trae otra vez?

-Los inversores que plantean esto me habían hecho una presentación personal antes de la pandemia, entonces convoqué al presidente de la Cámara de Transporte (Juan Salgado) y a (Yamandú) Orsi (único candidato del Frente Amplio en Canelones) porque me parecía que era de corte metropolitano. Acá la discusión no es si ese proyecto sí o ese proyecto no. Acá lo que tenemos que saber es qué impactos tendría, qué beneficios tendría, cómo hacemos para que eso no consolide una división de avenida Italia al norte y avenida Italia al sur, porque si por ahí pasa un tren eléctrico se consolida una línea divisoria. Si soy intendenta no voy a gobernar por proyectos; voy a gobernar por objetivos, y el objetivo es que la gente llegue en menos tiempo a su casa.

-Para llegar a ese objetivo existen instrumentos, como los trenes.

-Si tengo tres sistemas separados, si no tengo toda la información junta, si a la enorme cantidad de ceros y unos que tengo no les aplico técnicas de analítica e inteligencia artificial, voy a estar gestionando al estilo siglo XX y estamos en condiciones de gestionar al estilo siglo XXI.

-¿Hoy no puede acceder a esos datos para hacer el análisis y definir si el tren sirve o no?

-No, son la base de los sistemas. Se tienen que consolidar en la Intendencia y me parece que tendrían que ser públicos. Cuando digo gobierno abierto, digo gobierno de datos abiertos de movilidad, y si uno hace públicos esos datos la comunidad del software por ejemplo los empieza a usar y empiezan a aparecer productos y mapas que me ayudan a mí. No es discutir si el tren sí o el tren no, o el túnel sí o el túnel no. Es cómo se mueve Montevideo y qué herramientas voy a tener para saber cómo van a impactar las cosas.

-Alejandro Sánchez (diputado del MPP) dice que el plan de movilidad de Villar “genera trabajo en plena crisis y acorta los tiempos de traslados de cientos de trabajadores”.

-Está bien, pero es prematuro discutir el proyecto, no es el momento adecuado porque no tenemos los datos de la realidad suficientes para discutirlo. Soy la hincha número uno de las obras. Estoy obsesionada con generar trabajo en Montevideo y si puede haber obra pública, bárbaro. Y si no, voy a hacer todo lo posible para que haya inversión privada. Para que haya inversión privada tengo que dar la seguridad de que los proyectos van a tener retorno y para eso tengo que tener la información de cómo se mueve Montevideo.

Cosse, Martínez y Villar, los candidatos del FA a la IMM. Foto: @cossecarolina
Cosse, Martínez y Villar, los candidatos del FA a la IMM. Foto: @cossecarolina

-Hablando de obras, Búsqueda informó que el Antel Arena generó en su primer año menos de la mitad de los ingresos que había previsto en su plan de negocios y que los gastos fueron muy superiores a lo proyectado. ¿Qué autocrítica hace?

-No hago ninguna autocrítica porque el Antel Arena es un orgullo nacional, es un proyecto exitoso o lo era hasta ahora. Roza la caricatura discutir este tema: es como discutir el estadio Centenario. Donde está el Antel Arena siempre hubo un estadio cerrado que se incendió y se destruyó. Ahora hay una cosa maravillosa con impacto en Uruguay y el barrio y alineada con la estrategia más moderna de las empresas de comunicación en el mundo.

-¿Cuestiona que sean ciertos los datos?

-Sobre los ingresos operativos no tengo idea porque el primer año fue el 2019 y ya no era presidenta de Antel. Lo que sé es que en el primer año hubo más de 500.000 espectadores, lo que para un arena que empieza es un éxito impresionante.

-¿Qué rol jugará Adeom en su gestión?

-El rol se lo asigno a todos los trabajadores y las trabajadoras. Siempre estaré en una actitud de diálogo. Yo no voy a ser el problema en el diálogo. Tenemos que tener una hoja de ruta y los trabajadores de la Intendencia tienen que estar informados de los planes. Muchas veces se generan tensiones porque no hay una buena comunicación sobre el plan estratégico.

-Martínez propone formar una comisión para aceitar el vínculo con Adeom y Villar dice que podrán llamarlo por teléfono aunque sean las 3 de la madrugada. ¿Cómo sería su vínculo con el gremio?

-Como ha sido con sindicatos muy grande desde que tengo experiencia de gobierno. No tuve ningún conflicto en Antel en los cinco años que la presidí, y como ministra tomé casos complejos, a pedido de empresarios y sindicatos, y los resolvimos. Siempre mi actitud es de diálogo, disponibilidad, claridad y de marcarnos una hoja de ruta. Si queremos resolver todo el primer día no vamos a poder.

-¿Por qué perdió el Frente Amplio el gobierno nacional?

-Muchas personas recién se están dando cuenta de lo que significó la derrota del Frente Amplio para sus vidas y eso es muy doloroso. Eso nos da más elementos para hacer la autocrítica, que no puede ser una herida. Yo soy ingeniera, estoy muy acostumbrada a hacer autocrítica. Cuando un colectivo encara una autocrítica lo tiene que hacer con mucha participación y no para lastimarse, no para buscar un culpable. No hubo un solo motivo. Quizá confundimos la acción de gobierno con la acción política.

-¿Faltó presencia del Frente Amplio?

-No solo presencia. Es quizás más actividad, más reflexión, más participación. También creo que nuestros gobiernos, que cambiaron el Uruguay, hicieron cosas muy bien, fueron honestos, pero a veces te matás haciendo algo y no lo contás. Estábamos tan ocupados en hacer que descuidamos la comunicación.

-Entonces cuando Lucía Topolansky y Mauricio Rosencof critican al actual gobierno por ser una agencia de publicidad están cuestionando a los otros por lo mismo que el Frente Amplio no hizo bien cuando fue gobierno.

-Una cosa es que el gobierno tenga buena comunicación, y eso me parece muy bien, y otra es que la política se transforme en publicidad. La política es mucho más que marketing.

“Pongo yo la ventanilla de innovación”

-Cómo será la inversión en innovación?

-Pienso usar la tecnología al derecho y al revés y abrir una ventanilla de innovación. Poner todos los problemas de Montevideo sobre la mesa y generar proyectos con empresas en urbanismo, cultura, software. Todo el tiempo todos los actores me plantean problemas y lo primero que se me ocurre es esto lo resuelve un proyecto de la ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación).

-¿Cómo se hace con una ANII que puede estar debilitada en recursos?

-Pongo yo la ventanilla de innovación. Es de las mejores obras públicas que puedes hacer porque hay grandes problemas y un cúmulo de pequeños temas que necesitan valor agregado, especialización, innovación. Ayer hablando con Cambadu (Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay) se nos ocurrieron cuatro o cinco cosas que son proyectos de innovación, de los más diversos: del área de diseño, de la cultura. Como ministra lo hice todo el tiempo. Todos los fondos que daba el ministerio eran no reembolsables. Financiamos cientos de proyectos. Sé que son cifras muy modestas, pero tienen impacto alto y además tengo los problemas, tengo a Montevideo, la realidad, que es lo que buscan los emprendedores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados