GOBIERNO MULTICOLOR

Salida de Talvi y ceses de jerarcas: las primeras complicaciones para Lacalle Pou

¿En qué medida afectan los últimos episodios políticos al gobierno y a qué se debe la decisión de Ernesto Talvi de dejar la Cancillería?

¿Tendrá efectos políticos o de imagen a largo plazo para el canciller o para el presidente esta minicrisis? Foto: Leonardo Mainé
¿Tendrá efectos políticos o de imagen a largo plazo para el canciller o para el presidente esta minicrisis? Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Es notorio: los índices de aprobación del presidente Luis Lacalle Pou son muy altos, incluso similares a los mejores momentos de los expresidentes Tabaré Vázquez y José Mujica. Eso coincide con la clásica luna de miel de todos los gobiernos pero también con los indicadores del país relativos al COVID-19, con cada vez menos casos activos. Por ahora Uruguay gana el partido y es un oasis en la región, frente a panoramas muy complicados en Brasil, Chile y Argentina.

En ese contexto, y si se permite una metáfora futbolera, el gobierno parece haberse metido algún gol en contra en los últimos días. Casi al mismo tiempo se conoció la noticia de la futura salida del canciller Ernesto Talvi (aún no se sabe cuándo ni cómo) y el sorpresivo cese del vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP) Gastón Bianchi antes de asumir, que a su vez se suma a otras dos polémicas destituciones producidas en las últimas tres semanas.

Tras estos episodios, el panorama luce algo más complicado para el gobierno y se abren interrogantes sobre la salud de la coalición, a pesar de que la votación de la ley de urgente consideración avanza con éxito en el Parlamento.

La venia de Bianchi, capitán de navío y dirigente de Cabildo Abierto, había sido votada el miércoles por el Senado y un día más tarde el senador Guido Manini Ríos lo visitó en el Hospital Militar, donde estaba internado, para comunicarle que no iba a asumir.

Esto después que Búsqueda publicó un artículo con polémicas frases escritas por Bianchi en Facebook: que el ministro de Trabajo Pablo Mieres es “un roedor”, que al ministro de Transporte Luis Alberto Heber le importan “tres carajos los ciudadanos” y solo está comprometido “con su cuenta bancaria”, y que las feministas son “cachalotes” con “higiene deficitaria”, entre otras dura acusaciones.

Una semana antes había tenido que renunciar el abogado Miguel Loinaz en la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) y a fines de mayo Guillermo Iglesias en Antel. Los casos fueron distintos pero el mensaje que quiso dar el presidente pareció claro: que no aceptará desvíos y no dudará en sacar del gobierno a quien pase ciertos límites.

Antes hubo otros dos curiosos casos de jerarcas que no llegaron a asumir. El exgerente de OCA Horacio Hughes iba a presidir el Banco de Previsión Social (BPS): su venia llegó al Senado y estuvo a punto de ser tratada en marzo pero un mensaje en plena sesión del secretario de Presidencia Álvaro Delgado a la vicepresidenta Beatriz Argimón lo evitó, según se ve en un video que en su momento editó el programa No toquen nada de Del Sol FM. Al principio la venia se demoró porque Hughes había enviado el currículum en inglés, según supo El País, y luego ante la crisis por el coronavirus el presidente optó por Hugo Odizzio, hombre de su confianza y con amplia experiencia en el organismo.

Carlos Enciso, en tanto, iba a ser el presidente de la CND y su nombre fue presentado junto al resto del gabinete en diciembre pasado. Pero al final no asumió: Lacalle prefirió ponerlo como embajador en Buenos Aires, incluso con la opinión contraria de Talvi.

Estos manejos de nombres “dan idea de cierta desprolijidad”, muestran “un problema” en la selección de los jerarcas y “dificultades para encontrar gente” para los cargos, dijo a El País el analista Óscar Bottinelli, director de Factum. ¿Y cómo afectan al gobierno estos episodios? Es muy difícil saber qué pasará a nivel de la opinión pública, según Bottinelli, quien de todos modos está convencido que no son temas realmente importantes para la mayoría de la población, como el empleo o los ingresos. “Es algo secundario. La cabeza de la gente no está en si nombró a alguien o no, más allá que sean errores en el manejo del gobierno”, indicó.

Lacalle Pou en Consejo de Ministros en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé
Lacalle Pou en Consejo de Ministros en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé

¿Y cómo se explica la decisión de Talvi? Bottinelli cree que su error fue haber aceptado estar al frente de un ministerio en un gobierno con un diseño institucional parecido al de Argentina, Chile o Estados Unidos, donde el presidente “es el jefe unipersonal y los ministros son los auxiliares” y no hay una coalición funcionando como tal. “La concepción de Lacalle es muy presidencial y personal. Y eso lleva a un choque”, indicó.

Cuando Lacalle armó el gobierno, su idea fue que los líderes de cada partido estuvieran en el gabinete. Algo similar a lo que hizo Tabaré Vázquez en 2005 con los líderes de los grandes sectores del Frente Amplio. No tuvo éxito con Manini, quien priorizó el Parlamento y la actividad política.

Para Bottinelli, la decisión de Manini fue más inteligente que la del actual canciller: “Vio con mucha claridad que no podía ser ministro”. En una estructura así “no hay lugar para que un cabeza de partido sea ministro, porque no puede hablarle de igual a igual al presidente”. Una eventual presencia de Talvi en el Senado, a unos metros de Manini Ríos, le dará más poder. ¿Ocurrirá?

Penadés: “No hay que dramatizar”

“Es una situación natural en un gobierno de coalición, no hay que dramatizar”, dijo a El País el senador nacionalista Gustavo Penadés, coordinador de su bancada, respecto a los últimos episodios que sacudieron al gobierno, como la supuesta salida del canciller Ernesto Talvi y las destituciones. “Lo del Partido Colorado es un tema interno. Pero hoy el canciller sigue siendo Talvi y hay satisfacción con su gestión”, indicó Penadés. Luego resaltó la “conformación del Ejecutivo que conlleva el respaldo parlamentario sustentado en tres aspectos: el documento Compromiso por el País, una misma visión de un Estado democrático republicano liberal y un gabinete multicolor que asegura representación de todos los partidos”.

Ope Pasquet: "El gobierno responde"

“La coalición no se ha visto afectada”, opinó el diputado colorado Ope Pasquet, quien integra Ciudadanos, el sector del canciller Ernesto Talvi. “Jamás estuvo en tela de juicio la permanencia en la coalición. Todos los días trabajamos en la ley de urgente consideración sin discrepancias acá en el Parlamento y la

primera concreción es esta ley”, indicó Pasquet. Pero admitió que se trata de “un gobierno nuevo integrado por cinco partidos nuevos en el marco de la pandemia global”, por lo que “nadie puede pretender que sea sin inconvenientes”, los cuales a su juicio “se están superando en amplia transparencia”. Y concluyó: “El balance es positivo, el nuevo gobierno está respondiendo en un marco de exigencia”.

Raúl Lozano: "No somos políticos"

El senador Raúl Lozano, coordinador de bancada de Cabildo Abierto, dijo a El País que “como en todos lados, hay problemas e inconvenientes”, en relación a la salida del canciller Ernesto Talvi. “Fue una sorpresa total, no teníamos ni la más pálida idea. Pensamos que estaba realizando una excelente tarea, sobre todo con mucha visibilidad”, afirmó Lozano. “Creíamos que iba a estar un largo tiempo en el cargo”, agregó. Respecto al cese del vice de la ANP, Gastón Bianchi, dijo que en Cabildo no tenían idea de sus publicaciones. “No somos políticos de alta alcurnia, no tenemos experiencia ni una agencia de inteligencia para estudiar a los 270.000 cabildantes ni lo que publican en redes”.

Minicrisis

¿Tendrá efectos políticos o de imagen a largo plazo para el canciller o para el presidente Luis Lacalle esta minicrisis generada por Ernesto Talvi? “No creo”, respondió Óscar Bottinelli. El efecto sí podría ser negativo, en todo caso, si la indefinición de estos días -¿Talvi dejará o no el ministerio?- se mantiene. “Tiene que resolverse ya, en días”.

“Es la peor de las señales”, dicen desde el Frente
Alejandro Sánchez. Foto: M. Bonjour

¿Qué balance realiza el Frente Amplio de la marcha del gobierno? La exsenadora socialista Mónica Xavier dijo a El País que hay “una serie de contradicciones” en la coalición que lidera Luis Lacalle Pou: “Que aún no están conformados todos los equipos en el Estado, que se haya votado un día una venia y al día siguiente esté destituido o situaciones incómodas para la imagen del país como esta del canciller, por la inestabilidad que genera, que es la peor de las señales”. Xavier se preguntó qué sucedió con “aquella consigna de que estaban preparados para gobernar”, en referencia al eslogan de la campaña electoral pasada. “O no era tan así o el nivel de contradicciones es muy grande”, afirmó.

En tanto, el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alejandro “Pacha” Sánchez dijo esta semana que la decisión del canciller Ernesto Talvi “es un problema innecesario” a 100 días de gobierno. “Estamos en una especie de culebrón en donde no se sabe si se va o no se va, anuncia que se va a ir en algún momento, pero no sabemos cuándo”, ironizó. Y, en el marco del ciclo virtual “Barrio a barrio”, el expresidente Tabaré Vázquez se sumó a la polémica y afirmó que en el gobierno de coalición “ya se están viendo fisuras”. Vázquez defendió el “legado” del Frente Amplio, que a su juicio permitió al gobierno “llevar bien” la crisis por la pandemia.

Tres destituciones en menos de un mes

ANTEL
Torre de Antel. Obra de Carlos Ott, es hoy el más alto de Uruguay: 158 metros y 35 pisos.
Guillermo iglesias fue cesado el 19 de mayo

Estuvo dos meses en el cargo. El presidente Luis Lacalle Pou le pidió la renuncia el 19 de mayo al ingeniero Guillermo Iglesias, tras enterarse de una resolución que no conocía, por la cual se presupuestaba a 857 personas en régimen de función pública.

CORPORACIÓN
Corporación Nacional para el Desarrollo
Miguel Loinaz renunció el 4 de junio

El abogado Miguel Loinaz dio un paso al costado luego que Búsqueda informó que su pareja -contratada como asesora y quien luego renunció- continuaba llevándole trabajo de su estudio privado a la Corporación Nacional para el Desarrollo.

PUERTO
Administración Nacional de Puertos (ANP). Foto: Archivo El País
Gastón Bianchi fue cesado antes de asumir

No llegó a asumir en la ANP. El capitán de navío Gastón Bianchi estaba internado en el Hospital Militar tras una caída que le provocó fracturas, cuando Guido Manini Ríos lo visitó y le pidió que no asumiera el cargo por publicaciones que hizo en Facebook.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados