LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Malestar en el GACH tras los dichos de Lacalle sobre sus recomendaciones contra el COVID-19

Analizarán lo que algunos miembros del Grupo Asesor Científico Honorario consideran una “falta a la verdad tergiversando datos”.

Integrantes del GACH brindando una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Estefanía Leal - Archivo El País
Integrantes del GACH brindando una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Estefanía Leal - Archivo El País

Los coordinadores de los equipos que componen el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) conversarán el próximo lunes sobre las declaraciones del presidente Luis Lacalle Pou, que en una entrevista con Subrayado el martes dijo que había tomado 24,5 de las 27 recomendaciones que hizo el GACH el 7 de febrero. A su juicio, se hizo todo lo que proponía aquel documento menos restringir la circulación nocturna, cortar la circulación interdepartamental, y cerrar bares y restaurantes (lo cual se hizo en parte, al limitar el horario).

La afirmación del presidente responde a un análisis interpretativo del documento, que considera, por ejemplo, que aplazar los torneos profesionales de fútbol por una semana entra en el marco de la suspensión de deportes que pedía el GACH.

Fuentes del grupo dijeron a El País que el presidente hizo una “lectura antojadiza” de aquel documento. Ellos entienden, por el contrario, que fueron más las medidas que no se tuvieron en cuenta: además de la suspensión del deporte, mencionaron la limitación del horario de comercios no esenciales, la solicitud de que las reuniones sociales sean solo entre convivientes o la imposición del teletrabajo en el sector privado no esencial.

Para ellos, hay elementos del documento que deben leerse con más detenimiento. “La recomendación de quedarse extensivamente en casa, por ejemplo, va de la mano de disminuir la actividad laboral, como la construcción o comercio”, algo que el gobierno decidió no hacer. Lo mismo se podría analizar en relación a la comunicación: si bien el gobierno hizo campañas para generar consciencia, estas no incluyeron mecanismos para evaluar y monitorear el nivel de adhesión a las medidas, tal como planteó el GACH.

El presidente defendió la postura de su gobierno de no determinar una cuarentena obligatoria. Foto: Gastón Britos | Presidencia
El presidente se refirió a las recomendaciones del GACH realizadas en un documento emitido el 7 de febrero. Foto: Gastón Britos

Varios en el grupo expresaron su malestar a los coordinadores, que prefirieron mantenerse en silencio para no agregar más tensión a a situación.

“Nuestro trabajo y aporte honorario por más de un año fue ninguneado por réditos políticos partidarios”, dijo ayer uno de los referentes del grupo. Aunque agregó: “No creemos que fue en vano, es una contribución y un legado para el futuro”.

“Sabíamos que eran las reglas del juego, pero esperábamos menos soberbia y calumnias. No hay malestar por egos, sino por faltar a la verdad tergiversando datos reales”, agregó en forma anónima otro miembro del GACH.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados