CONFLICTIVIDAD SINDICAL

Pit-Cnt analiza ir a un referéndum contra la ley de urgente consideración

La posibilidad de ir hacia una consulta popular contra uno de los principales proyecto del gobierno comienza a tomar fuerza en la central sindical.

Fernando Pereira y Gabriel Molina en acto del Pit-Cnt. Foto: Archivo El País
La cúpula de la central iniciará el miércoles el análisis de una posible consulta popular contra la LUC. Foto: Archivo El País

La posibilidad de embarcarse en un referéndum contra la ley de urgente consideración (LUC) del gobierno de Luis Lacalle Pou empieza a ganar fuerza en el movimiento sindical, aunque aún hay dudas porque se trata de una misión complicada y de difícil victoria en el marco de la crisis económica y sanitaria por la pandemia del coronavirus.

El sindicato de trabajadores de Ancap, la Federación Ancap (Fancap), anunció este miércoles la decisión de promover la consulta popular junto al movimiento sindical, pero el tema ya venía siendo analizado desde antes por el Pit-Cnt, que ha decidido iniciar la discusión formal en la reunión del Secretariado Ejecutivo del próximo miércoles, como paso previo a la Mesa Representativa de agosto. El secretario de Prensa y Propaganda del Pit-Cnt y presidente del Sindicato Único de las Telecomunicaciones (Sutel), Gabriel Molina, dijo a El País “sí hay ambiente” como para pensar en un referéndum.

Y el presidente de la central, Fernando Pereira, dijo que está “analizando” el referéndum y que, en cuanto al contenido, está convencido que es un camino posible porque cree que la LUC “violenta libertades como huelga y piquetes”, además de que en educación desaparecen los consejos de Primaria, Secundaria y UTU. “Tiene contenidos muy negativos para los trabajadores y para el futuro del país”, sostuvo Pereira.

Pero tanto él como otros referentes del Pit-Cnt evalúan si están “en condiciones de fuerzas” para llevar adelante la consulta, partiendo de la base de que el contenido de la ley es “prácticamente desconocido” por la mayoría de los uruguayos. Así, el Pit-Cnt, según Pereira, debería trabajar primero en que se “comprenda la regresividad” de esta ley. Si se decide el referéndum, hay que acordar el contenido de la consulta y “todo debe hacerse rápido pero también en forma muy rigurosa”, dijo el sindicalista.

En Fancap no hay dudas. La Asamblea Representativa, donde hay 35 representantes de las plantas de todo el país, votó el miércoles por unanimidad promover junto al movimiento sindical “y las organizaciones sociales del campo popular” la realización de un referéndum revocatorio de los “artículos más regresivos de la LUC”, también “como estrategia de acumulación, organización y resistencia al modelo neoliberal, antipopular y autoritario”.

La resolución cita una decisión anterior de la Asamblea General de Fancap del 11 de marzo, que caracterizó la LUC “como neoliberal, clasista, regresiva, represiva, antidemocrática, punitiva, privatizadora y concentradora del poder, el ingreso y la riqueza”. A juicio del sindicato de Ancap, las modificaciones incluidas al texto, entre las que se encuentra un camino alternativo a la desmonopolización de Ancap y el retiro de artículos sobre el uso de infraestructura de Antel por parte de privados, “no cambiaron el espíritu”.

El presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez, dijo a El País que, si bien se sacó la desmonopolización, se plantea que el gobierno en 180 días presentará a la Asamblea General una propuesta integral de revisión del mercado de combustibles. Además mencionó el artículo 285 sobre el control de las sociedades anónimas de los entes, que establece la apertura de una parte minoritaria de su capital accionario mediante la suscripción pública de acciones: “Eso es una privatización”.

Proyecto de ley de urgente consideración. Foto: Leonardo Mainé.
Proyecto de ley de urgente consideración. Foto: Leonardo Mainé.

Rodríguez dijo que es momento de definir un camino de referéndum, para lo cual se necesita recolectar unas 700.000 firmas. “Nos tenemos fe. En un año y medio el gobierno va a tener desgaste”, indicó.

Uno de los posibles socios es la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes). Javier Iglesias, dirigente de ese sindicato, dijo a El País que rechazan “toda la ley y fundamentalmente el capítulo educativo”. En ese sentido, no renuncian a ningún instrumento “para dejarla sin efecto” y la definición de acompañar un referéndum se analizará en la asamblea del 1º de agosto.

“La prioridad de la gente hoy es comer”

Hay algunos sindicalistas que, si bien rechazan el contenido de la LUC, afirman que hoy no están dadas las condiciones para ir a un referéndum que podría implicar una derrota para la central, que fortalecería aún más al gobierno.

En esa posición está, por ejemplo, el sindicalista de la salud privada y miembro del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt, Jorge Bermúdez, quien dijo a El País que hay que tener en cuenta la alta aprobación del gobierno en las encuestas “por el buen manejo de la pandemia, así como buen marketing” que “le dio certezas a la gente”. El resultado final se verá, indicó, porque “la realidad es más compleja”, en referencia al nuevo brote en Montevideo. ¿Y el Frente Amplio? “Si estará muerto que no es capaz siquiera de levantar la creación del Sistema Nacional Integrado de Salud, votado en contra por blancos y colorados”, respondió. Y preguntó: “¿El movimiento sindical solo puede salir a jugar ese partido? Yo creo que no. Estamos hablando de 700.000 personas. Hoy la prioridad de la gente es comer y que el salario no se caiga”.

En la misma línea, Joselo López -secretario general de COFE y dirigente del Pit-Cnt- indicó que tiene una visión “cautelosa” porque “la LUC era una cosa antes de entrar y otra al salir” del Parlamento, donde se perdieron “aspectos que eran gancho para la población”. Si hay una derrota “sería darle más respaldo popular al gobierno”, afirmó. El Pit participará el 30 de julio en una movilización callejera contra la LUC.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados