ALERTA NARANJA POR CASOS EN RIVERA

Coronavirus en Uruguay: "Hay una sensación irreal de seguridad", dice el ministro Salinas

El ministro de Salud Pública señaló a El País que las personas tienen “una sensación irreal de seguridad”, por ejemplo, cada fin de semana cuando llenan la rambla o el Parque Rodó.

Controles por coronavirus en Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Militares llevan adelante el control de temperatura en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez.

Este domingo, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, recibió en su WhatsApp imágenes de la Playa Ramírez y de las canteras del Parque Rodó colmadas de gente. Vio, por ejemplo, rondas de jóvenes compartiendo mate. Para el jerarca, que también constató la afluencia de público en la rambla de la Costa de Oro, y que ayer visitó el departamento de Rivera -donde se registra un brote importante- hay una “sensación irreal de seguridad”.

Otro de los problemas, dijo el ministro a El País, es que después de más de siete meses de emergencia sanitaria, “la gente está cansada”. Ayer se registraron 44 casos nuevos, luego del récord del martes, con 64.

Rivera está en una situación de “alerta naranja”, según el infectólogo asesor de la cartera, Julio Medina. Montevideo y Canelones se encuentran en “alerta amarilla”.

En Rivera, 439 personas permanecían ayer aisladas a la espera de los resultados de los hisopados, al tiempo que 119 estaban cursando la enfermedad. Un hombre de 65 años murió, convirtiéndose en el fallecido número 53.

Por estas horas, las autoridades de la salud intentan explicar los motivos de este incremento, ya no solo en Rivera sino también en Montevideo, que registra 215 casos activos.

En el Ministerio de Salud Pública (MSP), según supo El País, asocian este aumento con la Marcha de la Diversidad, que fue el 25 de setiembre, las elecciones departamentales que se celebraron dos días después, el 27, y el Día del Patrimonio, que fue el fin de semana del 3 y 4 de octubre.

Salinas dijo a El País que “la previa (de los comicios) debe haber jugado su rol” en el aumento de los casos. “Lo científico es que en las 11 democracias en las que hubo elecciones, a estas les siguió un incremento de casos. Por eso fue que tomamos todas las precauciones”, apuntó el secretario de Estado.

Para el presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Cipriani, que también viajó ayer a Rivera, “se ve claramente que después de lo que fueron las elecciones nacionales, las marchas, y el Día del Patrimonio, a los cinco o siete días empiezan a aparecer los casos y ahora estamos viviendo esto”.

Incluso, el jerarca de los hospitales públicos consideró que “se nota un afloje o un descanso de parte de la población y también de muchos compañeros que trabajan en la salud”.

Por ejemplo, uno de los focos que se generaron en Rivera en centros de salud tuvo que ver justamente con un baby shower en el que participaron varios trabajadores y se generaron unos cuantos contagios.

Al mediodía de ayer, había al menos 19 casos vinculados a comercios, 28 a la educación, 10 a la salud, 22 a la Policía, seis a centros religiosos y dos por ingresos hospitalarios. Y había 12 personas sin un nexo epidemiológico claro.

Salinas anunció ayer tras presidir el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed), un paquete de medidas que serán aplicadas durante los próximos 30 días en Rivera, para combatir este brote de COVID-19, que es el cuarto allí desde que comenzó la pandemia.

Daniel Salinas. Foto: Francisco Flores.
Salinas consideró que “la gente está un poco-mucho cansada” del COVID-19. Foto: Francisco Flores.

Un “feriado quirúrgico” (postergación de cirugías coordinadas) o el cese del control de la presencialidad en centros educativos tanto públicos como privados, son solo algunas de las nuevas disposiciones.

En lo que refiere a espectáculos públicos y afines, se exhortará a las autoridades departamentales y municipales a suspender todos los eventos que impliquen aglomeración de personas. Lo mismo ocurrirá, una vez más, con las fiestas privadas. Sobre las reuniones religiosas, que han sido un factor de contagio especialmente en Rivera por la binacionalidad de los eventos, se pondrá hincapié en que se respeten los protocolos ya establecidos.

En el caso de los locales comerciales, industriales y turísticos, se resolvió que las personas deberán respetar el aforo de una persona cada cinco metros cuadrados de área libre.

Además, en el transporte público, trabajadores y pasajeros deberán usar obligatoriamente tapaboca, tanto en el viaje como en la espera.

En caso de no cumplirse alguna de estas disposiciones, se prevén multas que irán desde 36.000 hasta un $ 1.200.000.

Ayer eran 13 los departamentos con casos activos, además de Rivera, Montevideo y Canelones, también hay infectados en Artigas, Cerro Largo, Colonia, Florida, Maldonado, Salto, San José, Soriano, Tacuarembó y Treinta Tres.

Hay 14 casos sin nexos precisos

La División de Epidemiología y de Vigilancia del Ministerio de Salud Pública (MSP) intenta establecer por estas horas los nexos epidemiológicos de 14 casos de coronavirus, según el informe que dieron a conocer en el día de ayer. O sea, se trata de personas de las que no se obtuvo información precisa sobre cómo se contagiaron. En el informe anterior del Sinae, el del día martes, la cifra fue superior: los casos eran 24. De hecho, una “considerable cantidad” de ellos era de Rivera, donde esta semana llegaron cinco nuevos funcionarios para contribuir en la búsqueda de los contactos. De los 44 nuevos casos registrados en el día de ayer, 27 se detectaron en Montevideo, ocho en Rivera, cinco en Canelones, uno en Artigas, uno en Colonia, uno en Florida y uno en San José.

Rivera, el departamento con mayor índice de coronavirus
Controles por coronavirus en Rivera. Foto: Mateo Vázquez

De acuerdo a los datos del director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República, Julio Medina, Rivera es el único departamento del país que se encuentra asociado al color naranja, según los niveles de riesgo de Global Health Institute de Harvard, que son los que utiliza el Grupo Asesor Científico Honorario.

Medina explicó a El País los cálculos por los que llegó a esa definición, luego de elaborar un índice a partir del promedio de casos de los últimos siete días en los tres departamentos más afectados por la pandemia en Uruguay: Rivera, Canelones y Montevideo.

Rivera aparece pintado de color naranja dado que tuvo entre 10 y 25 infectados de COVID-19 en promedio durante la última semana cada 100.000 habitantes, explicó el infectólogo que asesora al MSP.

De sus cálculos, que el experto publicó en su cuenta de Twitter, también se desprende que Montevideo y Canelones se encuentran comprendidos en un nivel de riesgo color amarillo, es decir, tuvieron entre uno y 10 casos en promedio durante los últimos siete días cada 100.000 habitantes. El resto de los departamentos están en color verde.

El director del Instituto Pasteur, Carlos Batthyány, dijo ayer al programa radial En Perspectiva que “Uruguay por primera vez sale de la zona verde y entra en la zona amarilla por la incidencia acumulada en una semana de casos positivos”.

De acuerdo a datos difundidos por el MSP, Rivera es el departamento con mayor índice de infectados (un caso cada 841 habitantes) superando incluso a Montevideo (uno cada 6.466).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados