LA MARCHA DE LA PANDEMIA

La ANEP adapta unos 200 edificios para las clases presenciales

Las autoridades brindarán hoy los detalles del plan de inicio de cursos 2021 que, además de la infraestructura y el retorno a la obligatoriedad de la asistencia, incluye cambios pedagógicos.

La ANEP acondicionará 177 centros educativos que tienen problemas. Foto: Leonardo Mainé
La ANEP acondicionará 177 centros educativos que tienen problemas. Foto: Leonardo Mainé

El 1° de marzo retornarán las clases -presenciales y de asistencia obligatoria- en educación inicial, Primaria y ciclo básico. Siete días después se sumarán los bachilleratos. Pero si mañana fuera el comienzo del año lectivo, no todos los estudiantes serían convocados a las aulas todos los días. ¿Por qué? Hay 177 centros educativos a los que les falta un retoque edilicio para hacer frente al COVID-19: llámesele mejorar las aberturas de las ventanas o las puertas. Y hay unos 200 locales (o partes de ellos) en que el metraje no alcanzaría para que los alumnos guarden la distancia que reza el protocolo.

Para el arquitecto Mario Corrales, director de Infraestructura de al ANEP, “la infraestructura no debería ser la causante de la falta de presencialidad”. Para los centros educativos que requieren una refacción por cuestiones sanitarias y de higiene, la administración dispuso unos $ 160 millones y ya inició las obras. “Es un proceso gradual y los tiempos dependen de la dinámica, de los llamados públicos y de la magnitud de las obras... pero a priori eso está encaminado”. De hecho, todos los comienzos de año lectivos hay cerca de un 1% de los edificios (unos 30) que no puede comenzar las clases por remodelaciones.

Y sobre los 200 locales que podrían tener dificultades de espacio para que se mantenga el metro (en Primaria) o metro y medio de distancia (en Secundaria y UTU), la ANEP inició “un plan inaudito”: desde setiembre se relevaron los centros, se los midió y se conformó una guía para que los directores e inspectores colaborasen en cómo distribuir a los estudiantes para aprovechar al máximo los espacios.

Cuando esa distribución no alcanza, se pasa a la primera estrategia: usar espacios subutilizados (laboratorios, bibliotecas, salones de usos múltiples y un largo etcétera). Si aun así persiste el problema, se da lugar a la segunda estrategia: buscar salones para alquilar en las inmediaciones del centro educativo. Y si todavía falta espacio, se recae en la tercera estrategia: las 100 aulas móviles que ocupan 42 metros cuadrados.

Situación de los edificios.

Hay un antes y un después de los años 2000. Previo a ello, los edificios que eran diseñados con el objetivo de oficiar de centro educativo tenían un metraje mayor. El ejemplo por excelencia es el liceo IAVA. Esta obra del arquitecto Jones Brown fue pensada como un preparatorio universitario y algunos de sus salones tienen 58 metros cuadrados.

Los locales más nuevos, en especial los posteriores a los 2000, son de un promedio de 49 metros cuadrados. Entonces empieza a jugar el número de matriculados y la cantidad de alumnos por grupo: “ahora en febrero, cuando se ajusta la matrícula, se irá viendo con exactitud a qué centros educativos les sigue faltando espacio”, explicó Corrales.

Pese a que los directores e inspectores tienen la autonomía de decidir cómo organizar los grupos para ganar la mayor presencialidad posible, el Codicen resolvió que los cerca de 60 arquitectos del organismo estén a disposición de aquellos que necesiten recomendaciones logísticas o tengan dudas. El presidente del Codicen, Robert Silva, fue enfático: “estamos en una emergencia y hay que actuar como tal: buscar todos los mecanismos para que los estudiantes vayan a clase todos los días”.

En el caso de Primaria, salvo en las escuelas de Tiempo Completo, algunas de las de Tiempo Extendido y Aprender, en el resto los escolares eran convocados a las aulas solo entre dos y tres veces a la semana. Los otros días había quienes tenían clases virtuales, aunque esa no había sido una política universal.

En la tardecita de hoy, en conferencia de prensa, las autoridades brindarán los detalles del plan de inicio de cursos 2021 que, además de la infraestructura y el retorno a la obligatoriedad de la asistencia, incluye cambios pedagógicos.

Cuestionan "retroceso" por el cese de consejeros

La ley de urgente consideración eliminó la representación de los trabajadores en los subsistemas de la ANEP. Desde el 4 de febrero dejarán de haber consejeros electos en Primaria, Secundaria y UTU. Ayer la Federación Uruguaya de Magisterio realizó un encuentro en el que se expresó el rechazo al “retroceso” que implica el cambio normativo.

La exconsejera Teresita Capurro dijo que hay representantes de los docentes que han llegado a sus puestos con más votos que algunos diputados, y pidió reflexionar sobre el valor de la representatividad. Su colega Pablo Caggiani concluyó: “Ninguna política educativa que entienda que el problema son los docentes va a buen puerto”.

Purificadores: un extra en el combate al COVID-.19

Al científico Carlos Batthyány y al educador Pablo Cayota les preocupa la falta de presencialidad en los centros educativos. Lo han manifestado en reiteradas entrevistas. Por eso unieron esfuerzos y buscaron qué tecnología podía ayudar en ese sentido. Fue así que antes de que acabara el año lectivo probaron unos purificadores del aire en el colegio Santa Elena (que dirige Cayota).

El monitoreo ambiental, realizado por el Institu Pasteur de Montevideo (que dirige Batthyány), demostró que la presencia de microorganismos en el aula se redujo un 66% cuando el purificador estaba encendido. Y cayó hasta 80% la diversidad de microorganismos.

Si bien los científicos no habían detectado el SARS-CoV-2, porque posiblemente no hubiese nadie cursando la infección, la herramienta podría ser una “ayudante” en ese sentido. Así se lo harán saber hoy al presidente del Codicen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados