EXPRESIDENTE

El consejo de Mujica por posible llegada de familias afganas: que "les miren las manos"

"Mirar las manos, el tamaño de los dedos, porque eso va a expresar si trabajó la tierra o no", dijo el expresidente.

José Mujica. Foto: Marcelo Bonjour
José Mujica. Foto: Marcelo Bonjour | archivo El País.

El Ministerio de Relaciones Exteriores continúa estudiando el pedido formal que 15 familias afganas realizaron con el objetivo de poder radicarse en Uruguay y el proceso puede llevar "algunos días", informaron fuentes de la Cancillería a El País.

Esta no es la primera vez que el país recibe un pedido para que familias de zonas en conflicto puedan instalarse. En 2014, bajo el gobierno del entonces presidente José Mujica, llegaron 42 sirios de un total de 120 que Uruguay había decidido amparar.

Finalmente la llegada de esas familias no se dio según lo planeado y es por ese motivo que ahora Mujica aconseja que primero "les miren las manos" a quienes quieran vivir en el país, en referencia a que lleguen personas que sean trabajadoras.

"La recomendación que yo haría siempre con respecto a la inmigración, es que antes de hablar con los candidatos primero les miren las manos. Mirar las manos, el tamaño de los dedos, porque eso va a expresar si trabajó la tierra o no", dijo el expresidente en diálogo con "Punto de Encuentro" (Radio Universal".

El exmandatario y líder del MPP consideró que Uruguay necesita personas que sean capaces de trabajar en el campo. "El asunto de las manos yo lo recomendé, porque lo tengo bien claro (...) hay una cultura que se expresa por las manos", indicó. 

Con respecto a la llegada de las familias sirias, Mujica aseguró que quedó "terriblemente molesto", ya que no cumplían con las condiciones que él había solicitado, como era la de que supieran y estuvieran dispuestos a trabajar la tierra.

Según informó El País el viernes 3 de este mes, alrededor de 150 afganos, en su mayoría conversos al cristianismo y que tuvieron que huir de su país ante el temor de una persecución religiosa luego de que los talibanes se hicieran del poder en Afganistán, aguardan en una nación europea a la espera de que Uruguay les dé cobijo.

Su llegada, depende también de que otras ONG cristianas, con sede en Uruguay, se hagan cargo de la manutención de los recién llegados hasta que puedan aclimatarse. El Estado uruguayo, a cambio, les entregaría el estatus de refugiado.

Miles de ciudadanos afganos huyeron de su país luego de que los talibanes tomaran el control y las fuerzas de Estados Unidos dejaran su país. A través de operaciones de evacuación muchas familias lograron salir y fueron trasladas a diferentes puntos, donde ahora esperan ser reubicados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados