FIESTAS Y COVID-19

Noche de la Nostalgia: anuncian controles, clausuras, multas y hasta denuncias penales

Hay preocupación por las fiestas clandestinas en la Noche de la Nostalgia. El gobierno y las intendencias anunciaron controles durante todo el fin de semana

Cobraban entrada a la fiesta que se hizo en Salto. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Miles de personas marcharon el viernes 14 de agosto por 18 de Julio en el Día de los Mártires Estudiantiles: eran al menos nueve cuadras. El lunes pasado, decenas de integrantes de comparsas tocaron el tambor frente a la Torre Ejecutiva, en reclamo de “ensayos seguros”. El mismo día en Young muchos se juntaron para festejar el aniversario de la ciudad. Unas semanas antes, el 31 de julio, hubo una multitudinaria y polémica fiesta de los médicos recién recibidos en el Parque Batlle. Los ejemplos de grandes concentraciones en las últimas semanas, muchas veces sin la distancia requerida ni tapabocas, sobran. El tema alarma al gobierno y a los médicos, que también observan con preocupación la cercanía de la Noche de la Nostalgia por la posibilidad de fiestas clandestinas no solo el lunes 24, sino todo el fin de semana largo.

Eso fue analizado ayer en una reunión en el Ministerio de Salud Pública (MSP), donde participó la cúpula de la cartera -el ministro Daniel Salinas, el subsecretario José Luis Satdjian y el director general Miguel Asqueta-, pero también el subsecretario del Ministerio del Interior Guillermo Maciel, el secretario general de la Intendencia de Montevideo Fernando Nopitsch, el fiscal general Jorge Díaz y el presidente del INAU Pablo Abdala, además de autoridades de Unasev y de Agadu.

Allí acordaron que los controles corresponderán a los cuerpos inspectivos de las intendencias, del MSP y del INAU. Pero la Policía también reforzará su personal, incluso en las rutas, y el helicóptero transitará por el cielo montevideano buena parte de la noche.

La Intendencia de Montevideo (IMM) pondrá el doble de inspectores en comparación a un fin de semana común: 50 del Servicio de Convivencia Departamental más 30 funcionarios en el operativo de tránsito.

En los días previos habrá una campaña de prevención con teléfonos para que la población denuncie fiestas clandestinas: cada intendencia tendrá su número (en Montevideo es el 2901 0006, por ejemplo) y como último recurso también se podrá llamar al 911.

En el gobierno piensan que este es un momento decisivo para mantener al país en una situación controlada. “Es un momento clave, no nos tiene que ganar la confianza: pensar que ahora viene la primavera y aflojar las marcas. Este virus no perdona”, dijo Maciel a El País. Nopitsch, en tanto, recordó tras la reunión que “está absolutamente prohibido hacer bailes el 24”. Y pidió: “Guardémonos para el 24 de 2021, que va a ser una gran fiesta en Montevideo”.

Si se detectan fiestas bailables o con aglomeraciones de público, pondrán sanciones que van desde multas entre cinco unidades reajustables (6.320 pesos) y 350 unidades reajustables (442.000 pesos) a clausuras y denuncias penales.

¿Qué pasa si se denuncia una fiesta en una casa? Los inspectores -eventualmente apoyados por la Policía- tocarán el timbre y le informarán al que se presente que “las fiestas no están autorizadas” y que la actividad debe cesar, indicó Maciel. Si la fiesta sigue, se configura la figura de desacato prevista en el Código Penal y se dará actuación a la Fiscalía General.

Una clasificación elaborada por la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina, en base a adaptaciones de estudios internacionales, ubica entre las actividades de riesgo extremo ir a bailar a una discoteca.

Para la infectóloga Susana Cabrera, profesora agregada de la cátedra, las reuniones en lugares cerrados implican mayor riesgo y más si se trata de un baile. “La transmisión aérea es por las gotitas de saliva y secreciones. Si gritas y cantás, son muchas más gotas, y es más riesgoso con mucha gente aglomerada. No se recomienda, se desaconseja”, indicó a El País. Sería impensable, además, un baile con tapabocas. “El barbijo sirve pero en condiciones normales. En un lugar así se humedece, se cae”, afirmó,

La epidemióloga Silvia Guerra, en tanto, dijo a El País que las fiestas en lugares cerrados “no deben pasar”, pero a su juicio no debe calificarse como de “bajo o alto riesgo” porque “todo lo que se hace sin protección y facilitando la transmisión, es de riesgo”.

Bola de espejos, fiesta, Salto. Foto: Pxfuel.
Foto: Pxfuel.

¿Y qué pasa con las movilizaciones callejeras? Se convierten en situaciones de riesgo, aunque sean en lugares abiertos, si no se respeta el distanciamiento y no utilizan mascarillas, dijo Guerra.

La experta contó que ha visto manifestaciones ejemplares “en países donde todas las personas que participan mantienen el distanciamiento físico: respetan los dos metros, utilizan tapabocas y respetan las normas sanitarias”. No es lo que sucedió en algunas de las movilizaciones, e incluso actos políticos, vistos en Uruguay en las últimas semanas.

Guerra da algunos consejos: “No se debe compartir mate. No hay que sacarse la mascarilla. No deben estar todos en el mismo lugar. Pueden distribuirse y marchar respetando el distanciamiento”.

El gobierno, en tanto, se dispone a habilitar en las próximas semanas las fiestas infantiles y se trabaja en un protocolo definitivo. La Asociación de Salones de Fiesta espera que el protocolo esté aprobado antes de fin de mes, dijo a El País su presidente Javier Abal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados