INTERNA DE LA COALICIÓN

Colorados piden cambiar puntos clave de la ley de urgente consideración

El Partido Colorado se dispone a exigir cambios en la Ley de Urgente Consideración (LUC), un proyecto al que el gobierno le asigna una importancia central para el quinquenio.

Los líderes de los partidos que forman la alianza que da sustento al gobierno de mayoría en un acto poco después de las elecciones. Foto: Marcelo Bonjour
Los líderes de los partidos que forman la alianza que da sustento al gobierno de mayoría en un acto poco después de las elecciones. Foto: Marcelo Bonjour

Todavía no hay una fecha determinada para el ingreso formal de la Ley de Urgente Consideración (LUC) al Parlamento. No obstante, diferentes fuentes políticas estiman que en la última semana del mes de abril podría concretarse. La idea es que antes la coalición de gobierno alcance un acuerdo en los temas principales de la norma.

El Partido Colorado, socio principal de la coalición con cuatro senadores y 15 diputados, se viene planteando una serie de dudas y discrepancias sobre la norma principal que se dispone a aprobar el gobierno.

Uno de los legisladores colorados que viene negociando con el Ejecutivo es Conrado Rodríguez, diputado electo por el departamento de Montevideo e integrante del sector Batllistas que lidera el expresidente Julio María Sanguinetti.

La discusión de la LUC ha tenido ya dos grandes etapas. La primera comenzó cuando el pasado 22 de enero el presidente Luis Lacalle Pou publicó el primer borrador. La idea era que los partidos y organizaciones sociales hicieran sus aportes. En los primeros días de abril el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, pidió que se trasladase el proyecto al Parlamento y se apruebe a la brevedad. El día 9 se envió a los legisladores el proyecto con varios cambios. De todos modos, aún no ingresó al Parlamento.

A uno de los primeros temas que los socios de la coalición plantearon reparos es la desmonopolización de la importación de los combustibles de origen fósil. La idea estaba en el programa del Partido Nacional y permaneció en el nuevo borrador a pesar de las críticas.

El diputado Rodríguez aclaró que para los colorados “no es un asunto dogmático”. De hecho, están dispuestos a dar a la discusión, pero la derogación de este “monopolio no se puede llevar adelante en una ley de urgente consideración”.

“Pretendemos que este tema sea desglosado del proyecto de la LUC y tenga una discusión mucho más profunda en cuanto a las ventajas y desventajas de liberalizar el mercado de combustibles. Vamos a pedirle al gobierno que esto sea desglosado”, señaló el diputado.

En esa misma línea se han planteado otros dirigentes colorados, de Cabildo Abierto y del Partido Independiente.

Velocidad parlamentaria.

Teniendo en cuenta que hay un fuerte interés de aprobar la iniciativa de manera rápida, el diputado Rodríguez propuso en las últimas horas que se envíen primero al Senado los “capítulos prioritarios para el gobierno”. En tanto, al mismo tiempo se podría remitir “uno o dos proyectos con el proyecto desglosado de la LUC” a la Cámara de Representantes para que tengan un tratamiento al mismo tiempo que el Senado discute el otro articulado.

Hasta ayer el gobierno pretendía enviar el proyecto entero al Senado. Después de su aprobación pasaría a Diputados. Cada cámara tendrá 45 días para evaluar la iniciativa.

Palacio Legislativo. Foto: Gerardo Pérez
Palacio Legislativo. Foto: Gerardo Pérez

“El Partido Colorado definió trabajar en 19 equipos técnicos y políticos. En la instancia anterior realizamos algunas sugerencias que no fueron tenidas en cuenta. Se va a intentar definir nueve o diez puntos centrales para discutirlos con los interlocutores del gobierno para intentar acercar posiciones, por eso le solicitamos una entrevista al prosecretario de la Presidencia, Rodrigo Ferrés, para dialogar e intercambiar, escuchar razones técnicas, jurídicas y políticas. Entendemos que las sugerencias son buenas para los cambios que precisa el país”, dijo el diputado.

Rodríguez destacó que los colorados aprobarán “todos los temas que están en el documento Compromiso por el País aprobado por todos los partidos que integran la coalición”. No obstante, aseguró que los asuntos que se encuentran en la LUC que no fueron parte del compromiso “los vamos a analizar uno a uno con responsabilidad y seriedad y votaremos todo aquello que entendamos que son buenos para el país”.

Modificaciones al proyecto.

Así, rechazan la creación de un órgano desconcentrado del Ministerio de Vivienda con competencias en el ordenamiento territorial urbano y en algunos planes concretos. “Esas competencias tienen que estar dentro del Ministerio y no en un organismo desconcentrado con determinado grado de autonomía”, dijo Rodríguez.

Por otro lado, recordó que a Vivienda se le quitan competencias que pasarían al Ministerio de Ambiente que se crea con esta ley. Asimismo, los colorados sostienen que las agencias de monitoreo de políticas públicas y de compras públicas que funcionarían en la Presidencia podrían ser declaradas inconstitucionales.

“El Partido Colorado quiere ser un socio activo y responsable en los cambios que el Uruguay precisa, queremos trabajar fuertemente con el gobierno para que cuando venga el proyecto de ley al Parlamento ingrese lo más consensuado posible entre todas las fuerzas de la coalición”, afirmó el legislador.

El otro socio de la coalición que tiene agenda propia

El gobierno tiene otro socio que quiere marcar posición en la vida política: Cabildo Abierto. Cuenta con tres senadores y once diputados que son vitales para apoyar o abrir camino a cualquier proyecto legislativo. Ha marcado discrepancias con proyectos fundamentales.

La agenda política del partido liderado por Guido Manini Ríos incluye temas complejos para el resto de los socios de la coalición.

Por ejemplo, la defensa de un militar imputado por violaciones a los Derechos Humanos realizada esta semana en el Senado por el propio Manini marcó a fuego el vínculo.

Además, el posicionamiento del diputado y catedrático Eduardo Lust contra el contrato para la instalación de la planta de UPM II pone presión en la relación. Además, desde los primeros movimientos de la coalición se fue generando una tensión con el Partido Independiente por divergencias políticas de fondo. Después vendría la discrepancia con el gobierno por el número de cargos que llevó el partido liderado por el ministro Pablo Mieres en relación con la votación que alcanzó.

Un acuerdo político que siempre tuvo discusiones
Coalición de gobierno. Foto: Leonardo Mainé

Tras la elección del mes de octubre, el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, recibió el apoyo del Partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido de la Gente y Partido Independiente ante el balotaje. Antes de confirmar la aprobación de la alianza los partidos firmaron el “Compromiso por el País”, un documento que sellaba las bases de la coalición. Se tomaron elementos generales de los programas de gobierno, pero hubo una discusión previa. Fue necesario realizar varias reuniones para alcanzar la alianza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados