DEPORTIVO MALDONADO

Sueño departamental: Reyes busca levantar otro Apertura con un equipo que sabe cómo manejar el éxito

El arquero es uno de los jugadores que llegó al Depor en busca de tranquilidad. Allí se encontró con un equipo que se armó para salir campeón y que hasta ahora depende de sí mismo para lograrlo.

Guillermo Reyes y sus dos hijos. Foto: Prensa Deportivo Maldonado.
Guillermo Reyes y sus dos hijos. Foto: Prensa Deportivo Maldonado.

A falta de cuatro fechas para conocer al campeón del Torneo Apertura Deportivo Maldonado (25) está cuatro puntos arriba de su escolta, Boston River. Depende de sí mismo para gritar campeón y de hacerlo será la primera vez para el elenco fernandino. Por eso el sueño no es solo del elenco dirigido por Francisco Palladino, sino que es un sueño departamental. “Maldonado nunca tuvo la posibilidad de tener un equipo profesional, por eso ahora mucha gente acompaña y se engancha, quiere que podamos concretar el sueño”, asegura el arquero del Depor, Guillermo Reyes.

A sus 35 años eligió regresar al país tras su pasaje por Universidad de Concepción de Chile en busca de tranquilidad, así como lo eligió su compañero Facundo Píriz. Volver también era estar más cerca de su familia que está en Mercedes, entonces decidió mudarse a Punta del Este y allí vive con su esposa y sus hijos. Tienen tres años y según su padre aún no han sido influenciados por el mundo del fútbol, aunque su foto de perfil es una postal en el Campus con los pequeños vestidos con la camiseta del equipo.

Desde su arribo al Depor, equipo que solo ha perdido en dos oportunidades (ante Danubio por 2-1 en la segunda fecha y frente a Boston River por 2-0 en la décima), Guillermo ha disputado todos los minutos del Apertura recibiendo 11 goles (no más de tres en un partido) y ha mantenido cuatro vallas en cero.

El DT tuvo responsabilidad en gran medida para la llegada del arquero y su llamado tuvo valor para Guillermo que asegura haber tomado una buena decisión. En este momento disfruta de estar en la cima del torneo y sostiene que tiene un grupo lindo, que trabaja muy bien, con un vestuario en donde se habla mucho de fútbol y se busca dejar un poco afuera la tecnología.

“Los jóvenes son de preguntan mucho”, afirma uno de los consejeros en un plantel con variedad de edades, muchos motivados por ser su primera vez en una definición.

Próximo desafío, misma mentalidad

Guillermo Reyes. Foto: Prensa Deportivo Maldonado.
Guillermo Reyes. Foto: Prensa Deportivo Maldonado.

Ahora Deportivo se mide ante Cerro Largo con una particularidad: después de nueve meses vuelve a ser local en el Ubilla -la última vez fue el 3-1 ante Villa Española el pasado 22 de agosto de 2021- cuestión que no es mínima a la hora de planificar el partido. “Va a ser un rival dificilísimo en una cancha muy complicada. Han perdido poco ahí. Pese a que tienen un plantel relativamente nuevo, en la estadística son fuertes en el Ubilla”, dice.

Pero el Depor viene con el envión de ser el líder y llega de ganarle en los últimos tres minutos de partido a River Plate. Esto es parte de la esencia de los fernandinos: nunca hay que darlos por vencidos y han demostrado que pueden empezar muy mal un encuentro y darlo vuelta para llevarse los tres puntos. Sin ir más lejos lo hicieron con Plaza Colonia en la fecha nueve. Y a lo largo del torneo han convertido muchos de sus goles en el complemento. “En el segundo tiempo el equipo siempre da un plus y somos de llegar al final del partido con una intensidad muy buena”, expresa Reyes.

Saben manejar el éxito

El festejo de los jugadores de Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.
El festejo de los jugadores de Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.

Deportivo se ilusiona, pero no se desespera. El equipo ha hecho un recambio, ha apostado para tener estos resultados y tiene líderes con los pies bien puestos en la tierra.

El primero en comunicar esta tranquilidad ha sido el propio Palladino. “Debemos mantener los pies en la tierra, la mirada puesta en nuestros objetivos y mantener el compromiso en el trabajo diario”, había dicho el DT a Ovación seis fechas atrás.

“Es un grupo que tiene referentes que ya han vivido este tipo de situaciones, han ganado campeonatos y estado en equipos grandes. Saben cómo manejar esta recta final. Sabemos que nos va a costar porque rematar un campeonato siempre es complicado; más ahora que estamos tan cerca y la cabeza juega”, sostiene Reyes que supo salir campeón con Defensor, y agrega que el objetivo también es ingresar a alguna copa. 

Penúltima fecha especial

Dentro de tres duelos Deportivo Maldonado hará frente a Defensor Sporting, elenco al que Guillermo Reyes arribó en 2016 para el Torneo Especial. Con la violeta se consagró campeón del Torneo Apertura 2017 tras derrotar a Fénix 2-1 en el Capurro siendo una de las figuras. 

"Va ser un partido especial, en Defensor estuve mucho tiempo, viví cosas muy lindas ahí. Tuve la posibilidad de ganar un título", expresa Reyes, aunque agrega que hoy en día se "debe a Deportivo".

"En la situación tan linda en la que estamos se va a vivir diferente, veremos en qué posición llegamos en la penúltima fecha y disfrutar. Ojalá que se nos pueda dar el título", concluye.  

Resiliencia
El 14 de octubre de 2018 sufrió fractura del tendón de Aquiles, pero nunca bajó los brazos, ni aun cuando se volvió a lesionar de lo mismo en marzo del año siguiente. Sabía que iba a volver y se aferró a su familia y amigos. "Siempre tuve claro que iba volver. Estuve 14 meses sin jugar y es mucho tiempo, fue duro. Pero siempre miré hacia adelante".

En Uruguay también formó parte del plantel de Peñarol y Rentistas en dos oportunidades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados