CONTRA EL GOBIERNO

Pit-Cnt hizo un paro "absolutamente político" y sumó a trabajadores rurales

El movimiento sindical aseguró que fue el principal acto en varios años y, por primera vez desde que comenzó la pandemia, los manifestantes se pudieron volcar a las calles.

Acto por paro general del PIT-CNT. Foto: Francisco Flores
Acto por paro general del PIT-CNT. Foto: Francisco Flores

Fue el tercer paro contra el gobierno, fue “absolutamente político” -al decir del presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira- y, como una corriente de agua que rompe un dique, fue la primera manifestación sindical en este período que pudo volcarse en la calle, ya sin restricciones estrictas por la emergencia sanitaria. Y fue la principal movilización en décadas, aseguran en la central sindical. “Van a tener que agrandar la avenida Libertador porque nos quedó chica”, bromeó al comienzo de su alocución el secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala.

El día acompañó. Un sol cálido primaveral contrastó con el último paro que había hecho el movimiento sindical, una tarde fría de junio, pero que -dada la situación pandémica de entonces- no había tenido discursos ni estrado levantado.

Ayer fue distinto, y se fue contra todo. O en defensa de todo. Contra los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) que serán evaluados en un referéndum y el acuerdo portuario con la empresa Katoen Natie -o su variante: en defensa del puerto-; se fue en defensa del trabajo, del empleo, de la enseñanza; se apuntó contra el incremento de tarifas, contra la Rendición de Cuentas, contra la violencia de género, contra la quita de recursos al Instituto Nacional de Colonización para financiar la regularización de asentamientos -y al mismo tiempo en defensa de la vivienda digna.

También fue una celebración del bloque de izquierda, envalentonado luego de alcanzar el 8 de julio cerca de 800.000 firmas necesarias para habilitar el referéndum contra la LUC. Así que el ambiente era festivo desde el arranque: a lo largo de la avenida Libertador los puestos de hamburguesas y chorizos ya tenían sobre las 11 de la mañana toda la carne en el asador. La gente comenzó a llegar de a poco, a su ritmo, hasta que, cuando el sol pasó de cálido a molesto, un tropel se anunció con bocinas, banderas, cuerda de tambores, bombos, redoblantes y más de 100 jinetes. Todo eso junto apareció de pronto en lo alto de la avenida, rodeando el Palacio Legislativo.

“Es sencillamente conmovedor”, dijo después Pereira en una breve rueda de prensa luego del acto, en la que fue directo al responder acerca de si el acto “fue político” y no en defensa exclusiva de los trabajadores, como se aseguró desde el gobierno en las últimas horas. Apenas unos minutos antes el presidente Luis Lacalle Pou había declarado en la Expo Prado: “Uruguay necesita esforzarse, estamos saliendo de una pandemia. Este es un paro claramente político” (ver página A3).

“Es contra la política de trabajo, es contra la política sindical, es contra la política impulsada en la LUC. ¿Si el paro es político? Es profundamente político. Distinto es decir partidario”, contestó Pereira, que ya se despide de la conducción del Pit-Cnt porque hoy aceptará ser candidato a la Presidencia del Frente Amplio.

“Es sencillamente hablar de una democracia profunda como la uruguaya, con partidos fuertes históricos, pero también de organizaciones sociales” sólidas, continuó el líder del Pit-Cnt.

A metros de donde hablaba había un prisma de tela, firmado por ADES -el sindicato de docentes de Montevideo enfrentado con el gobierno por las licencias sindicales- en cuyas caras laterales había caricaturas de jerarcas y dirigentes de la coalición. Estaban Pablo da Silveira pintado de magnate, Lacalle Pou como Pinocho, el diputado Felipe Schipani como el inspector Gadget a la caza de los sindicalistas, y el presidente del Codicen, Robert Silva, como un titiritero macabro de la directora de Secundaria Jenifer Cherro -dibujada con un bigote símil al de Adolf Hitler.

Por el campo.

En las palabras de Abdala -que habló durante 37 minutos-, en la incorporación de jinetes, en el ballet folclórico que se hizo al pie del escenario, en la musicalización y en la propia plataforma de reivindicaciones, el campo estuvo presente en la discursividad sindical como no lo estaba hace tiempo. Tal vez propiciado por la discusión que tiene por estas horas la propia coalición de gobierno sobre la propuesta del Ejecutivo, plasmada en la Rendición de Cuentas, de solucionar la vivienda de 200.000 uruguayos creando un fideicomiso con recursos de dos impuestos que abastecen a Colonización.

Eso es algo a lo que el Pit-Cnt y el Frente Amplio se oponen bajo el argumento de que, de algún modo, significa “desvestir un santo para vestir otro”.

“Dicen ‘estoy con el campo’, y eso hoy les debe molestar a muchos de los que van al Prado o a la Asociación Rural”, lanzó también Abdala, en alusión a una frase que pronunció Lacalle Pou en setiembre de 2020, al cierre de la Expo Prado pasada. “Y nosotros le preguntamos por qué no está con este campo que está acá, el del asalariado rural, el del productor pobre, el del cañero, el hortofrutícola; el conjunto de los sectores que trabajan, viven y aman nuestra tierra”, exclamó el dirigente sindical sobre el final. “No podemos permitir que liquiden el Instituto de Colonización. Ya lo perjudicaron con la LUC, al permitir que el gran empresario ajeno al campo teledirija sus operaciones por celular desde la ciudad sin tener que vivir en el pre- dio, y ahora quieren darle la estocada de quitarle la posibilidad de inversión en tierra cuando hay más aspirantes a colonos que tierra para repartir”, cerró Abdala.

Los protagonistas

Marcelo Abdala. Foto Francisco Flores
Marcelo Abdala
Secretario del Pit-Cnt
Levantemos la cabeza, esta movilización no es solo sindical sino del conjunto de los sectores populares. (...) Digámoslo bien claro, es la mejor política el pueblo actuando en la vida nacional”.
Fernando Pereira. Foto: Francisco Flores.
Fernando Pereira
Presidente del Pit-Cnt
Fue la conjunción de intereses del movimiento sindical y de la sociedad, particularmente de la sociedad vinculada al agro, pero también del cooperativismo y parte del feminismo”.
José Mujica y Lucía Topolansky. Foto: Leonardo Mainé.
José Mujica
Expresidente
La pandemia va quedando atrás, más o menos, y la calle va retomando su color; es natural que quienes viven de vender su trabajo se preocupen por mejorar su salario, su suerte”.
Guido Manini Ríos. Foto: Estefanía Leal.
Manini Ríos
Senador de Cabildo Abierto
Yo no veo que vayan a lograr absolutamente nada con este paro. Y eso es algo que lo saben. Lo único que se busca acá es movilizar gente, a la que necesitan para sus finalidades políticas”.

Mujica y Topolansky en sillas de playa

En forma casi desapercibida, el expresidente José Mujica y su pareja, la senadora frenteamplista Lucía Topolansky, se instalaron en la esquina de Avenida Libertador y La Paz para presenciar el acto del Pit-Cnt.

Desde allí, donde ambos estaban sentados en sillas de playa, Mujica dijo que, para él, el paro no era en contra del Poder Ejecutivo. “No es contra el gobierno, es contra algunas cosas que hay”, dijo el exmandatario, que explicó luego que interpretaba la protesta de ayer como algo “normal”.

“Desde que el mundo es mundo, el que trabaja por un salario lo quiere mejorar. El primer elemento que distribuye en una sociedad es el salario, y la historia a uno le enseña que el que no llora no mama y que el que no se organiza para pelear no logra mejoras”, advirtió.

Al rededor del expresidente había una fila impaciente de personas que querían sacarse fotos, saludarlo, darle un beso o palmearle la espalda. Tras un silencio largo, de los que acostumbra introducir, siguió con su razonamiento. “Siempre quieren más y no consiguen todo lo que quieren, sino que consiguen poco. Es normal. Y es lógico que en la otra punta el que administra la empresa está buscando que los números le cierren y ganar más”, cerró Mujica.

Acuerdan la comida para unos 170 mil niños

El Codicen resolvió ayer transferir el dinero para que, durante las vacaciones de primavera, unos 170.000 escolares accedan a su alimentación. El traspaso de fondos, que se hace a través del BPS o una red de cobranza, busca que los niños cuya comida principal depende de la escuela pública puedan alimentarse durante el receso del próximo lunes, martes y miércoles.

La decisión se tomó el mismo día en que la ANEP estableció un sistema de alimentación de emergencia por el paro al que adhirieron los sindicatos de docentes. Primaria desconoce cuántos niños acudieron a las sedes que estaban abiertas, porque esos datos se estaban procesando aún ayer.

Solo unos 4.000 docentes habían elevado información ayer a Primaria durante el paro, por el que hubo además un 18% de ausentismo. “Los maestros tienen 48 horas para cargar la información” al sistema informático, aclaró la directora de Primaria, Graciela Fabeyro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados