LA PANDEMIA DEL COVID-19

En Brasilia realizan el primer testeo masivo por coronavirus a 100.000 personas

El procedimiento, que dura apenas minutos, se realiza sin que las personas bajen del vehículo. Basta un pinchazo en un dedo para colectar una muestra de sangre y determinar si hubo o hay contagio.

Fumigación de una favela en Río de Janeiro, la segunda ciudad más afectada por el nuevo coronavirus luego de San Pablo. Foto: AFP
Fumigación de una favela en Río de Janeiro, la segunda ciudad más afectada por el nuevo coronavirus luego de San Pablo. Foto: AFP

En la capital Brasilia se realizó ayer martes la primera prueba en masa para diagnosticar coronavirus en Brasil. En total, deben practicarse 100.000 pruebas hasta el viernes en cinco puntos de la capital brasileña, equivalente a 3,3% de la población del Distrito Federal (3 millones).

Cientos de personas acudieron en sus vehículos al estacionamiento del estadio de fútbol Mané Garrincha, uno de los cinco puntos designados y en donde se destinaron 5.000 pruebas rápidas para el primer día de operaciones.

El procedimiento, que dura apenas minutos, se realiza sin que las personas bajen del vehículo. Basta un pinchazo en un dedo para colectar una muestra de sangre y determinar si hubo o hay contagio.

Aquellos con síntomas debieron someterse también a medición de temperatura.

“Llegamos a tener más de 70% de aislamiento social, conseguimos aplanar nuestra curva de crecimiento del virus y ahora viene esa otra etapa que es muy importante, que es exámenes masivos”, dijo el gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha.

Brasil no destaca por el porcentaje de exámenes diagnósticos realizados. Especialistas estiman que las cifras son entre 12 y 15 veces inferiores al escenario real.

El gobernador Rocha dijo que esperan realizar hasta 450.000 pruebas (15% de la población) y que la información obtenida norteará la toma de decisiones en relación a la reapertura de actividades en el Distrito Federal, bajo una cuarentena parcial.

El presidente Jair Bolsonaro expresa constantemente su descontento con las medidas de distanciamiento social, e incluso destituyó la semana pasada a su ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta por divergencias sobre este punto.

Su nuevo ministro, el oncólogo Nelson Teich, afirma que ampliarán las pruebas de diagnóstico para evaluar una eventual salida de la cuarentena en Brasil.

San Pablo.

João Doria, gobernador de San Pablo, el estado brasileño más golpeado por el nuevo coronavirus, anunció la “reapertura gradual” de la economía una vez finalice, el 10 de mayo, la cuarentena vigente desde el pasado 24 de marzo.

La planificación para la reapertura gradual será divulgada hoy miércoles. En el estado de San Pablo viven unos 46 millones de personas.

“Todas las medidas estarán en línea con el Comité de Salud del Centro de Contingencia del Coronavirus. La ciencia continuará guiando nuestras acciones”, subrayó en su perfil oficial de Twitter.

Muestras de apoyo al presidente Bolsonaro, contrario a la cuarentena obligatoria. Foto: Reuters
Muestras de apoyo al presidente Bolsonaro, contrario a la cuarentena obligatoria. Foto: Reuters

No obstante, afirmó que es “fundamental” que la población permanezca en sus respectivas casas manteniendo el “índice de aislamiento social hasta el día 10 de mayo”.

El anuncio de Doria, defensor de las medidas de restricción de la movilidad para contener la expansión del patógeno, contrasta con la previsión del Ministerio de Salud, que espera el pico de la pandemia para mayo o junio.

Doria mantiene un duro enfrentamiento público con el presidente Bolsonaro, a raíz de las medidas de aislamiento social que rigen, con mayor o menor alcance, en la mayoría de los 27 estados del país.

Casos.

Brasil registró 166 nuevas muertes a causa del COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo cual los fallecidos ascienden a 2.741, mientras que el número de infectados llega a 43.079, informó ayer martes el Ministerio de Salud.

Los decesos por coronavirus subieron un 6,4% en las últimas 24 horas, en tanto que los casos confirmados registraron un crecimiento de un 6,1%.

La tasa de mortalidad por la enfermedad en el país igualmente tuvo un leve aumento, desde el 6,3% el lunes hasta el 6,4% registrado ayer martes.

De acuerdo al Ministerio de Salud, en total 22.991 personas ya se han recuperado del COVID-19, lo que supone un 56,7% de los infectados.

El virus abrió el diálogo en Venezuela
Maduro con barbijos por el coronavirus, pidió a Estados Unidos que levante las sanciones contra Venezuela por la pandemia. Foto: AFP

Aliados de Nicolás Maduro y Juan Guaidó han comenzado conversaciones exploratorias preocupados por el impacto que puede provocar el brote de coronavirus en Venezuela, dijeron fuentes de ambos bandos a la agencia Reuters.

Las conversaciones se producen justo cuando Maduro y Guaidó se muestran desafiantes al competir para ayudar a los venezolanos con la llegada del virus, convencidos ambos de que la pandemia contribuirá a la derrota de su contrario en una nación sumida en una crisis humanitaria.

Los contactos, que se han producido entre algunos miembros del grupo más cercano a Maduro y piezas claves en los principales partidos políticos opositores, surgen en momentos en que aumentan los contagios y se agudiza la escasez de combustible en una situación de hiperinflación. También por la búsqueda de supervivencia de un sector oficialista, dijeron las fuentes.

Guaidó negó el acercamiento. En Twitter dijo que “esta información es falsa. La alternativa democrática está unida en causa y solo existe un acuerdo posible para salvar a Venezuela: conformar Gobierno de Emergencia Nacional, sin narcos en Miraflores, que pueda acceder a la ayuda internacional que necesitamos”.

Pero las conversaciones exploratorias, que no tienen una agenda clara, muestran que los aliados de Maduro y Guaidó no están convencidos de que puedan vencer al otro en medio de la pandemia, el colapso de los precios del petróleo y las sanciones de Estados Unidos. “Hay dos extremos. Maduro y quienes creen que con el virus van a acabar con el liderazgo de Guaidó y los que del otro lado esperan que esta crisis logrará tirar a Maduro”, apuntó un diputado opositor a favor de las negociaciones. “Creo que hay que buscar soluciones”, dijo.

Reuters no pudo determinar cuándo comenzaron las conversaciones, dónde o cómo se están llevando a cabo, y cómo Maduro y Guaidó las ven. Siete fuentes de la oposición y el oficialismo confirmaron los acercamientos. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados