LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Médicos del interior temen un colapso del sistema de salud en Semana de Turismo

La FEMI alerta por un eventual colapso del sistema de salud si no se adoptan medidas que atiendan el aumento de casos de coronavirus y la sobrecarga de las camas de CTI.

Sala de CTI. Foto: AFP
En promedio, un paciente internado ocupa durante 15 o 20 días una cama en CTI. Foto: AFP

No hay departamento al norte del Río Negro que no esté comprendido en el nivel de riesgo rojo en la escala de Harvard. El aumento de casos y la alta demanda de camas de CTI, que ayer registraron un nuevo récord, ya comienzan a preocupar a los médicos que se enfrentan al virus en el interior del país.

Incluso el escenario podría complicarse, advierten en la Federación Médica del Interior (FEMI), si el gobierno no adopta nuevas medidas en la previa a la Semana de Turismo, época en la que se prevé que miles de uruguayos se vuelquen a las rutas.

El secretario general del gremio médico, Osvaldo Bianchi, que trabaja en una mutualista en Treinta y Tres, dijo a El País que la mayor preocupación es, justamente, que se viene la Semana de Turismo y que es esperable “una movilidad brutal a nivel nacional y sobre todo en el interior por el turismo interno”.

El médico, que se recuperó de la enfermedad tras haberse contagiado a mediados del año pasado, señaló: “Yo creo que tuvimos unas fiestas diferentes, un verano diferente y me parece que vamos a tener que tener una Semana de Turismo diferente. La pregunta es: ¿va a ser un Turismo como siempre o va a haber determinadas pautas”.

Hoy hay 12 departamentos del país que se encuentran en un nivel rojo de acuerdo a la escala de Harvard. Se trata de Montevideo, San José, Florida, Durazno, Treinta y Tres, Cerro Largo, Río Negro, Paysandú, Salto, Artigas, Rivera y Tacuarembó.

De acuerdo a los datos del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), ayer se registró un triple récord al notificarse 1.698 nuevos contagios, 11.575 casos activos y 151 personas internadas en CTI

"Sobrecarga asistencial".

Pero además de la inminente Semana de Turismo, a los médicos del interior también les preocupa la “sobrecarga asistencial”, sobre todo en algunos departamentos como Rivera o Treinta y Tres. De hecho, de acuerdo a datos de la propia FEMI, este miércoles quedaban solo 100 camas de CTI disponibles para pacientes con COVID-19 en el interior.

Bianchi sostuvo que Tacuarembó, Treinta y Tres y Melo tienen una ocupación de camas por arriba del 80%. Rivera tuvo la misma situación este fin de semana pero las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) trasladaron a Tacuarembó algunos pacientes no COVID-19 para liberar camas.

En Rivera, un médico explicó a El País que su principal temor es que “sigan aumentando los casos y con ello la demanda de camas”. Advirtió que en promedio, un paciente internado ocupa durante 15 o 20 días una cama en CTI. De acuerdo a los datos de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), en todo el país hay en total 801 camas, y menos de la mitad de ellas están en el interior.

Es que mientras Montevideo tiene 491 camas, Canelones 41, Maldonado 39, Salto 30, Rivera 23, Lavalleja, Colonia y Paysandú 22 cada uno, Florida 20, Tacuarembó 16 -aunque agregará a partir de hoy ocho nuevas plazas a pedido de ASSE-, Treinta y Tres 12, Río Negro 11, Durazno y Cerro Largo 10 cada uno, San José y Rocha ocho cada uno, y en Flores no hay camas.

CTI. Foto: AFP
CTI. Foto: AFP

Bianchi indicó que si bien “hoy por hoy no podemos hablar de una saturación del sistema”, lo que sí ocurre es que “la cuerda se viene tensando”.

En este sentido es que las autoridades del gremio que nuclea a médicos de todo el interior del país evalúa solicitar una nueva audiencia con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, para pedirle que el Poder Ejecutivo adopte nuevas medidas.

De acuerdo al reporte diario que divulga SUMI todas las noches, la ocupación de camas COVID-19 pasó del 18,1% este miércoles a 19,1% ayer. El aumento se debe a que en 24 horas hubo 17 ingresos, dos fallecimientos y siete altas médicas.

Según la referencia del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), si esta semana se pasa el 21% de camas ocupadas con pacientes infectados con el virus, se entraría en un nivel de riesgo asociado al color naranja (21-35%). Luego, se le considera en zona roja, según la referencia utilizada.

"No es lo mismo".

A más de un año de combatir la pandemia del coronavirus, los médicos advierten que en los últimos meses se vienen enfrentando a cuadros nunca antes vistos en pacientes infectados.

El secretario general de FEMI señaló a El País que en la consulta “se está viendo algo que no es lo mismo”. Y dijo que no descarta nada que esto se deba a que ya está entre nosotros la variante P1 de Manaos que en Brasil ha generado miles de muertos.

Test coronavirus. Foto: Reuters
Test coronavirus. Foto: Reuters

El médico entiende que esta nueva manifestación del virus es “más agresiva y sintomática” que las anteriores y que incluso se presenta en pacientes más jóvenes.

“En la comunidad médica hay mucha sospecha de que debemos tener la variante P1, porque es muy raro que Río Grande (Brasil) esté con bandera negra y que esta variante no pase a los departamentos de frontera”.

Este miércoles El País informó que médicos de Treinta y Tres se alertaron en los últimos días a partir de que seis pacientes presentaran un síntoma poco común para el COVID-19: un sarpullido generalizado en la piel. Los seis pacientes de Treinta y Tres tuvieron este síntoma entre los días siete y 10 tras haber contraído el virus, es decir que aún estaban transitando la enfermedad.

La profesora de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas Susana Cabrera dijo creer que “la sospecha” de que se trate de la nueva variante de COVID-19 originada en Manaos “es correcta”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados