ENTREVISTA

Gabriel Molina: “Estamos viendo un ataque permanente a los sindicalistas”

El presidente de Sutel, Gabriel Molina, luce hoy arrepentido de haber enviado un audio de WhatsApp a un grupo de sindicalistas cuestionando al presidente Luis Lacalle Pou.

Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.
Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.

Un reciente audio de WhatsApp que envió a un grupo de sindicalistas, en el que cuestionaba una medida del presidente Luis Lacalle Pou y que luego se viralizó, le dio una mayor exposición pública. El presidente del Sindicato Único de Telecomunicaciones (Sutel), Gabriel Molina, luce hoy arrepentido de haber enviado esa grabación. Cuestiona el proyecto de ley de urgente consideración que el Ejecutivo remitió al Parlamento, advierte que los sindicatos ocuparán los lugares de trabajo cuando sea necesario y reprocha el “ataque permanente” al que hoy son sometidos los sindicalistas. Molina habló con El País tras el primer paro del Pit-Cnt al gobierno de Lacalle.

-¿Cómo es un día normal suyo?

-Como el de cualquiera.

-A ver...

-Voy a hacer alguna asamblea en algún lugar de Antel que los compañeros me piden para hacerla. Después, ando por el Pit-Cnt, donde mi responsabilidad es la Secretaría de Prensa, Propaganda y Comunicación. Trato de comunicarme con los compañeros, tratar de ordenar el trabajo en el día, y dejar hacia adelante una reunión para intercambiar opiniones al respecto de las tareas que tenemos. Después, vengo por Sutel, o vengo por la mañana y después voy al Pit-Cnt, vengo por el sindicato, me reúno con los compañeros.

-¿Y cuándo trabaja en Antel?

-En Antel, cuando la responsabilidad fue más grande, es imposible que uno pueda cumplir con lo que es el trabajo diario. No quiere decir que no trabaje porque me levanto a las siete de la mañana como se levantan los compañeros y llego a casa a las 11 y pico de la noche o a las 12.

-Antes de empezar la entrevista usted me mostró su recibo de sueldo, por las horas que trabaja ($70.000 nominal, $18.591 líquido, con diversos descuentos)...

-Ese es el sueldo que percibo mensualmente. Nosotros tenemos en Antel un convenio firmado, como tienen todos los sindicatos. Yo no cobro fueros sindicales. Nosotros tenemos una comisión sindical. ¿Qué quiere decir esto? Que como comisión sindical mi tarea, mi labor, mi militancia es esta. No estoy subiendo a un camión a trabajar, no te quiero mentir, fácil, desde 2010.

-¿Cree que se está desgastando la figura del sindicalista en Uruguay?

-Lo que estamos viendo nosotros especialmente es un ataque, un ataque permanente por todo lo que se hace. Te miran hasta con lupa cómo te vestís, qué hacés, qué comés. Vas al supermercado y de repente alguien está comprando cosas mejores que vos porque las puede comprar, pero te está mirando a vos a ver qué te estás llevando.

Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.
Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.

-¿Y esos cuestionamientos no cree que son, en parte, por conductas desviadas que tuvieron algunos sindicalistas?

-Pero que los nombren a los dirigentes sindicales que han tenido actitudes jodidas. En mi caso, ¿qué es lo jodido? ¿Con qué plata me quedé de un sindicato? ¿Qué cosas distintas de gustos me doy, que sea rara? ¿Ir a la feria? ¿Ir a comprar un surtido como hace todo el mundo? ¿Un domingo hacer un asado y tomar un vino con mi familia? ¿Hacer una buseca un viernes santo? ¿Hacer unas lentejas en invierno y hacerlas para tres días como hacemos todos en nuestras casas? ¿Comprarme un buzo en tres cuotas? ¿Tengo que andar desnudo?

-El dirigente sindical Richard Read dijo: “No quiero atorrantes en mi sindicato, quiero laburantes". ¿Coincide?

-Primero que Read hace años que no está en la dirección de la central. No está ni siquiera en la dirección de su sindicato. Y últimamente está haciendo un lobby por todos los medios de comunicación hablando del movimiento sindical sin estar en el movimiento. Me parece una falta de respeto.

-¿No se puede hablar del movimiento sin estar adentro?

-Se puede opinar de todos lados de lo que estamos haciendo, pero lo que no se puede hacer es criticar o no criticar cuando vos no participás de la discusión. Por fuera, me parece a mi tal cosa, me parece a mi tal otra. No hay dioses acá eh, acá no hay dioses.

-¿Por qué cree que se apresuró el presidente Luis Lacalle Pou en cesar al presidente de Antel el pasado 19 de mayo?

-Primero, acá no hubo nada ilegal en absoluto y eso lo voy a decir con total firmeza y claridad. La decisión que tomó el directorio de Antel y los mandos de Antel fue legal y cristalina. Los ingresos en Antel desde 2006 a la fecha se dieron todos por concurso, por llamados abiertos y no por tarjetitas de presentación como venían muchos con que eran amigos de tal, y me dijo que hablara con usted. Sí m’ijo, vaya y preséntese.

-¿Le pasó eso?

-En Antel pasó. Pero pasó en Antel desde que se creó Antel. Tenemos alguno que se ha paseado en comisión en comisión que no voy a dar el nombre (ustedes saben a quien me refiero) que por Antel que yo sepa, ni va. Y entró en el 90.

-¿Se refiere al periodista Graziano Pascale?

-Me refiero a alguien que ustedes conocen. No quiero dar ni nombres.

-Ahora, advierte que no hay un incremento del gasto en la presupuestación de los funcionarios. ¿Pero es el momento de hacerlo en medio de una emergencia sanitaria?

-¿Era necesario haberle cambiado la imagen a los patrulleros ahora? Estamos hablando de 857 trabajadores que forman parte de los 5.900 que ya estaban en el presupuesto de Antel a nivel salarial y rubro cero que corresponde.

-En el acto del jueves pasado, usted dijo que el gobierno es “autoritario”. ¿En qué lo es?

-Porque la LUC por su forma y por su contenido no tiene nada de respeto a las propias instituciones que existen en el país, especialmente a los poderes.

-La LUC declara ilegítimos a los piquetes. ¿Que va a pasar con eso, van a ocupar igual?

-Vamos, pero cuántas ocupaciones hubo acá en Uruguay que de alguna forma no se hubieran dado por una actitud (silencio) irrespetuosa por parte de los empresarios. Por ejemplo, si vos vas a trabajar el día de mañana y te encontrás que la fábrica cerró, y que se llevaron todas las máquinas. ¿Cómo hacés para impedir que se lleven las otras? Te metés para adentro y la ocupás.

Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.
Gabriel Molina. Foto: Leonardo Mainé.

-¿Pero cuando sea ilegítimo qué van a hacer?

-Es que nunca fueron legítimas las ocupaciones.

-Las van a regular ahora.

-Y, bueno, que las regulen.

-Su postura va a seguir siendo la misma.

-Cuando nosotros veamos que tenemos que ocupar porque la decisión que viene es contra los trabajadores y de forma autoritaria, de desprecio y ya hemos agotado todos los ámbitos de negociación, y no hemos logrado encontrar acuerdos y los empresarios van a tomar su decisión o de despedir o cerrar la fábrica y llevarse las máquinas... Y vamos a ocupar.

-¿Aunque eso implique una represión luego?

-Cuando nos vengan a buscar para salir, nos iremos como lo hemos hecho siempre y, si podemos, ocuparemos otra vez. Y nos sacarán y ocuparemos de nuevo. Esto es histórico, eh.

-¿Y qué pasa con quienes sí quieren entrar a trabajar?

-Ahí es un debe que tiene el movimiento sindical, por qué no le estamos llegamos a la totalidad de los compañeros para que se organicen en un sindicato en una empresa.

MÁS

“Capaz que sí” hubo un sobrecosto en antel arena

-¿Hubo errores en la gestión de Antel? Hace unos días El País informaba sobre el gasto destinado para la cocina del complejo.

-Hay de todo. Mirá, nosotros en la gestión nunca estuvimos. No corresponde porque no cogestionamos la empresa. Sí en el marco de la negociación colectiva nosotros históricamente hemos solicitado participar de la discusión de la estrategia y presupuesto de la empresa. Y es cierto que desde que se construyeron estas negociaciones colectivas, entre Antel y Sutel a partir de 2007, 2008 hacia adelante, ha mejorado. Ahora, decisiones políticas se han tomado siempre, la Torre de las Telecomunicaciones es una decisión política. En el gobierno de Lacalle se hizo el puente más largo de Uruguay y no se usa, y el gobierno resolvió hacer el Antel Arena. Forma parte de la estrategia de la empresa. Es fibra óptica (mejora en internet y telecomunicación) y el cable submarino (multiplica y acelera la velocidad de internet por lejos).

-¿Y en los contenidos el Estado debe entrar?

-Pero el tema es que las comunicaciones en el mundo son también contenidos ahora. Claro y Movistar tienen televisión a través del celular. ¿Y por qué Antel no lo puede tener? Es una estrategia, a eso le tenés que sumar el Data Center y a eso le tenés que sumar el Antel Arena.

-¿Para usted no hubo un sobrecosto en el Antel Arena?

-Si uno entra en el menudeo de lo que es la plata efectivamente, hablando de economía pura y dura, capaz que sí.

“Si hay ollas populares es porque hay hambre en el país”

-¿Se arrepiente de haber grabado el audio que luego se viralizó, en el que insultó al presidente Luis Lacalle Pou por la medida de recortar el salario a los funcionarios públicos, anunciada a fines de marzo pasado?

-Me arrepentí en el mismo audio, el tema es que lo cortaron. Y después salió solamente una parte del audio, que eso fue lo que complicó. Complicó incluso la virulencia y reacción de muchos que me amenazaron por teléfono. Yo me conozco como nos conocemos todos y en algún momento se te va la boca como algunas conversaciones de boliche. Porque estos adjetivos que yo uso en ese audio, ¿de nosotros no dicen que somos el hada madrina, no? En las conversaciones que tienen los muchachos del gobierno no deben de decir “qué lindo que es Molina”. Deben decir cualquier disparate.

-¿Pero al final pudo hablar del tema con el presidente?

-En conversaciones lo digo. Nico, qué hijo de puta que sos. No te estoy puteando. Vamo’ arriba, bo.

-Bueno, pero es la figura del presidente de la República.

-Bueno pero pará. Pasan por la calle y me dicen “Chifle, la puta que te parió”. Claro a dos cuadras, no. Se paran en mi casa, golpean y te putean cuando no estoy.

-¿No comparte la medida del presidente?

-Fue inteligente en el momento, pero nosotros lo que venimos planteando es que el capital cada vez que hace un aporte solidario a través de algo, lo exoneran de algún impuesto. ¿El capital qué fue lo que puso? ¿Me vas a decir que lo que propuso fue enviar a gente al seguro de paro? Ese es el aporte del capital cuando estamos pidiendo que hay gente que no puede comer, que si hay ollas populares es porque hay hambre en el país. Y, sin embargo, le dan $1.200 para una canasta. Canasta que se la compran en el mismo supermercado que ha crecido enormemente sus ganancias, porque los precios han subido enormemente desde el 1° de marzo a la fecha.

-Le reclama otro rol al capital, entonces.

-Este planteo viene de atrás. Nosotros como movimiento sindical venimos planteando siempre que al capital y a las grandes ganancias hay que gravarlas. En el momento en el que se declara la pandemia, en marzo, el 14 y 15 explotaron las ollas populares, ¿por qué? ¿Porque estaban escondidos en el gobierno anterior con el Mides? No, eran los cuentapropistas, eran los vendedores ambulantes, eran trabajadores en el ómnibus o que tocaban la guitarra, o hacían malabarismo en las esquinas y en los semáforos. No es un reality show que explotan las ollas populares, es una necesidad que la gente tiene de comer.

-¿Por eso organizan la Intersocial?

-La Intersocial es la expresión más grande que tiene en su trabajo de acción el movimiento sindical, que es un frente de masa mucho más grande. Pero eso no es de ahora. Comenzamos a ver que teníamos que tener algunos puntos de acuerdo. Eso permite organizar la bronca, vos organizás la bronca y la rebeldía y de alguna manera se transformó en lo que es la Intersocial hoy en día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados