CATAR 2022

Todo lo que pasó en los partidos Uruguay-Argentina por las eliminatorias

Del partido "amistoso" a los insultos de Maradona, cada encuentro tiene su historia

Uruguay Argentina
Alvaro Recoba ante Juan Sebastián Verón en el partido de 2001.

El clásico rioplatense es el partido de selecciones más antiguo del mundo fuera de las islas Británicas, pero por eliminatorias para la Copa del Mundo recién comenzaron a jugar en 1997, ya que hasta entonces siempre les tocó en grupos diferentes. Pese a eso, esta corta historia de Uruguay-Argentina está llena de episodios muy comentados.

Imposible olvidar el tono de virtual amistoso del encuentro jugado en el Estadio Centenario en 2001, un empate con los celestes a punto de embarcar rumbo a Australia para el primer repechaje intercontinental. Tampoco la descarga de gruesos epítetos de Diego Maradona hacia los periodistas después de ganar en Montevideo en 2009, una noche que para los uruguayos fue la del incidente que dejó al Cebolla Rodríguez fuera de Sudáfrica 2010.

Gol del Cebolla Rodríguez a Argentina
Gol del Cebolla Rodríguez a Argentina en 2013

En el repaso hubo de todo, salvo triunfos celestes en Argentina. Vencer en la otra orilla siempre le resultó difícil a ambos, incluso en amistosos. Los argentinos lograron con la de 2009 su primera victoria por una competencia oficial en Montevideo ante el dueño de casa. Los uruguayos derrotaron a sus rivales dos veces en Buenos Aires, pero fue por la Copa América, la última con aquel recordado gol de Antonio Alzamendi en el estadio Monumental.

En resumen, se enfrentaron 12 veces por las eliminatorias, con seis triunfos albicelestes, dos victorias celestes y cuatro empates. Jugando en Argentina, se impusieron siempre los locales, salvo en 1997, cuando terminó 0 a 0.

El primer partido también fue un empate sin goles, una noche de mucho calor en enero de 1997 en el Centenario. Uruguay era dirigido por Juan Ahuntchain, en tanto Daniel Passarella estaba al frente de Argentina. El encuentro resultó tenso pero los rivales no arriesgaron mucho: el cero parecía bueno para ambos. Las cosas marcharon después muy mal para los celestes, que llegaron a la revancha, en el penúltimo encuentro de la eliminatoria, prácticamente eliminados. Se empató sin goles en el Monumental, algo que en otras ocasiones podría ser positivo pero esa vez significó el adiós a Francia 98.

Volvieron a verse las caras rumbo a Corea Japón 2002 en el estadio de River en 2000. La curiosidad fue que Passarella entonces dirigía a Uruguay, lo cual lo convirtió en el centro del interés del periodismo argentino. Ganaron los albicelestes 2-1 con goles de Marcelo Gallardo y Gabriel Batistuta y descuento de Federico Magallanes. Uruguay reclamó un penal no sancionado sobre Álvaro Recoba.

La revancha fue el encuentro que cerró el calendario, el 14 de noviembre de 2001. Con el empate Uruguay aseguró su presencia en el repechaje luego ganado sobre Australia. Tras los goles de Darío Silva y Claudio López, ya no ocurrió nada más, salvo un intercambio de amistad rioplatense.

También se recuerda la intervención del Pato Celeste, cuya presencia en la cancha demoró el inicio del juego, algo conveniente para ir conociendo los resultados que se daban entre las otras selecciones. En especial, interesaba el que jugaban Paraguay y Colombia en Asunción. Los colombianos tenían que ganar por cinco goles de diferencia a un equipo guaraní ya clasificado: fue 4-0.

Para Alemania 2006, siempre en el Monumental, Argentina se impuso 4-2. Luis González, Luciano Figueroa en dos ocasiones y Javier Zanetti marcaron para el local, Cristian Rodríguez y Javier Chevantón para el visitante. Nuevamente el desquite fue en la fecha final. Con Argentina ya clasificada y Uruguay buscando otro repechaje contra Australia, fue triunfo celeste con gol de Recoba de taco. En la visita entró en el segundo tiempo un tal Lionel Messi, de quien se decía entonces tenía un inmenso futuro: fue su primera actuación en el Estadio Centenario y, al igual que su equipo, no hizo mucho.

Rumbo a Sudáfrica 2010 y ya con Óscar Tabárez al frente del seleccionado celeste, Argentina se impuso 2-1 en River con goles de Sergio Agüero y Messi, más descuento de Diego Lugano.

 Cuando se disputó la última fecha en el Centenario, ambos llegaban urgidos por los puntos necesarios para la clasificación. Salió un partido trabado, con pocas emociones. Messi ya fue titular, pero no logró destacarse, lo cual debe anotarse como algo poco común. Los argentinos ganaron casi por casualidad en los minutos finales gracias a un gol de Mario Bolatti. Ese resultado les significó la clasificación directa, mientras los uruguayos una vez más debían disputar el repechaje.

Lo más destacable, aunque no por lo bueno, ocurrió después. Todavía afectado por la derrota, el Cebolla Rodríguez le pegó a Gabriel Heinze tras una discusión de varios jugadores en el medio de la cancha. Fue expulsado y le dieron cuatro partidos: dos los descontó ante Costa Rica, pero le quedaron dos más, que debía cumplir en el Mundial. Todo indica que eso decidió a Tabárez a no llevarlo a Sudáfrica.

Mientras tanto, Diego Maradona, técnico de Argentina durante esa campaña llena de polémicas y con algunas derrotas pesadas en su mochila, expresó su euforia de una manera particular. “Al que no creía, a los que no creyeron, con el perdón de las damas, que la chupen, que la sigan chupando. Yo soy blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida. ¿Eh? ¿Ustedes me trataron como me trataron? Sigan mamando”, proclamó durante la conferencia de prensa, en referencia a algunos periodistas. “La tenés adentro”, le dijo en particular a “Toti” Pasman. “Se lo dedico a todo el pueblo argentino, y a mi familia, pero un sector no se lo merece porque me trataron como basura”, agregó.

Argentina logró en las eliminatorias para Brasil 2014 la victoria más amplia sobre Uruguay por este tipo de partidos: 3 a 0 en Mendoza. Otra vez Messi (dos veces, uno de ellos ejecutando un tiro libre por debajo de la barrera, que saltó), otra vez Agüero. Cuando se completó el calendario en octubre de 2013, los albicelestes ya estaban clasificados y los uruguayos tenían seguro un nuevo repechaje, por lo cual se dio un partido abierto, interesante, con cinco goles. Para Uruguay convirtieron Edinson Cavani, Luis Suárez y Cristian Rodríguez. Los dos goles argentinos fueron de Maxi Rodríguez, con el tiempo jugador de Peñarol. En cambio, no vino Messi.

En el camino a Rusia 2018, Argentina volvió a imponerse en Mendoza: 1-0 con gol de Messi en el primer tiempo. Al rato fue expulsado Paulo Dybala. Con superioridad numérica durante todo el período final, los celestes dominaron pero no pudieron convertir goles.

La revancha en Montevideo terminó sin goles. Esa vez, Uruguay venía mejor que Argentina en la tabla, pero el punto no era de despreciar. Los visitantes, Messi incluido, prefirieron tocar para los costados y no ocurrió nada más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error