EL AVANCE DE LA EPIDEMIA

Precio del petróleo a la baja por la expansión del coronavirus

El sistema sanitario en China está desbordado y el gigante asiático pide ayuda a los países occidentales para combatir el nuevo virus.

Los infectados por el coronavirus surgido en diciembre superan los 17.000 casos. Foto: AFP
Los infectados por el coronavirus surgido en diciembre superan los 17.000 casos. Foto: AFP

El coronavirus sigue su camino mortal -hasta ayer lunes iban 425 muertos, 64 más que el domingo- y comienza a tener efectos en el campo económico. Los países productores de petróleo, con la OPEP a la cabeza, analizan qué hacer ante la continua bajada de los precios del crudo, que se ha agudizado por la extensión del coronavirus.

Los precios del Brent y del Texas -los crudos de referencia en Europa y Estados Unidos-, han caído hoy un 6,51% y un 2,8%, respectivamente, y se han situado en mínimos desde enero de 2019, lo que ha llevado a Arabia Saudí a poner sobre la mesa un recorte de la producción que fuentes de la OPEP sitúan en medio millón de barriles al día.

Representantes de la OPEP y de otros países productores, como Rusia, tienen previsto reunirse hoy martes y mañana miércoles en Viena para evaluar el impacto del brote en el mercado petrolero.

El Comité Ministerial Conjunto de Supervisión, formado por tres miembros de la OPEP y por representantes de otros dos países productores, analizará la situación y es probable que acuerden una recomendación que llevará a la próxima reunión ministerial de la llamada OPEP+.

Esa reunión, en la que participarán los trece integrantes de la OPEP y otros diez países productores, está prevista para el 5 y el 6 de marzo, pero algunos miembros quieren adelantarla.

En diciembre, esos 23 países acordaron un recorte adicional de la producción, de 1,2 a 1,7 millones de barriles diarios, en el primer trimestre de 2020 para mantener los precios.

Los paises productores de la OPEP perdieron el control del precio del petróleo. Foto: AFP
Representantes de la OPEP y de otros países productores de petróleo se reunirán en Viena. Foto: AFP

Según fuentes de la OPEP citadas por EFE Dow Jones, Arabia Saudí presiona para acometer una rebaja drástica y a corto plazo de la producción a fin de atajar el efecto del coronavirus en la demanda de crudo.

De acuerdo con esas fuentes, uno de los escenarios que se barajan es que Arabia Saudí encabece una rebaja colectiva de 500.000 barriles al día hasta que la crisis se haya superado.

“Si China para su actividad, lógicamente va a haber una caída en la demanda del petróleo y automáticamente eso influye en los mercados de futuros del petróleo”, explica, en declaraciones a EFE, Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de la EAE Business School.

Fitch Ratings teme que la crisis del virus cause una sobreproducción en el mercado petrolero, aunque considera difícil calcular el impacto del brote en la demanda porque dependerá de una combinación de factores, entre ellos la reducción del transporte aéreo, de los desplazamientos por carretera y de la actividad manufacturera.

“El impacto en el consumo de productos petrolíferos en China dependerá de la rapidez con la que el transporte y la actividad industrial vuelvan a nivel normales”, señala Fitch.

De momento, las petroleras chinas ya han empezado a recortar el volumen de crudo que procesan en sus refinerías, lo que, según Fitch, podría reducir sus márgenes por la menor utilización de las instalaciones.

El impacto en los mercados

Wall Street cerró ayer con ganancias generalizadas en sus principales indicadores en una jornada en la que, igual que el viernes, volvió a esquivar el miedo al coronavirus.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el principal indicador, el Dow Jones de Industriales, progresó un 0,51% o 143,78 puntos, situándose en 28.399,81.

El selectivo S&P 500 subió un 0,73% o 23,40 unidades, hasta 3.248,92, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a importantes empresas tecnológicas, se anotó un 1,34% o 122,47 enteros, hasta 9.273,40.

China desbordada.

El gobierno chino, que comienza a verse desbordado por la epidemia, pidió ayuda urgente en máscaras, gafas y vestimentas de protección. “Lo que China necesita de urgencia son máscaras, trajes y gafas de protección”, declaró la portavoz adjunta del ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

Varios países, entre ellos Francia, Reino Unido, Japón y Corea del Sur, ya enviaron material médico a China, agregó la portavoz.

El avance del coronavirus genera preocupación en todo el mundo. Foto: AFP
El avance del coronavirus genera preocupación en todo el mundo. Foto: AFP

China ha estado paralizado por el temor al virus que ha contaminado ya a más de 17.000 personas, y el ministerio de la Industria reconoció este lunes que, tras concluir el domingo las vacaciones del Nuevo Año Lunar, las plantas retoman su producción y funcionan a un 70% de su capacidad.

Frente al sistema hospitalario desbordado, Wuhan debía recibir el lunes los primeros enfermos en un nuevo hospital construido en 10 días. Pero los funcionarios no habían señalado por la noche ninguna admisión. Otro hospital más grande (1.600 camas) está en construcción y debería abrir sus puertas en unos días.

Vaticano envía mascarillas

El Vaticano envió cientos de miles de máscaras médicas a China para ayudarla a lidiar con el brote de coronavirus, en bolsas marcadas con el escudo de armas del Papa Francisco. El sitio web oficial Vatican News dijo que la iniciativa fue llevada a cabo en conjunto por la oficina de organizaciones benéficas papales y un centro misionero en Italia para católicos chinos. Las máscaras, empacadas en bolsas de 10, han sido enviadas a las provincias de Jubei, Zhejiand y Fujian, dijo Vatican News.

Brasil decretó la emergencia sanitaria
El coronavirus ha pasado a ser el enemigo público número uno. Foto: Reuters

Brasil declaró ayer lunes la emergencia sanitaria por el coronavirus con el fin de facilitar la repatriación de 40 de los 55 brasileños que se encuentran en la provincia china de Wuhan y que pidieron regresar a su país. Una vez en Brasil, serán sometidos a un periodo de cuarentena durante 18 días.

En un primer momento, el presidente Jair Bolsonaro se opuso a repatriar al grupo de brasileños que se encuentran en Wuhan al considerar que se podría poner en riesgo a millones de ciudadanos, pero cambió de opinión este fin de semana tras un pedido público. En un video publicado en las redes sociales, varios brasileños leyeron una carta en la que enfatizaron que ninguno está contagiado, recordaron que otros países ya han repatriado a sus ciudadanos y manifestaron su disposición para seguir los requerimientos sanitarios que sean necesarios con tal de regresar al país.

De acuerdo con el ministro de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, podrían pasar la cuarentena en Anápolis, Florianópolis o alguna ciudad del noreste brasileño, aunque todavía no fue definido el lugar exacto. En Brasil existen 16 casos sospechosos de coronavirus, la mitad de ellos en el estado de San Pablo, pero hasta el momento ninguno de ellos ha sido confirmado, de acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados