AURINEGROS

Peñarol: ¿por qué si todos comieron lo mismo en Lima solo a Canobbio le apareció boldenona?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que los análisis se le hacen solo a dos futbolistas y no al plantel completo, pero también hay otros aspectos.

Agustín Canobbio, la figura ante Sporting Cristal. Foto: Estefanía Leal.
Agustín Canobbio en el duelo con Sporting Cristal. Foto: Estefanía Leal.

Peñarol trabaja en estas horas recopilando informaciones para presentar la mejor de las defensas a Agustín Canobbio cuando el martes tenga la audiencia para dar su alegato sobre el control anditopaje adverso que le dio al futbolista luego del partido ante Sporting Cristal disputado en Lima por la Copa Sudamericana.

Según la comunicación que le llegó a Peñarol desde Conmebol, en la muestra de Canobbio se detectaron rastros de boldenona, una hormona de crecimiento de uso veterinario. El futbolista y su familia sostiene que jamás consumió ninguna sustancia prohibida y en la institución están convencidos que así es.

A su vez, hay antecedentes de deportistas a los que les ha aparecido rastros de esta misma sustancia, que fueron suspendidos preventivamente y posteriormente (aunque luego de un tiempo importante) fueron absueltos. Peñarol explicó que Canobbio consumió pollo asado y carne roja, al igual que todo el plantel, durante su estadía en Lima y como en Perú se utiliza la boldenona (en Uruguay no) para lograr un mayor crecimiento de los animales destinados a ser sacrificados para alimentación humana, se cree que de esa manera entró al organismo del jugador.

Agustín Canobbio y Agustín Álvarez Martínez festejan uno de los goles. FOTO: Estefanía Leal.
Agustín Canobbio ha sido un gran socio de Agustín Álvarez Martínez. Foto: Estefanía Leal.

Ahora bien, la pregunta que surge es: ¿por qué solo le apareció esa sustancia en el organismo a Canobbio y no al resto? Hay una primera circunstancia a tener en cuenta y es que solo se le realiza el control antidopaje a tres futbolistas al término del encuentro. Canobbio fue uno de ellos (desde Peñarol no se informó quién fue el otro, pero según supo Ovación habría sido Gary Kagelmacher), por lo cual algún otro futbolista no testeado también puede haber tenido rastros de boldenona en su organismo pero simplemente no fue buscado.

Luego hay otra serie de posibilidades. A decir verdad no es común que esto ocurra, sino habría muchos casos más que aparecerían en el mismo Perú o en otros varios países, ya que la boldenona es de uso frecuente en casi toda Latinoamérica excepto en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay pues son países que exportan carnes a Europa y la Unión Europea no permite el uso de esta hormona precisamente porque puede generar daños a la salud humana.

Sin embargo, no hay tal cantidad de casos. Los estudios han revelado que podría aparecer rastros de esta hormona en los humanos si éstos consumen carne de un animal que haya sido sacrificado recientemente y aún no se hubieran cumplido 30 días desde la inoculación hasta el momento de ser consumido.

Esto bien podría haber pasado y Canobbio (así como otros compañeros) podría haber tenido la muy mala suerte de haber consumido carne de un animal que se ajustara a esas características. Esto es algo imposible de demostrar, porque obviamente en el restorán del hotel en que se alojó Peñarol no llevan un registro de a qué animal correspondía la carne servida.

Según explicó un veterinario consultado por Ovación, también hay posibilidades reales de que los rastros aparezcan en una cantidad tal que pueda ser detectable en un análisis de laboratorio. Podría darse que —además de que la carne perteneciera a un animal que hiciera menos de 30 días fue vacunado— la porción de comida consumida por Canobbio fuera precisamente la zona en que el animal recibiera la vacuna, por lo cual se concentraría allí la mayor cantidad del producto.

Certezas no hay de cómo llegó la boldenona al organismo de Canobbio, pero tampoco parece haberlas de que el futbolista la haya consumido en forma directa. En esto y en los antecedentes de deportistas que también fueron suspendidos por presunto dopaje con esta hormona y luego absueltos se basará la defensa de Peñarol de un jugador que el martes sabrá si podrá estar a la orden para el juego de vuelta por semifinales de la Copa Sudamericana ante Athletico Paranaense en Curitiba. Luego de la derrota 1-2 en casa por la ida, el equipo lo precisa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados