PARTIDO COLORADO

Bordaberry visitará Salto para brindarle apoyo a su “barra”

Aunque públicamente prefiere el silencio, Bordaberry viene dando algunas señales, que, en su entorno, son interpretadas como un posible regreso a la política.

Bordaberry acompañó la presentación de Eduardo Elinger a la Intendencia fernandina. Foto: Ricardo Figueredo
Bordaberry acompañó la presentación de Eduardo Elinger a la Intendencia fernandina. Foto: Ricardo Figueredo

En el Partido Colorado dan por descontada la vuelta de Pedro Bordaberry a la política. Lo comentan todos, incluso los dirigentes que todavía rodean a Ernesto Talvi. El exsenador ya devolvió alguno de los guiños que le hicieron en filas coloradas, entre ellos, el del dos veces presidente Julio María Sanguinetti.

Aunque públicamente prefiere el silencio, Bordaberry viene dando algunas señales, que, en su entorno, son interpretadas de la misma manera: “Pedro está de vuelta”. Pocos días atrás el exlegislador presentó su tradicional lista 10 ante la Corte Electoral, salió al cruce de declaraciones del expresidente Tabaré Vázquez y se lo vio públicamente en el acto del candidato a intendente de Maldonado, Eduardo Elinger.

Pero la actividad del colorado recién comienza. Bordaberry asistirá el próximo domingo a Salto a “apoyar” y “saludar” a su “barra” del sector Vamos Salto que encabeza su amigo, Germán Coutinho, candidato a intendente por el Partido Colorado, informaron fuentes políticas a El País.

El martes pasado Bordaberry coincidió con Sanguinetti en el acto de presentación de las listas de Elinger a la intendencia de Maldonado. Allí, el expresidente señaló que Bordaberry “no está haciendo política ahora, pero la va a hacer. Es un ciudadano colorado, y alentamos a todos los ciudadanos colorados. Nos alienta mucho que esté”.

Pero esta no fue la primera vez que Sanguinetti se refirió al tema. En una entrevista que concedió a El País, también fue consultado sobre la posibilidad del retorno de Bordaberry: “Usted pregunta, ¿sería bueno que Bordaberry viniera? Y todos le vamos a decir que obviamente que sí porque ha sido un espectacular parlamentario del mayor nivel y ojalá retornara. Esto no es ni guiño, ni deja de ser guiño”.

Bordaberry, hoy trabajando en la actividad privada, prefirió no hacer comentarios para esta nota. De todas maneras, en su entorno comentaron que hubo varios dirigentes de distintos sectores del Partido Colorado que ya se acercaron a él a pedir por su regreso para ocupar el lugar vacante que dejó Ernesto Talvi.

Pero hubo otros hechos que hacen creer en filas colorados que Pedro (como lo llaman sus compañeros) estaría preparando su regreso. Uno es la reinscripción de la lista 10 para “asegurarse” su número ante la Corte Electoral, otro, mucho más llamativo, fueron las respuestas que tuvo hacia el expresidente Tabaré Vázquez.

Hace días, el exsenador contestó en Twitter al dos veces presidente tras que éste cuestionara la conducción del gobierno frente a la pandemia del coronavirus. El colorado escribió: “Es increíble: pidió la cuarentena total de entrada (y se arrepintió); en febrero donaba tapabocas y otros elementos a China como si no los necesitáramos; no tomó previsión alguna contra el COVID-19 y ahora esto; solo falta que pida el default como en el 2002”.

Bordaberry, candidato a la Presidencia en 2009 y 2014, con Vamos Uruguay, anunció en 2017 que no sería más candidato y se retiraría de la actividad política. Sin embargo, el año pasado, tentado por una encuesta que era favorable a su figura, decidió volver encabezando una lista al Senado, pero no contó con el visto bueno de Talvi ni de Sanguinetti. Incluso en ese momento, Bordaberry llegó a decir que había sentido que el exmandatario le había “cortado el brazo”, parafraseando el expresidente Jorge Batlle también refiriéndose a Sanguinetti en las elecciones internas de 1989.

El día después.

El alejamiento de Talvi de la política dejó no solo a Ciudadanos sin su líder, sino que incluso -para algunos dirigentes- llegó a comprometer la proyección del sector en el interior para las elecciones departamentales.

En algunos departamentos los dirigentes sostienen que Ciudadanos quedó “debilitado” tras la salida de Talvi. La semana pasada la Mesa Coordinadora Ejecutiva Nacional de Ciudadanos rechazó que miembros de la agrupación “Sanduceros con la Justa” en Paysandú, apoyen la candidatura del blanco Nicolás Olivera. En un comunicado que divulgaron dirigentes nacionales de Ciudadanos, se advirtió que “pasada la instancia electoral el sector evaluará la conducta de sus integrantes”.

Esto no cayó nada bien en los casi 20 dirigentes colorados que resolvieron irse. Mauro Santos, uno de ellos, contó a El País que “el departamento requiere un cambio de rumbo, un gobierno que accione en línea con el gobierno nacional” y que la salida de Talvi cambió todas las condiciones.

“La decisión de Ernesto tiene su peso, porque considero que Ciudadanos era Talvi, ya está, no me siento un ciudadano”, expresó el dirigente que subrayó que tiene como “faro” al expresidente Jorge Batlle.

Talvi está en su sede, lejos de la política
Ernesto Talvi. Foto: Francisco Flores

El excanciller Ernesto Talvi prolonga su silencio tras abandonar la política. En su entorno, señalaron a El País que no tiene intenciones de hablar y que hoy, está completamente abocado a trabajar desde lo técnico en la sede de Ciudadanos en Pocitos.

La última vez que el economista habló públicamente fue el 29 de julio cuando reunió a referentes de Montevideo y Canelones para contarles los motivos de su alejamiento. “Por ahora silencio”, dijo Talvi a El País, tras negar que existan otras razones además de las ya plasmadas en la carta en la que anunció su decisión.

Luego, al ser abordado por los canales de televisión, el colorado señaló que “la política es una actividad noble y necesaria. Simplemente, como dije en la carta, no es el lugar donde yo me siento más cómodo actuando, prefiero hacerlo desde el liderazgo intelectual, técnico y formando jóvenes con vocación de servicio público”. Su salida sorprendió a todo el espectro político, incluso a su círculo político más cercano. En su carta de despedida, tras su renuncia a la Cancillería en medio de una cumbre del Mercosur, el economista explicó que la política “no es lo mío”. Antes, el entonces canciller protagonizó varias discrepancias con el propio presidente Lacalle Pou.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados