COMPRA DE LAS DOSIS

Uruguay negoció las vacunas contra el COVID-19 de forma directa con Sinovac

"Algunos países consiguieron en estos días una intermediación directa con Sinovac para el abastecimiento inmediato, como fue el caso de Uruguay y Colombia", dijo el director del instituto. 

Dima Covas, director del Instituto Butantan. Foto: Captura.
Instituto Butantan dice que Uruguay acordó compra de vacunas directo con Sinovac

El director de Instituto Butantan de Brasil -fabricante en América Latina de la vacuna china contra el COVID-19- afirmó ayer viernes a El País en una conferencia de prensa virtual organizada por el gobierno del estado de San Pablo que Uruguay acordó la compra de dosis a la farmacéutica asiática Sinovac de manera directa con la matriz de la compañía en Beijing.

Mientras, en el Ejecutivo admitieron que la administración Lacalle cuenta con el “apoyo” de Sinovac para recibir “lo antes posible” 1.750.000 dosis, tras contactos directos entre los gobiernos de Uruguay y China.

Dimas Covas, director del laboratorio Butantan que tiene una alianza con su par chino Sinovac para desarrollar y producir la vacuna patentada por este, y que funciona como intermediario para la venta de las dosis en la región, ante una consulta de El País comentó: “Vamos a continuar haciendo esa intermediación, algunos países consiguieron en estos días una interlocución directa con Sinovac para el abastecimiento inmediato, como fue el caso de Uruguay y Colombia”.

Dimas Covas, director del Instituto Butantan. Foto: Gobierno del Estado de San Pablo
Dimas Covas, director del Instituto Butantan, este viernes 29 de enero en conferencia de prensa. Foto: Gobierno del Estado de San Pablo

El País participó de la conferencia y consultó acerca del estado de las negociaciones de Butantan con otros países de América Latina para proveer la vacuna. “Esas negociaciones continúan a todo vapor, son siempre hechas de forma tripartita, el pedido del país discutido con Butantan junto con Sinovac”, dijo Covas, quien agregó: “En este momento tenemos una señal muy positiva de Sinovac, de liberación de 500.000 dosis, excluyendo Uruguay y Colombia, que están negociando directamente con Sinovac, obviamente con la participación de Butantan”.

Chile también fue mencionado como uno de los países que negoció directamente con el laboratorio chino y que ya comenzó a recibir dosis que comenzará en breve a ser administradas a su población.

El acuerdo que anunció días atrás el presidente Luis Lacalle Pou para comprar 1.750.000 dosis de la farmacéutica china despertó preguntas cuando el miércoles pasado el programa No Toquen Nada de DelSol FM informó que en Butantan sostenían que Uruguay no había cerrado el negocio con ellos.

Ese mismo día, en conferencia de prensa, el presidente Luis Lacalle Pou fue consultado al respecto y respondió: “Nosotros hicimos un acuerdo con un representante autorizado de Sinovac. Tengo los documentos que confirman la representación con la empresa que hemos negociado… No vamos a iniciar una batalla judicial por representaciones. Nosotros sabemos que tal empresa tiene la autorización a tal laboratorio para venderle a Uruguay”.

El gobierno de San Pablo brindó una conferencia de prensa en la que se dieron explicaciones de las negociaciones en marcha. Foto: Gobierno de San Pablo
El gobierno de San Pablo brindó una conferencia de prensa en la que se dieron explicaciones de las negociaciones en marcha. Foto: Gobierno de San Pablo

Negociación directa.

En tanto, ayer viernes Sinovac divulgó un comunicado dando cuenta que se falsificaron y usaron ilegalmente documentos autorizando su representación. “Recientemente hemos observado que algunas empresas e individuos falsificaron y utilizaron ilegalmente documentos de autorización de Sinovac Biotech Co., Ltd. (”Sinovac Beijing”) o Sinovac Life Sciences Co., Ltd. (”Sinovac Life Sciences”), dos subsidiarias de Sinovac. Biotech Ltd. (“Sinovac””, informó la empresa. Según el texto, la falsificación consiste en informar que Sinovac Beijing o Sinovac Life Sciences los autorizaron para ser distribuidores de la vacuna contra el COVID-19, denominada CoronaVac y los demás productos de vacunas en los mercados fuera de China.

Después que se conoció el comunicado, integrantes del Ejecutivo dijeron a El País que estaban al tanto de esta competencia por la representación por lo cual el Poder Ejecutivo abrió un canal de dialogo con el gobierno chino a través de la embajada uruguaya en Beijing, tras lo cual “Uruguay cuenta con el apoyo de Sinovac para recibir en el menor plazo posible 1.750.000 vacunas, tal cual lo acordado”.

El gobierno chino ha manifestado especial interés en profundizar las relaciones políticas y comerciales con Uruguay, en los últimos años. Ya había emitido señales claras en ese sentido durante el gobierno de José Mujica (2010-2015), las ratificó durante el ultimo gobierno de Tabaré Vázquez (2015-2020) y también se lo transmitió directamente al actual mandatario.

El presidente Lacalle Pou mantuvo diálogo con el primer mandatario Chino Xi Jinping, en setiembre del año pasado, donde hablaron sobre los intereses comerciales de ambas naciones, y la estrategia para el combate al coronavirus. Allí dejaron un canal de dialogo abierto, para el futuro.

En el dialogo telefónico Xi Jinping le comunicó a Lacalle Pou que su país declararía como “un bien público global la vacuna contra la COVID-19” y que cuando se aprobase, estaría disponible para todo el mundo sin necesidad de lista previa.

Luis Lacalle Pou dialogando con Xi Jinping. Foto: @LuisLacallePou
Luis Lacalle Pou dialogando con Xi Jinping. Foto: @LuisLacallePou

De esos lazos diplomáticos, y de la conversación con Xi Jinping, fue que el actual gobierno encontró una vía para tratar de acelerar las conversaciones por la vacuna Sinovac.

En cuanto a la obtención de la vacuna elaborada por Pfizer-Biontech la compañía tiene una “pata” en Uruguay muy importante a través de la compañía Megalabs instalada en el Parque de las Ciencias, y sus principales accionistas -los hermanos gemelos Struengmann- visitan Uruguay en ocasiones. Aprovechando esa situación fue que el gobierno uruguayo entabló conversaciones directas con el laboratorio para agilizar las negociaciones y permitir el acuerdo para comprar 2 millones de vacunas.

A todo esto, anoche el presidente de Colombia Iván Duque anunció el cierre de un acuerdo directo con Sinovac para la compra de sus vacunas, a lo cual se suma otro convenio con la farmacéutica Moderna. Juntas proveerán 12,5 millones de dosis a Colombia.

Johnson & johnson presentó resultados

Johnson & Johnson anunció ayer que su vacuna presentó una eficacia general de 66% para evitar el contagio del COVID-19. Se trata de una de las empresas farmacéuticas con las que negocia el gobierno uruguayo para adquirir dosis. La particularidad más interesante, en relación a las vacunas que tuvieron una mayor repercusión hasta el momento, es que se administra en una sola dosis. Por lo tanto, podría favorecer a la hora de inmunizar a la población ya que las personas solo se inyectarían una vez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados