LA MARCHA DE LA PANDEMIA

COVID-19: esperan ver efecto de la vacunación a menores de edad en setiembre

Uruguay amplió la población habilitada a recibir la vacuna contra el nuevo coronavirus. El ministro Daniel Salinas anunció que ayer, en menos de ocho horas, se agendaron 92.000 adolescentes.

Los menores habilitados recibirán la vacuna de Pfizer. Foto: Estefanía Leal
Los menores habilitados recibirán la vacuna de Pfizer. Foto: Estefanía Leal

El último informe epidemiológico difundido por el Ministerio de Salud Pública (MSP) con los datos de mayo indica que el 15% del total de los casos positivos son en personas de entre 10 y 19 años. A su vez, el 9% está en los niños de entre 0 y 9. Estos dos porcentajes han aumentado prácticamente en la misma escala desde febrero de este año. Los motivos son varios y, en parte, allí reside la posibilidad de vacunarse que ahora tienen los adolescentes de entre 12 y 18 años.

El presidente anunció este martes que la Comisión Nacional Asesora de Vacunaciones (CNAV) finalmente aprobó inocular a esa franja etaria. Desde ayer y durante el fin de semana podrán agendarse para vacunarse contra el COVID-19. El ministro de Salud, Daniel Salinas, escribió ayer en su cuenta de Twitter que en menos de ocho horas se agendaron más de 92.000 jóvenes. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, son más de 280.000 los adolescentes que están en esa franja etaria.

Tras los anuncios del martes la inmunóloga María Moreno, integrante de la CNAV, dijo a El País que la habilitación ocurrió a partir de que “se fueron aprobando los ensayos clínicos con Pfizer y se permitió vacunar a esa población en Estados Unidos”. En este sentido, Moreno subrayó que Pfizer es la única vacuna de las que tiene Uruguay aprobada para menores de edad. Incluso, en vistas de la vuelta de la presencialidad en la educación, subrayó que es “súper importante poder protegerlos” para volver a “interrelacionarse” debido a que “lo están necesitando tanto”.

Además de los estudios internacionales que avalaron la medida, a nivel epidemiológico en Uruguay se hace “fundamental” poder inmunizar a esa población, según la epidemióloga y pediatra integrante del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) y de la CNAV, Mónica Pujadas. La experta dijo a El País que “un fenómeno que se ve en epidemiología es que en la medida en que las personas de edades mayores van siendo vacunadas y protegidas, la epidemia se va desplazando hacia personas más jóvenes” y, dentro de ese grupo, “ataca a los adolescentes”. Ese eventual corrimiento de la enfermedad a edades menores ya ocurre a nivel general, tanto en ingresos a CTI como en fallecidos y casos positivos totales, donde la mayoría de las personas que hoy transitan la enfermedad de forma grave o no, dejaron de ser los más grandes a partir de que se los priorizó en el esquema de vacunación.

Hoy el 80% de los casos positivos está en las personas menores de 45 años, algo que no ocurría antes de marzo, cuando Uruguay comenzó a administrar la vacuna contra el COVID-19. Bajo la misma lógica, Pujadas sostiene que es importante vacunar “cuanto antes” a las personas de entre 12 y 18 años.

Inmunidad de rebaño.

Así como a nivel epidemiológico vacunar a los jóvenes es importante, los expertos señalan que en función de lograr la inmunidad colectiva los adolescentes también juegan un rol fundamental. A pesar de que hoy ese 70% de personas vacunadas necesarias para lograr la famosa inmunidad de rebaño establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya no es una meta tan específica y certera, es claro que el gobierno sigue manteniendo el objetivo de vacunar a 2.800.000 personas aproximadamente.

Según la presidenta de la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa (encargada de la operativa de la vacunación contra el COVID-19), Catalina Pírez, “si se vacuna a ese grupo de menores de edad entre junio y julio, quizá en setiembre estemos con otra situación y veamos resultados”.

Mientras Pujadas sostuvo que la ampliación del tipo de población que se puede inmunizar “contribuye y acelera la llegada de la inmunidad de rebaño”, Pírez no está del todo de acuerdo. Según la médica, “es lógico que vacunando a más personas haya mayor inmunidad colectiva”, pero “hay que apurarse mucho”.

Vacuna Pfizer. Foto: Leonardo Mainé
Vacuna Pfizer. Foto: Leonardo Mainé

En este sentido, Pírez explicó: “No podemos descuidar el objetivo de 2,8 millones de vacunados, por lo menos debemos llegar a 2.500.000. A uno le gustaría que ocurrieran las dos cosas a la vez (lograr la inmunidad antes y alcanzar el objetivo)”, y que no ocurra “que por vacunar a los menores se enlentezcan los otros procesos”.

La experta en vacunas dijo que hay un “equilibrio a mantener” del que “siempre” advierten desde la Lucha Antituberculosa a las autoridades, y tiene que ver con cómo “las campañas sirven si rápidamente se llega a la población objetivo”. Cuanto más rápido se inmunice a la población, antes se va a detener la circulación. Pírez subrayó que la vacunación a adolescentes presenta un “desafío” en ese sentido, porque “se aumenta la exigencia de que hay que vacunar a más gente sin enlentecer todo”.

COVID en menores.

Pujadas explicó que hay una clara separación en la capacidad de transmisibilidad del nuevo virus entre la edad pediátrica (de 0 a 12 años) y la adolescencia (que va hasta los 18 años).

“Los adolescentes de entrada se comportaron como los adultos jóvenes, o sea, con capacidad de transmisión igual, sobre todo porque son distintos desde el punto de vista anatómico y tienen características diferentes a los niños más pequeños”, que no contagian el virus de la misma manera, explicó.

Respecto a la presentación clínica que hacen los adolescentes que se contagian, lo que se ha podido analizar en lo que va de la pandemia en el mundo y en el país es que, en general, si no tienen comorbilidades cursan la enfermedad de forma leve. “Esto no quiere decir que no puedan tener toda la gama de presentación de severidad, incluyendo casos graves”, destacó Pujadas. En la misma línea, el catedrático de Pediatría Gustavo Giachetto dijo que las formas severas de la enfermedad en esa franja etaria “no son la mayoría, aunque sí ha habido”.

Para Giachetto, a partir del corrimiento de los casos positivos hacia la población más joven por ser la menos vacunada, también sería bueno inmunizar a los más chicos. “Si la seguridad es la adecuada, a medida que se avance en el conocimiento sería bueno implementarlo”, dijo, aunque advirtió que todavía falta que avancen los estudios “con datos más contundentes”.

Vacuna de Pfizer. Foto: AFP
Vacuna de Pfizer. Foto: AFP

Si bien la vacuna de Pfizer es la única de las que tiene Uruguay que ha sido aprobada para menores de edad, el laboratorio AstraZeneca está actualmente realizando estudios de fase 2 para administrar las dosis de su vacuna en niños de entre 6 y 17 años. También la de Sinovac está transitando los ensayos de fase 2 para vacunar a niños de entre 3 y 17 años.

Agenda de vacunación

Las personas de entre 12 y 18 años que se registren este fin de semana para la vacunación aún no recibirán una hora, fecha o vacunatorio, sino que quedarán en lista de preferencia a la espera de novedades. El MSP estipuló que deberán ir con un mayor de edad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados