LLEGAN LOS ANÁLISIS "AUTOMAC"

Habilitan test de COVID-19 sin que el paciente baje del auto; gobierno espera hacer 200 al día

Son pruebas diagnósticas de coronavirus que los usuarios podrán realizarse desde su coche. La tecnología  será aplicada por el laboratorio ATGen, que tiene su sede en el LATU.

Un paciente se somete al examen dentro de su auto; la foto fue tomada este martes. El País
Un paciente se somete al examen dentro de su auto; la foto fue tomada este martes. El País

Puertas adentro le dicen “automac”, pero el gobierno tiene en sus planes presentarlo hoy como “drive-thru”. Se trata de pruebas diagnósticas de coronovirus que los usuarios podrán realizarse desde su coche. La tecnología será aplicada por el laboratorio ATGen, que tiene su sede en el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), y que ya viene haciendo test diagnóstico desde que la pandemia aterrizó en el país hace casi 15 días.

En la mañana de ayer el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, y técnicos de la cartera se presentaron en ATGen. Allí les explicaron cómo sería el procedimiento. Ya en horas de la tarde los diagnósticos “drive-thru” contaban con el beneplácito del Poder Ejecutivo, según confirmaron ayer a El País fuentes de la Torre Ejecutiva.

El martes ATGen hizo la primera prueba dentro del predio del LATU, donde se testaron 20 personas que pasaron con su coche al lado de un contenedor adaptado para la situación. El resultado fue satisfactorio y pidieron una reunión con las autoridades sanitarias del país. Otro testeo se hizo el miércoles y otro más en la tarde de ayer. La idea es que el servicio ya pueda estar disponible a partir de los primeros días de la semana que viene.

Sin embargo, hasta la tarde de ayer ATGen seguía trabajando en el diseño de una “agenda electrónica” que sirva para que no se generen aglomeraciones frente a los centros de toma de muestras, y que permita identificar a los usuarios que lleguen a hacerse la prueba.

El plan es que cada persona examinada sea identificada antes de llegar al contenedor por la chapa del vehículo que maneje o del que sea acompañante, y luego confirmar su identidad a través de un método que no implique el pasaje de un documento de mano en mano. Aunque aún no está definido, una posibilidad es la utilización de un código QR que le sería enviado al paciente a su teléfono celular antes de ir a hacerse el test para detectar COVID-19.  

“La clave de esto es que cada uno llegue a la hora correspondiente y que no se formen aglomeraciones, que no se generen cuellos de botella, por eso vamos a tener controles para que las personas sean puntuales”, dice Fabricio Sarlos de ATGen.

LATU. Foto: Archivo El País
El martes ATGen hizo la primera prueba dentro del predio del LATU. Foto: Archivo El País.

El plan entusiasma mucho al Poder Ejecutivo, porque son “plataformas móviles que pueden instalarse en cualquier lugar”, solo basta con mover el contenedor y trasladar a los técnicos correspondientes para hacer los exámenes. También sirve para no exponer tanto al personal de la salud a ir a la casa de posibles infectados, o a recibir en los hospitales grandes cantidades de personas a las que les sea recetado el test.

Por ahora piensan instalar dos o tres contenedores. En un principio, dice Sarlos, podrían hacer unos 50 diagnósticos por día, “para empezar despacio y poder corregir así algunos detalles”. Está confiado, igual, en que podrán pasar a 100 en forma rápida. En tanto, desde el Poder Ejecutivo advierten que la intención es que puedan atender a 200 por jornada. La cartera, por su parte, calcula que decenas de miles de pacientes deberán hacerse el test en los próximos meses.

Hay 1.000 kits diagnósticos que ya fueron donados para estos procedimientos en el marco de la campaña #NosCuidamosEntreTodos, que fue llevada adelante por un grupo de empresas y que logró recaudar días atrás US$ 2 millones.

Sobre qué prestadores van a utilizar este servicio, advierten que el plan es para todo el sistema y que el Ministerio de Salud Pública (MSP) será el que disponga para qué pacientes será utilizado.

Contradicción.

El gobierno sabe que este plan puede significar, para algunos, una contradicción. ¿Por qué? Mientras se le pide a la población que se mantenga dentro de sus casas, al mismo tiempo se les dice que salgan para hacerse el test. Por eso, al menos en un principio, el Poder Ejecutivo ve la posibilidad de implementar el “drive-thru” solo para trabajadores de la salud que no hayan presentado síntomas, pero que hayan podido estar expuestos a pacientes con COVID-19.

Que el plan sea usado solo para analizar a personal de la salud era algo que ayer se estaba discutiendo y todavía no había una confirmación. Se espera tomar hoy una determinación y anunciar los detalles del sistema en una conferencia de prensa a la noche.

Las medidas de seguridad, además, son bastante exigentes, señala Sarlos de ATGen. Cada contenedor cuenta con dos extraccionistas y dos técnicos en control y trazabilidad, para evitar cualquier tipo de distracción o descuido en el proceso.

Estos empleados están debidamente equipados con la ropa y los insumos necesarios para evitar al máximo el contagio.

Los que vayan en el auto tienen que estar con tapabocas. Se recomienda que no viaje en el vehículo alguien que no sea del círculo íntimo de la persona que va a realizarse la prueba. Una vez frente al contenedor el paciente baja la ventanilla, se le hace el hisopado, luego cierra y se va sin más demoras.

“Esto funciona si está bien cronometrado. Si la gente no se aglomera, puede ser una solución”, concluye Sarlos.

180.000 bajaron la app; suman telemedicina
Joven usando un celular. Foto: Shutterstock

El Poder Ejecutivo tiene planeado presentar hoy la segunda fase de la aplicación del Ministerio de Salud Pública (MSP) para el coronavirus. En esta oportunidad sumarán al sistema el acceso a la telemedicina, por el cual los usuarios podrán acceder a una consulta por videollamada si se sospecha que pueden tener el virus. La aplicación los contactará directamente con un médico de su prestador de salud.

Se espera que la nueva función de la app esté activa en los primeros días de la semana que viene. Esta servirá para contactar con prestadores de todo el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), o sea tanto instituciones públicas como privadas.

La aplicación Coronavirus UY está disponible desde la semana pasada para descargar tanto en sistemas Android como en iOS. Desde que fue presentada, 180.000 usuarios la descargaron, según dijeron a El País fuentes del Ejecutivo.

En la pantalla inicial un cartel advierte que la aplicación ha sido creada para determinar si una persona tiene necesidad de hacerse el test. Allí el usuario puede elegir entre cuatro opciones: “Quiero información general”, “Viajé a alguno de los países de riesgo”, “Tuve contacto con un caso confirmado” o “Tengo algunos síntomas”.

También se da un listado de países con más infecciones por coronavirus, un detalle sobre los síntomas y una serie de preguntas y respuestas sobre la enfermedad.

A los pacientes con coronavirus se les ha pedido que la descarguen y se registren como portadores de la enfermedad, para que las autoridades sanitarias puedan realizar un seguimiento.

Este banco de datos le está sirviendo a la cartera de Salud Pública para hacer un mapa de zonas más afectadas por el coronavirus, y es una información que por el momento no es pública.

Sin embargo, la Junta Nacional de Salud (Junasa) informó el fin de semana a El País que el 90% de los casos pertenecían a dos focos, uno ubicado en el barrio de Carrasco y otro en Salto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados