Publicidad

Uruguay expresó su apoyo a Israel y acompañó la condena mundial a los ataques de Hamás

La cancillería manifestó su “rechazo absoluto al terrorismo y su compromiso con la seguridad de Israel”, mientras varios gobiernos comenzaron gestiones.

Compartir esta noticia
AFP_33XP4VF.jpg
Ataques de Hamás a Israel.
Foto: Ahmad Gharabli / AFP

Redacción El País
Uruguay condenó los ataques de Hamás contra Israel, en línea con la indignación en todo el mundo por las acciones del grupo terrorista palestino. El presidente Luis Lacalle Pou y la Cancillería expresaron además el firme apoyo a Israel.

La Cancillería divulgó un comunicado en el que “deplora con la mayor firmeza las acciones terroristas en curso contra Israel y su población” y “expresa su solidaridad con el Estado de Israel y las víctimas de estos ataques”. Además, reafirma el “rechazo absoluto al terrorismo y su compromiso con la seguridad de Israel”.

“Ante estos hechos, la Embajada del Uruguay en Tel-Aviv se encuentra actualizando la información para conocer la situación de ciudadanos”, concluye.

Por su parte, el presidente Lacalle Pou llamó al “cese inmediato” de la violencia contra Israel. “Nuestra solidaridad con Israel. Condenamos firmemente el ataque de Hamas y llamamos al cese inmediato de la violencia contra el pueblo israelí. Una vez más condenamos la acciones terroristas en donde se lleven adelante”, escribió en su cuenta de X.

Entre los dirigentes de la oposición, uno de los primeros en reaccionar fue el intendente de Canelones y precandidato presidencial por el Frente Amplio, Yamandú Orsi. “Nuestra solidaridad con el pueblo de Israel. Y nuestra condena al accionar terrorista de Hamás. Esto solo conduce a más violencia, muerte y sufrimiento de judíos y palestinos, además del resto de la población musulmana y cristiana”, escribió Orsi en la red X.

Desde la comunidad judía, el Comité Central Israelita del Uruguay deploró el ataque de Hamas. “Repudiamos, condenamos y culpamos al terrorismo y a Hamas, por los ataques, asesinatos indiscriminados a la población y secuestro de civiles”, dijo. “Apoyamos pública y abiertamente al Estado de Israel y su derecho a defenderse y dar lucha al terrorismo”.

También la B’nai B’rith Uruguay expresó su condena a los actos terroristas de Hamas. “Israel se encuentra en guerra. B’nai B’rith Uruguay condena en los más enérgicos términos la acción terrorista de Hamás. Reivindicamos el derecho inequívoco de Israel a existir pacíficamente. Repudiamos la violación del derecho internacional mediante el ataque a civiles indefensos. Este no es un conflicto entre dos naciones. Es un ataque indiscriminado por parte de una organización terrorista”, sostuvo la B’nai B’rith Uruguay.

Condena global

Las posiciones de Uruguay van en línea con la condena a nivel global que recibió Hamás.

El presidente Joe Biden dijo que el respaldo de Estados Unidos a Israel es “sólido como una roca e inquebrantable”.

“En este momento de tragedia, quiero decir al mundo y a los terroristas que Estados Unidos está con Israel. Nunca dejaremos de respaldarlos”, expresó Biden en una declaración desde la Casa Blanca.

Por su parte, el Pentágono reafirmó el compromiso “inquebrantable” de Estados Unidos con el derecho de Israel a defenderse y prometió asegurarse de que tuviera los medios para hacerlo.

“Nuestro compromiso con el derecho de Israel a defenderse sigue siendo inquebrantable”, dijo el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y añadió que trabajará “para garantizar que Israel tenga lo que necesite para defenderse y proteger a los civiles de la violencia y el terrorismo indiscriminados”.

El secretario de Estado, Antony Blinken, mantuvo este sábado una llamada con el presidente palestino, Mahmud Abás, en la que instó a todos los líderes árabes a condenar el ataque de Hamás contra Israel. “Hablé con Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, sobre los ataques terroristas contra Israel. Insté a todos los líderes de la región a condenar estos atroces actos de terrorismo”, dijo Blinken en redes sociales.

El secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su preocupación por la población civil y pidió “todos los esfuerzos diplomáticos para evitar una conflagración mayor”. Guterres, en un comunicado, dijo “condenar en los términos más fuertes” el ataque de Hamás. “(...) la violencia no puede dar una solución al conflicto, y solo se puede conseguir la paz a través de una negociación que lleve a una solución de dos estados”, agregó.

En Europa, el presidente francés Emmanuel Macron también estuvo muy activo este sábado hablando con líderes de Medio Oriente para condenar a Hamás.

Macron habló con el líder egipcio, Abdelfatah al Sisi, con el de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, y con el primer ministro libanés, Najib Mikati, a los que subrayó “la importancia de condenar sin equívoco los ataques terroristas contra Israel”.

Una forma de señalarles que no pueden pasar por alto la operación de la milicia palestina y que tienen que pronunciarse y denunciarla pública y abiertamente.

El jefe del Estado francés, que también habló por teléfono con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el presidente, Isaac Herzog, había condenado él mismo firmemente los ataques terroristas y había insistido en que “Francia es solidaria con Israel y con los israelíes” que tienen “derecho a defenderse”.

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, el español Josep Borrell, advirtió a Hamás que los ataques lanzados contra Israel “socavan los intereses” de los propios palestinos.

“Los ataques indiscriminados de Hamás están causando un profundo sufrimiento al pueblo israelí, aumentando la tensión y socavando los intereses palestinos”, aseveró Borrell a través de la red social X.

Borrell anunció que ha mantenido llamadas telefónicas con la Liga Árabe para abordar la situación, y también con los ministros de Exteriores de Arabia Saudí y Jordania, Faisal bin Farhan y Ayman Hsafadi, y con el portavoz del Ministerio de Exteriores egipcio, Ahmed Abu Zeid.

“Se necesita urgentemente un cese de las hostilidades, una desescalada, garantizar el respeto al Derecho Internacional Humanitario, liberar a los rehenes y negociar”, añadió.

La posición árabe

Entre los países árabes hubo llamados a detener los enfrentamientos, aunque sin condenar a Hamás y sus ataques contra Israel.

“Arabia Saudí sigue de cerca la escalada sin precedentes entre facciones palestinas y las fuerzas de ocupación israelíes, que ha tenido como resultado el aumento de la violencia”, dijo el Ministerio de Exteriores saudí en un comunicado. “El reino pide contención a las dos partes, llama a un inmediato cese de la escalada y a proteger a los civiles”, añadió.

Arabia Saudí, que condiciona la normalización con Israel con la creación de un Estado palestino, “recuerda que había advertido repetidamente de los peligros de la explosión de la situación por la continuidad de la ocupación y las repetidas provocaciones israelíes”, agregó la nota.

Pidió también que “la comunidad internacional asuma sus responsabilidades y trabaje para reavivar un proceso de paz con credibilidad que conduzca al establecimiento de dos Estados (palestino e israelí) para establecer la paz en la región” de Oriente Medio.

Por su parte, la Liga Árabe, integrada por 22 Estados, advirtió en un comunicado que “el ciclo de enfrentamientos armados entre palestinos e israelíes aleja a la región de cualquier oportunidad real de lograr la estabilidad o la paz en un futuro próximo”.

El secretario general del organismo panárabe, Ahmed Abulgheit, llamó a “frenar inmediatamente las operaciones militares en Gaza”, tras recordar que “había advertido repetidamente de que la adopción por Israel de políticas violentas y extremistas equivale a una bomba de tiempo”.

Egipto, firmante de la paz en 1979 con Israel y mediador clave entre este país y Palestina, dijo que mantiene “contactos intensos” que “se centran en partes internacionales influyentes para garantizar esfuerzos unificados y consistentes (...) y prevenir que la situación esté fuera de control”.

El ministro egipcio de Exteriores, Sameh Shokri, abordó “los esfuerzos para frenar la escalada” con sus homólogas de Francia y Alemania, Catherine Colonna y Annalena Baerbock, respectivamente, así como con el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Shokri mantuvo contactos similares con sus homólogos de Jordania, Ayman al Safadi, y Emiratos Árabes Unidos, Abdala bin Zayed, cuyos países firmaron la paz con Israel en 1994 y 2020.

Catar, principal apoyo árabe a los palestinos, responsabilizó por su parte “únicamente a Israel” de la nueva escalada debido a “sus continuas violaciones de los derechos del pueblo palestino”, si bien pidió a las dos partes ejercer “la máxima contención”.

Postura similar expresó el Gobierno iraquí, liderado por el primer ministro chií Mohamed Shia al Sudani, al considerar que “las operaciones que hoy lleva a cabo el pueblo palestino son un resultado natural de la opresión sistemática a la que ha sido sometido a manos de la ocupación sionista”.

La postura más radical la expresó Irán, un país no árabe pero que lidera el islam chií, cuyo Gobierno “felicitó a la gran nación Palestina y a todos los grupos antisionistas por la operación Tormenta de Al Aqsa”, lanzada por Hamás contra Israel, según la agencia de noticias iraní ISNA.

“Apoyamos esta operación y confiamos en que el Frente de la Resistencia la apoya también”, dijo Rahim Safavi, asesor de la máxima autoridad de la República Islámica de Irán, de acuerdo con la agencia ISNA.

Safavi dio la “enhorabuena a los luchadores palestinos” por el ataque sorpresa y aseguró que apoyará a los “luchadores palestinos hasta la liberación de Palestina y Jerusalén”.

Al mismo tiempo, en el Parlamento iraní los diputados se pusieron en pie, puño en alto, y lanzaron consignas de apoyo a Hamás, según videos compartidos por medios del país persa. “Israel es destruida, Palestina es victoriosa”, clamaron los legisladores iraníes.

Irán respalda a las milicias palestinas de Gaza y lidera el llamado Eje de Resistencia contra el Estado hebreo, que incluye a Hamás, al grupo libanés Hibzulá y a Siria.

El grupo chií libanés Hizbulá también pidió, en un comunicado, apoyo “árabe e islámico” a las milicias palestinas, e instó a los grupos de “la resistencia” a “una unidad de campo con sangre, palabra y obra” contra el Estado judío.

En Yemen, los rebeldes hutíes chiíes, que desde 2014 controlan Saná y amplias regiones del norte y centro del país, convocaron a una manifestación de miles de sus simpatizantes en la capital yemení, para mostrar su apoyo a Hamás.

Con su ataque a Israel, Hamás desvió violentamente la atención mundial hacia los palestinos y asestó un duro golpe al impulso para asegurar un acuerdo entre Israel y Arabia Saudita, mediado por Estados Unidos.

Apenas unas semanas antes, Netanyahu había dejado de lado la cuestión palestina en su discurso ante Naciones Unidas afirmando que la normalización, en 2020, de las relaciones con tres naciones árabes en los llamados Acuerdos de Abraham había “anunciado una nueva era de paz”.

Destacó igualmente que su país estaba a punto de lograr un premio mayor: su reconocimiento por parte de Arabia Saudita. Ahora, todo este avance corre riesgo de caerse.

Además

El ataque en las redes

Olaf Scholz, Alemania

El canciller alemán condenó los ataques de este sábado de la organización terrorista Hamas contra Israel, y se solidarizó con el Estado judío. “Los ataques con misiles desde Gaza y la violencia nos consternan. Alemania condena estos ataques y está al lado de Israel”, dijo Scholz.

Giorgia Meloni, Italia

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni condenó “en los términos más enérgicos el terror y la violencia contra civiles inocentes en curso. El terror nunca prevalecerá. Apoyamos el derecho de Israel a defenderse”, sostuvo un comunicado del gobierno italiano.

Josep Borrell, Unión Europea

“Los ataques indiscriminados de Hamás están causando un profundo sufrimiento al pueblo israelí, aumentando la tensión y socavando los intereses palestinos”, aseveró en un mensaje en la red social X el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Emmanuel Macron, Francia

En su cuenta de la red social X, Macron dijo que habló al primer ministro Benjamín Netanyahu. “Francia es solidaria con Israel y con los israelíes”, que tienen “derecho a defenderse”. Además, condenó “firmemente los ataques terroristas contra Israel”.

Lula da Silva, Brasil

“Estoy impactado con los ataques terroristas realizados hoy contra civiles en Israel, que causaron numerosas víctimas”, afirmó Luiz Inácio Lula da Silva en la red social X. “Reafirmo mi repudio al terrorismo en cualquiera de sus formas”, agregó el mandatario brasileño.

Ron DeSantis, Florida, EE.UU.

“Los cobardes ataques terroristas perpetrados contra civiles israelíes inocentes por el grupo terrorista Hamás, respaldado por Irán, merecen una respuesta rápida y letal”, señaló el republicano y precandidato presidencial en la red social X.

Von der Leyen, Comisión Europea

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, cargó contra el ataque “sin sentido” de las milicias de Hamás contra Israel, que descalificó como “puramente terrorismo” y ante el que el Estado judío “tiene derecho a defenderse”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelPalestinaHamás

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad