Publicidad

Los secretos del té y las infusiones, en el día internacional de esta milenaria bebida

Por sus efectos antioxidantes y reguladoras del colesterol malo, pasando por el alivio del estrés, el insomnio y su ayuda a recuperarse tras una indigestión, una taza de té está siempre presente.

Compartir esta noticia
Té. Foto: Pixabay
Una taza de té

Redacción El País - Con información de EFE
Desde 2020, cada 21 de mayo se celebra el Día Internacional del Té, según una resolución de Naciones Unidas que tenía como objetivo celebrar la industria del té en todo el mundo. Este día tiene como objetivo generar conciencia en las personas sobre la importancia del té para el desarrollo rural, los medios de vida sostenibles y su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los orígenes del té se remontan a hace más de 5.000 años, pero sus contribuciones a la salud, la cultura y el desarrollo socioeconómico siguen siendo relevantes hoy en día.

Es la bebida de China por excelencia y uno de sus productos bandera desde que comenzó a exportarse hace mil años y sigue formando parte de la rutina diaria del país gracias a su sabor, sus propiedades antiinflamatorias y su efecto refrescante en verano. Pero solemos referirnos al té cuando en realidad hablamos de infusiones. Esta diferencia es importante.

¿Qué es té?

La diferencia central es que el té proviene solamente de las hojas de la planta Camellia sinensis, que es originaria del sur de China y el sudeste de Asia, y a causa de su alto nivel de consumo, hoy en día ya se cultiva en todo el mundo.

De esta hoja salen algunas variedades, que dependen de la forma en que se procese la hoja. El té negro surge por un proceso específico de secado y fermentación y es una excelente fuente de antioxidantes. También está el té verde, el Earl Grey o el té negro, cada uno con diferentes procesos de fermentación.

Algunos datos interesantes sobre el te
  • El té es una de las bebidas más antiguas del mundo y es la bebida más consumida en el mundo, después del agua.
  • El té existe en muchas variedades, que difieren según la técnica de oxidación y fermentación aplicada.
  • El cultivo del té proporciona empleo e ingresos a millones de pequeños productores, que complementan o incluso reemplazan la producción de grandes plantaciones de té en muchos países.
  • Si bien las tres cuartas partes del té producido se consumen en el país de origen, el té es un producto ampliamente comercializado.
  • En las últimas décadas, la industria mundial del té ha experimentado un rápido crecimiento, con un número creciente de consumidores a nivel mundial.
  • A pesar del aumento del consumo de té en los principales países productores, el consumo per cápita sigue siendo bajo, lo que sugiere que todavía existe un considerable potencial de crecimiento en estos países.
  • China, Corea y Japón tienen 4 sitios de cultivo de té designados como Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial por la FAO.

Taza de té, café.jpg
Una mujer disfruta de una taza de té
Foto: Freepik.

¿Qué es infusión?

Por otro lado, están las infusiones que son lo que deriva de remojar hierbas, flores o especias en agua hirviendo. Así, por ejemplo, lo que solemos mencionar como "té de boldo" o "té de manzanilla", tan populares en Uruguay, no son sino una infusión.

Y otra característica de las infusiones, que forman parte en muchos casos de los atesorados "remedios caseros", es que suelen tener mezclas de hierbas, para obtener los mayores beneficios de cada una de ellas.

Según el sitio Infobae, hay tres métodos de infusión distintos:

  • Colocar los ingredientes deseados en agua hirviendo y dejar reposar durante unos minutos antes de filtrar y consumir.
  • Colocar los ingredientes en agua fría y calentar hasta que hierva, conocido como decocción. Después de hervir, se filtra y puede consumirse caliente o frío.
  • Colocar los ingredientes en agua fría y dejar reposar durante varias horas para que liberen sus aceites esenciales y aromáticos, conocido como maceración.

Para elaborar infusiones naturales es fundamental un buen tratamiento de las hojas para evitar las contaminaciones al momento de consumirla. Por eso, quienes se especializan en el tema recomiendan comprar una flor o una hierba en su estado natural, verificar su estado y lavarlas al momento de usarlas. Además, indican que las infusiones tienen que reposar, no hervirse, y una vez que haya reposado lo suficiente, se pueden conservar únicamente en un envase de vidrio.

Infusión, hierbas
Infusión de hierbas
Foto: Freepik.

Cómo se prepara el "english tea"

La embajadora del Reino Unido en Uruguay, Faye O’Connor, contó en su cuenta de Instagram cómo prepara su "English Tea" y dio algunos datos curiosos de la tradición.

Beneficios de algunas de las infusiones más conocidas

  • Cuatro infusiones naturales para conciliar el sueño y dormir mejor
    Dormir bien es clave para mantener una buena salud y las infusiones suelen colaborar con esto. Una de las más conocidas es la de valeriana, hecha con la raíz de la planta, que es un gran aliado para tratar el insomnio, la ansiedad, la depresión y los síntomas de la menopausia. También, el té de manzanilla es conocido por sus propiedades de relajación y el alivio de dolores estomacales. Un estudio de 2017 evidenció que mejoró la calidad del sueño de adultos mayores y su rendimiento diario en comparación con los que recibieron un placebo.
    Otra recomendada es la "leche dorada", que consiste en la combinación de canela, jengibre, cúrcuma y leche. Esta bebida es tradicional de la India y ayuda a tratar síntomas de ansiedad y depresión, además de tener propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y analgésicas. Además, la infusión de pasiflora puede ser elaborada con hojas secas, flores y tallos de la planta. Esta planta se utiliza para mejorar el sueño, aliviar la ansiedad y tratar diversos espasmos, indicó el portal especializado Elsevier.
    manzanilla.jpg
    Manzanilla.
    Foto: HDWallpaper.
  • La infusión que tiene el antioxidante natural más potente del mundo y ayuda a combatir el colesterol malo
    El laurel es uno de los antioxidantes naturales más potentes del mundo, afirma Alejandro Sequeira en su libro Hierbas: especies medicinales y aromáticas usadas en Uruguay. Es originario del Mediterráneo y sus hojas han sido utilizadas por diversas culturas alrededor del mundo por sus propiedades medicinales y su versatilidad en la cocina.
    El consumo de laurel regula la cantidad de azúcar y triglicéridos en la sangre, así que ayuda en el tratamiento de la diabetes tipo 2 y en el combate al colesterol malo.
    Laurel.jpg
    Laurel.
    Foto: Pxfuel.
  • Una infusión que ayuda a destapar las fosas nasales
    El eucalipto destaca por sus múltiples beneficios. Esta planta es característica por su aroma y más aún por su eficacia para reforzar las funciones del sistema inmune. Además, como planta medicinal, tiene cualidades antisépticas para cicatrizar, curar heridas y eliminar hongos en la piel. Y en el sistema inmune, mejora la función de las células de defensa (monocitos y macrófagos) aumentando su capacidad para combatir infecciones.
    Una infusión de sus hojas alivia los síntomas de la bronquitis, asma, faringitis, amigdalitis, gripe y resfriado, detalla la Biblioteca Digital de Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México.
    Té de eucalipto.jpg
    Taza de té de eucalipto.
    Foto: Freepik.
  • El té que disminuye el estrés
    El té de lavanda se suma a la lista de infusiones que llaman la atención de los gastronómicos y las personas que buscan realizar cambios de hábitos e inclinarse hacia un estilo de vida consciente y saludable. Para tomar después de comer y mejorar la digestión, para incorporar antes de irse a dormir y conciliar el sueño o, para relajar la mente y reducir la ansiedad. Esta infusión pisa fuerte y amenaza con desplazar, al menos por un tiempo, a la cafeína y teína.
    Lavanda
    Lavanda.
    Foto: Pixabay.
  • Las 8 infusiones que mejoran la digestión luego de una comilona
    Los atracones o grandes comilonas suelen dejar sus huellas y las infusiones son una forma sencilla de mejorar sin necesidad de automedicarse. Aquí las opciones.
  1. Genciana para estimular los jugos gástricos y favorecer la producción de bilis
  2. Menta para calmar los retorcijones. Tiene propiedades sedantes digestivas, antiespasmódicas y antimicrobianas.
  3. Boldo para digerir las grasas. Previene la pesadez de estómago, protege el hígado y estimula la vesícula biliar.
  4. Hinojo para las flatulencias. Es carminativo, lo que reduce la producción de gases, calma los cólicos y estimula los movimientos naturales del intestino.
  5. Alcachofa (o alcauciles) para mejorar las digestiones lentas. Aumenta la expulsión y fluidez de la bilis, facilitando así la descomposición de las grasas.
    Alcachofa
    Alcachofa
    Foto: Pixabay.
  6. Manzanilla para aliviar la pesadez. Es una de las plantas más beneficiosas para la digestión, ya que evita la acumulación de gases en el estómago y alivia la pesadez abdominal. Además, es efectiva para calmar los nervios, combatir el insomnio y los resfríos.
  7. Cedrón para aliviar el dolor. Ayuda a prevenir los espasmos gastrointestinales, colabora en digestiones lentas y ayuda a prevenir las flatulencias.
  8. Jengibre contra el reflujo. Es antiinflamatoria, mejora el apetito y alivia las náuseas. También ayuda a neutralizar el exceso de ácidos gástricos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad