POLÉMICA

Michelini defiende postura que le costó cargo de secretario político del FA: "Digo lo que pienso"

“Sigo pensando eso, que hay que ir a los barrios. La autoridad puede entender que son aglomeraciones y vamos a tener líos con la Policía”, reafirmó Michelini a El País.

En agosto del 2020 por un acuerdo entre sectores asumió como secretario político del FA. Foto: Estefanía Leal
En agosto del 2020 por un acuerdo entre sectores asumió como secretario político del FA. Foto: Estefanía Leal

Rafael Michelini se quedó solo. Lo removieron como secretario político del Frente Amplio, luego de recibir una catarata de críticas por haber dicho que si no se aplazaba la fecha para entregar las firmas contra la LUC se generarían “aglomeraciones” en barrios.

“Si no hay ampliación del plazo, nosotros vamos a ir a juntar las firmas a los barrios y nos aglomeraremos”, afirmó Michelini en declaraciones a Caras y Caretas, ante la negativa del Partido Colorado de habilitar la prórroga. La decisión de alejarlo de la dirección del FA fue tomada anoche por el presidente de la coalición de izquierda, Javier Miranda.

Miranda convocó a Michelini a una reunión mano a mano y le dijo que saldrían a rectificar sus declaraciones. Automáticamente eso suponía su alejamiento, ya que el cargo de secretario político es de confianza. Luego Miranda comunicó la decisión en conferencia de prensa.

“Sigo pensando eso, que hay que ir a los barrios. La autoridad puede entender que son aglomeraciones y vamos a tener líos con la Policía”, reafirmó Michelini a El País. Sobre la resolución de cesarlo, se limitó a señalar: “Es una decisión de resorte del presidente; cuando me pidió dar una mano fui y la mano ya la di”, dijo a El País.

“El compañero Rafael Michelini no va a continuar en la secretaría política del Frente Amplio”, anunció en conferencia de prensa Miranda tras los polémicos dichos. Aclaró que esto no significaba “cuestionamientos a la trayectoria y al valor político” de la principal figura del Nuevo Espacio.

Miranda calificó de “infelices” las declaraciones y aseguró que “no representan el pensamiento y la acción del Frente Amplio”. En ese marco, se encargó de dejar en claro que “se mantendrá una conducta responsable para el cuidado de la gente”. “Estamos en una situación crítica; hemos reclamado y seguimos reclamando medidas efectivas para bajar los contagios”, señaló.

Javier Miranda. Foto Estefanía Leal.
Presidente del Frente Amplio, Javier Miranda. Foto Estefanía Leal. (Archivo)

En redes sociales los comentarios de Michelini generaron una andanada de críticas, en gran medida dentro del Frente Amplio. Dirigentes consultados por El País justificaron su enojo diciendo que la advertencia por aglomeraciones es contradictoria con el pedido que se hizo al gobierno por parte de la izquierda para tomar medidas más restrictivas y bajar así la curva de contagios de COVID-19.

Los cuestionamientos se hicieron sentir en redes sociales, pero no dentro de la Mesa Política en la que participó Michelini ayer por la mañana. El Movimiento de Participación Popular (MPP) fue el único sector en marcar su preocupación, mientras que las bases apoyaron al exsenador del Nuevo Espacio.

Michelini se puso al hombro la campaña contra la LUC, que alcanzó al momento 252.720 firmas, pero para poder convocar el referéndum se requieren 680.000. Dado el contexto de pandemia, son varios los dirigentes del FA que dudan que se alcance la meta.

A l mediodía de ayer, a la salida de la Mesa Política, Michelini explicó el alcance de sus declaraciones, pero reafirmó el mismo concepto. Además, restó trascendencia a las críticas recibidas al señalar: “Lo bueno de la democracia es que todos opinamos”.

Cruce con Larrañaga.

“No estoy diciendo que vamos a aglomerar. Digo que la autoridad lo puede tomar como aglomeración”, precisó Michelini a El País. Consultado sobre las opiniones del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, quien señaló en Twitter que la frase de Michelini era “amenazante” y “promotora de enfrentamientos”, respondió: “Si se maneja por un titular, allá él”.

“Estamos advirtiendo. Nadie está amenazando. No es capaz de levantar el teléfono Larrañaga, y me conoce de toda la vida”, se quejó. “Digo lo que pienso; cómo lo interpretan corre por ellos”, acotó Michelini.

Jorge Larrañaga este jueves en conferencia de prensa. Foto: Marcelo Bonjour
Jorge Larrañaga en conferencia de prensa. Foto: Marcelo Bonjour

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, expresó su sorpresa con varios emoticones de ojos bien abiertos en su cuenta de Twitter. Por su parte, el ministro de Transporte, Luis Alberto Heber, disparó: “La amenaza de Michelini a aglomerarse es un ataque a sus propios compañeros. Si se aglomeran se contagian… ¿No entendió que el cuidado del gobierno para evitar las aglomeraciones son para proteger a la población?”, preguntó. “Sin palabras!!! Vergüenza ajena. Irresponsabilidad insuperable”, comentó en tanto el ministro de Trabajo, Pablo Mieres.

La frase de Michelini reeditó una discusión ya instalada entre el oficialismo y la oposición, en la que unos reclaman medidas como el “toque de queda nocturno”, y los otros los acusan de alentar movilizaciones.

Fuego amigo.

“Infeliz declaración” y “equivocada”: esos dos conceptos usaron dirigentes del Frente Amplio para marcar distancia de los dichos de Michelini.

“No tengo dudas; lo primero es la salud de la gente. No vale todo. Me consta que los frenteamplistas queremos reducir la movilidad y que no avalamos la idea de aglomerarnos. No creo que cuanto peor mejor. Cuanto peor siempre es peor”, escribió en su cuenta de Twitter el intendente Yamandú Orsi.

El senador Alejandro Sánchez (MPP) expresó: “Infeliz declaración. No es nuestra posición. Se equivocó Rafael”. En la misma línea opinó el diputado de Asamblea Uruguay Luis Enrique Gallo, quien dijo a El País que las declaraciones de Michelini “son infelices”. “En un momento que tratamos de concientizar al gobierno, una declaración de esa magnitud no me parece algo bueno”, acotó.

Coalición le cierra puertas al Frente

El ahora exsecretario político del Frente Amplio, Rafael Michelini, había iniciado una ronda con los diferentes partidos políticos solicitando el aplazamiento de la fecha para la entrega de las firmas contra la LUC, que vence los primeros días de julio. El Partido Nacional resolverá el lunes, pero el presidente del directorio Pablo Iturralde adelantó a El País que por conversaciones informales con otros dirigentes se desprende que “hay consenso en no extender el plazo, ya que de lo contrario se estaría pasando por arriba de lo establecido en la Constitución”.

Estaba previsto que Michelini se reuniera el lunes con el Partido Independiente y Cabildo Abierto para solicitar formalmente la prórroga de la fecha límite para la entrega de firmas. Ayer, el senador Guido Manini Ríos calificó de “poco felices” a las declaraciones. No está claro si Michelini continuará en la comisión que promueve el referéndum.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados