EL GOBIERNO QUE VIENE

El Parlamento estrena nuevas caras: Manini, Sartori, Vega y Della Ventura en su primer día

No es la primera vez que recorrerán el ambulatorio del Palacio Legislativo, pero sí será su primera sesión como parlamentarios.

Diputados electos ensayan cómo será su tarea a partir del sábado 15 de febrero. Foto: Francisco Flores
Sesenta y seis diputados electos, del total de 99 integrantes de la Cámara, participaron de una “falsa sesión” el jueves. Foto: Francisco Flores

Hoy no es un día cualquiera para Guido Manini Ríos, Juan Sartori, César Vega o Amanda Della Ventura. No es la primera vez que recorrerán el ambulatorio del Palacio Legislativo, pero sí será su primera sesión como parlamentarios.

Les toca debutar en el Parlamento y cada uno puede llevar a dos invitados a la ceremonia de su asunción. Vega, diputado del Partido Ecologista Radical Intransigente, irá con su esposa e hija de 23 años. Sobre su banca colocará una pancarta pequeña con la leyenda: “No a UPM 2”. ¿Su intención? “Tratar de inspirar la defensa del medioambiente”, dijo.

Para Sartori, el primer día de la legislatura es de “mucha ilusión” y “ganas de realizar cosas”. El nacionalista, que acostumbra a viajar al exterior, aseguró a El País que su nueva tarea en el Senado no es un impedimento para eso. “Los horarios del Parlamento dan mucho espacio, el Senado funciona del 1 al 18, entonces tenés los últimos 12 días del mes para recorrer el interior o para tomarte un avión y representar al país afuera. No lo veo como un problema”, explicó el más joven de los senadores.

Los primeros 45 días en su tarea de senador serán la excepción. El tratamiento de la ley de urgente consideración del gobierno electo obligará a un “debut intenso”, reconoció Sartori. “Así que esos primeros 45 días vamos a estar viviendo y durmiendo ahí”, agregó el senador que ya instaló una televisión en su despacho.

Más allá de que la ley de urgencia sea la prioridad, el nacionalista sostuvo que trabajará en otros temas (medio ambiente, asuntos internacionales y población) y planteará algunos de los 7.000 proyectos que le presentaron en la campaña bajo la consigna: “Proponé tu ley” cuando se postuló como precandidato presidencial.

El líder de Cabildo Abierto y senador Manini Ríos ha sido uno de los personajes más cuestionados desde que decidió emprender una carrera política. Ahora estará sentado en el Senado junto a otras figuras como los expresidentes José Mujica (MPP) y Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), el exministro del Interior Eduardo Bonomi, el exministro de Economía Danilo Astori o el exsecretario general del Sunca Óscar Andrade.

¿Cómo se llevará con sus vecinos? “No voy a tener ningún problema. No tengo problema en conversar con nadie, vamos a tratar de ser un nexo y un elemento de diálogo”, respondió a El País Manini Ríos.

La bancada de Cabildo Abierto se reunirá semanalmente y el criterio será uno solo: discutir los pros y contras de cada proyecto y actuar “con independencia de criterio”. “No estamos atados a que esta ley hay que votarla sí o sí. Vamos a apoyar al gobierno electo, pero si mañana viene un proyecto que no está en el compromiso y a nosotros no nos gusta, no vamos a tener ningún problema en no votar”, puntualizó Manini Ríos.

En el Senado, el excomandante del Ejército piensa insistir con una vieja idea: brindar un curso de voluntariado para los jóvenes que no estudian ni trabajan, más conocidos como Ni-Ni. Otro tema en el que pretende trabajar pasa por la facilitación de la tenencia de hijos para los padres.

Amanda Della Ventura (Frente Amplio) ya estuvo antes en el Parlamento. Cuando fue dirigente sindical de Ademu le tocó alguna que otra vez ir a las barras cuando se votaba algún proyecto de ley. También estuvo en el Palacio Legislativo en 2014, en ocasión de la visita de la actriz Emma Watson en su carácter de embajadora de Buena voluntad de ONU Mujeres.

En esta oportunidad no es lo mismo. Ahora le toca sumir una banca en el Senado, después de diez años de jubilada de maestra y 30 años de edila en la Junta Departamental de Florida. “Le decía a una compañera que conocer los vericuetos del Palacio, para un lado y para otro, me va a llevar un tiempito”, contó a El País.

Aunque tiene la experiencia de la Junta en Florida, Della Ventura sabe que el desafío que la espera en el Senado “es diferente”. El trabajo es “más intenso” y con la ley de urgente consideración a estudio, las sesiones serán “muy largas”; además “la responsabilidad también es otra”.

En el Parlamento hay oficinas "ciegas", sin ventanas ni ventilación. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)
El Parlamento recibirá hoy a nuevas caras. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)

Vega tiene su propio proyecto a la espera de que se termine el estudio de la ley de urgente consideración. Buscará prohibir los agroquímicos tóxicos (hormonas y conservantes) que ya no están habilitados en países del primer mundo. Su intención es ir “lo menos posible” al Palacio Legislativo y seguirá la mayor parte de su tiempo trabajando desde su chacra en Punta Espinillo, donde cultiva diferentes hortalizas y frutas.

En Diputados ocupará el despacho 306, en el tercer piso del edificio anexo, y sus vecinos serán casi todos del Partido Nacional. Lo que más le preocupa es mantenerse tal cual es.

“Mi expectativa es seguir con los mismos ideales, no cambiar. Y tratar de llevarme bien con todos”, explicó el único diputado del PERI. En los días previos a la asunción, Vega participó de charlas y talleres en los que pudo interactuar con legisladores de todos los partidos políticos.

Sus primeros días en el Palacio fueron prometedores: “Me encuentro bien en esta fase. Me siento cómodo. Me han tratado muy bien pese a ser una minoría”. El diputado es tan solo una de las decenas de caras nuevas que se verán en esta legislatura.

Cabildo quedó fuera del edificio central

La bancada en pleno del partido Cabildo Abierto quedó fuera del edificio central del Palacio Legislativo. Todos sus legisladores, tres senadores y once diputados, quedaron repartidos entre los pisos dos y cuatro del edificio anexo. Además, los legisladores electos por Cabildo Abierto deberán compartir piso con otras bancadas, entre ellas la del Frente Amplio y otros partidos.

Algunos de ellos no pudieron tomar posesión de sus despachos debido a que sus ocupantes anteriores no retiraron todavía sus objetos personales de allí.

El diputado de Cabildo por Maldonado, Sebastián Cal, dijo ayer a El País que los despachos “ya están designados, algunos de manera provisoria y otros de forma permanente. Yo vengo a trabajar, le voy a poner las mismas ganas más allá del despacho que me toque”.

Los coordinadores de bancada, Silvana Pérez Bonavitta y Álvaro Perrone, hicieron distintas gestiones con las autoridades del Palacio Legislativo. El diputado fernandino le quitó trascendencia al asunto.

Consultado por El País, dijo que “sería ilógico plantear un problema por esto cuando en la Cámara vamos a estar todos juntos a centímetros de distancia”.

De todos modos, afirmó que “lo ideal era estar juntos, no se dio”. “No me molesta tener el despacho cerca de legisladores de otros partidos. Yo todavía no he visto mi despacho. Uno quisiera estar en ciertas condiciones, pero bien...”, dijo Cal.

En teoría, hay espacio suficiente para que cada legislador tenga su despacho en el edificio central. Sin embargo, terminan siendo ocupados por las bancadas sectoriales o partidarias.

Sanguinetti y MUjica, dos pesos pesados en el senado
Mujica y Sanguinetti

José Mujica y Julio María Sanguinetti. Ambos tienen 84 años de edad. Los dos fueron presidentes, el segundo dos veces, y ahora serán colegas en el Senado.

Mujica y Sanguinetti asumen hoy sus bancas, aunque ambos no tienen pensado seguir hasta el final del período.

La banca de Sanguinetti será ocupada por el exintendente Tabaré Viera, mientras que el primer suplente de Mujica es Alejandro Sánchez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados