LA BANCADA DE MANINI RÍOS

Desde una empleada doméstica a un grado cuatro, ¿quiénes son los diputados de Cabildo Abierto?

Cabildo Abierto tendrá tres senadores y 11 diputados y entre los futuros legisladores hay perfiles bien distintos.

Acto de Cabildo Abierto. Foto: Darwin Borrelli
El general retirado dirigirá una bancada integrada por dirigentes con perfiles bien distintos. Foto: Darwin Borrelli.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Un capitán de barco, un paracaidista, una empresaria de ropa femenina, un productor rural, una empleada doméstica y hasta un grado 4 en derecho constitucional. Así de variado es el perfil de los diputados electos por Cabildo Abierto. El partido liderado por Guido Manini Ríos tendrá tres senadores -el propio candidato, Guillermo Domenech e Irene Moreira, la esposa de Manini- y 11 diputados, aunque la lista definitiva recién se conocerá cuando termine el escrutinio departamental y el conteo de los votos observados, que comenzó ayer.

Elsa Capillera, una exconcejal blanca del municipio D que ha realizado tareas sociales en asentamientos en Casavalle, será la primera diputada por Montevideo. Durante 10 años trabajó como empleada doméstica en una casa de familia, hasta marzo. “Cuidaba a una señora de 89 años, pero después siempre tuve tareas sociales”, contó Capillera a El País.

Con un perfil bien distinto, el grado 4 en derecho constitucional y activista por las causas ambientalistas Eduardo Lust iniciará su etapa legislativa con 59 años. “Es la edad justa porque me permitió criar a mis hijos. La familia es muy importante y el Parlamento suele robar mucho tiempo”, afirmó Lust. ¿Tiene algún proyecto de ley en mente? El lunes mismo se reunió con su equipo de trabajo para empezar a pensar. Ya sabe que presentará una iniciativa para pasar algunas secretarías de Presidencia a los ministerios y que puedan ser controladas para “ajustar la administración a la Constitución”. También pedirá todos los informes sobre la negociación con UPM que le ha negado el gobierno. “La nueva administración no tiene por qué mantenerlos en secreto”, indicó Lust.

Su lucha apuntará a intentar parar la nueva planta de UPM. Por eso, en diciembre presentará iniciativas legislativas locales para “parar el tren” y que no afecte a las poblaciones. Por esa vía se promoverán referéndums locales. “Eso será una granada, le explotará en la cara a todo el mundo”, adelantó.

La tercera diputada confirmada por Montevideo es Silvana Pérez Bonavita, quien estudió marketing y se considera referente de Carrasco y Punta Gorda. Fue concejal vecinal. 

Con 36 años, Martín Sodano es el casi seguro cuarto diputado montevideano de Cabildo, aunque aún depende de los observados. Es mecánico naval en una empresa pesquera y tiene pasado colorado. “Con mi mamá seguíamos mucho al ‘Turco’ (Washington) Abdala y en 2004 yo sentí que (Julio María) Sanguinetti lo traicionó, cuando eligió a (Guillermo) Stirling como candidato. Por eso me abrí y me fui a la izquierda más profunda”, relató. Por tres meses estuvo en la Corriente de Izquierda de Helios Sarthou y Jorge Zabalza, que aún estaba en el Frente Amplio. “Entré, vi que era una burbuja, una cúpula y todo digitado y me fui”, contó. Quedó desencantado de la política hasta que se volvió a enamorar con Manini, según contó. Quiere impulsar proyectos relativos a la industria y el territorio marítimo.

Guido Manini Ríos. Foto: Fernando Ponzetto
Guido Manini Ríos. Foto: Fernando Ponzetto

En Canelones Cabildo se encamina a tener dos bancas. La primera será ocupada por Álvaro Perrone, un exdirigente colorado y después del Partido de la Gente, según publicó El Observador. Es probable que consigan un segundo lugar: el capitán de barcos Carlos Testa. “Yo siempre voy a ser pescador porque navegué 37 años en barcos pesqueros”, relató Testa. “Mi idea es dar una mano al país y aportar una solución para las urgencias de la gente, estoy muy preocupado por la inseguridad y el empleo”, afirmó.

En Maldonado, el tornero Sebastián Cal está casi adentro. Tiene un emprendimiento metalúrgico, pero además es piloto de aviones y helicópteros. Trabaja en una empresa de taxis aéreos y se dedica al paracaidismo. Nunca le interesó participar en un partido y, de hecho, estaba muy descreído de toda la clase política, aunque sí dice que siempre tuvo los “ideales” bien claros, cercanos al artiguismo. Tiene dos proyectos de ley puntuales ya pensados: uno apunta a fomentar las agroindustrias y otro a crear una ciudad universitaria “real”.

En Rivera, la diputada electa es Nazmi Camargo. Tiene 37 años y es la propietaria de un local de ropa femenina en Santana Do Livramento. Viene de familia blanca y, parecido a Cal, hasta hace muy poco pensaba que era apolítica. Contó a El País que uno de sus sueños es poder instalar su tienda del lado uruguayo, ya que hoy está en Santana por costos.

Cabildo también tendrá un representante por Tacuarembó. Solís Echeverría tiene 41 años, es técnico agropecuario y trabaja como administrador de campos. No tiene experiencia en política, pero participó en el nacimiento de Un Solo Uruguay. “Voy a ver cómo acomodo el caballo para estar en el Parlamento”, contó Echeverría a El País, desde adentro de un corral en un campo en Salto. Le interesa promover temas del departamento para generar fuentes de trabajo.

Hay otras bancas aún en juego: puede ingresar Wilman Caballero por Cerro Largo, Rodrigo Albernaz por Salto, Sebastián Martínez por Rocha y la propia Irene Moreira por Artigas. La esposa de Manini, que ya es senadora electa y quiere impulsar proyectos sobre temas de la salud vinculados a la diabetes, la enfermedad celíaca y el autismo, dijo a El País que su lista artiguense tiene chances de entrar por restos. “Oremos para que así sea”, admitió.

Cursos para los dirigentes

Todos los futuros parlamentarios de Cabildo Abierto son debutantes y la enorme mayoría no tiene experiencia en política. Guido Manini Ríos dijo ayer en una entrevista en En Perspectiva que tendrán un equipo de asesores para evitar “mamarrachos” legislativos. Además, los legisladores de Cabildo Abierto recibirán capacitación: “No sé si llamarles cursos, pero por supuesto que hay detalles de funcionamiento administrativo a aprender. Hay que recibir la instrucción de cómo funciona todo”, adelantó. El diputado electo Sebastián Cal dijo a El País que “sin duda será necesario” ir a esos cursos: “Ninguno somos de este palo”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)