POLICÍA REPARTIRÁ TAPABOCAS EN LAS CALLES

Gobierno insiste y pide mantener las restricciones por el coronavirus

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, se reunió con el presidente Luis Lacalle Pou para definir cómo sigue la estrategia para exhortar a la ciudadanía a evitar aglomeraciones en la vía pública.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dio ayer la visión del Poder Ejecutivo sobre la actitud ciudadana ante el virus. Foto: Leonardo Mainé
El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dio ayer la visión del Poder Ejecutivo sobre la actitud ciudadana ante el virus. Foto: Leonardo Mainé

En el fútbol, cuando el cuadro se distrae y se deja avanzar al rival, el director técnico ordena “ajustar las marcas”. Con esa idea -y preocupación- fue que llegó el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, ayer a la tarde a la Torre Ejecutiva.

El jerarca de gobierno observó “un afloje” de gran parte de la población el fin de semana pasado, en cumplir con las medidas de aislamiento y evitar las aglomeración, claves para limitar la propagación del coronavirus en Uruguay.

El pedido del gobierno de continuar con las medidas de aislamiento se mantiene. De todas formas, hay sí un cambio en la postura al flexibilizar la exhortación. Esto se enmarca en la estrategia de la “nueva normalidad” que el presidente Luis Lacalle Pou anunció la semana pasada.

Eso que el mandatario graficó con la metáfora de “las perillas” y de empezar a aflojar esas perillas para de forma paulatina salir a vivir en una “nueva normalidad”. La problemática que observó el ministro del Interior es que el fin de semana el afloje fue demasiado.

Por eso ayer cuando llegó a la Torre para reunirse con el presidente, Luis Lacalle Pou, entró con cierta preocupación, y enojo. Incluso se potenció cuando al ingresar vio a la guardia policial que custodia el edificio, apostada en la esquina, sin tapabocas.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dio ayer la visión del Poder Ejecutivo sobre la actitud ciudadana ante el virus. Foto: Leonardo Mainé
Con su tapaboca en la mano, Jorge Larrañaga recordó que la población debe evitar aglomeraciones en la vía pública. Foto: Leonardo Mainé

El ministro Larrañaga se bajó de su auto, los miró, y les hizo un gesto mostrándole su barbijo. Luego de la reunión el jerarca de gobierno aclaró que se tienen que tomar las medidas necesarias de protección y exhortó al uso de tapabocas a todos los ciudadanos que deambulen por la vía pública.

“Estamos en guerra contra una enfermedad que ha costado miles de vidas en el mundo entero”, dijo ayer Larrañaga en conferencia. “Hemos entrado en una situación de afloje que no nos podemos permitir los uruguayos”, agregó.

El jerarca aclaró que no hay planes de cambiar la “estrategia” de exhortación que ha primado hasta ahora: quedarse en casa. De todos modos aclaró que no está prohibido salir a la calle. Uruguay evitó decretar la cuarentena obligatoria como sí pasó en otros países. Sin ir más lejos, en Argentina, que decretó el aislamiento obligatorio el pasado 20 de marzo. Pero el vecino país ha ido sumando excepciones a la medida en diferentes sectores.

Vamos a continuar con los operativos de manera firme”, dijo Larrañaga en relación a las exhortaciones de miembros de la Policía para que la población no se aglomere en diferentes espacios públicos.

Y el ministro hizo énfasis en ese punto: en no aglomerarse y ser responsable a la hora de salir. Por aquello que el gobierno quiere comenzar a reactivar el país, la economía y las salidas de la gente. Pero la exhortación a quedarse en casa ya no tiene la misma potencia que sí tuvo durante Semana Santa, cuando los efectivos policiales intimaron a la gente que deambulaba por la vía pública a volver a sus hogares.

Es por eso que, al ser consultado sobre si la gente puede salir a hacer ejercicio en la vía publica, Larrañaga aclaró que sí. “Por supuesto que sí (pueden salir) porque no está prohibida esa situación o contemplar esas situaciones. Pero sí evitar las aglomeraciones. Lo que vimos nosotros en la rambla en toda su extensión este fin de semana (hay que evitarlo)”, detalló el ministro del Interior. “Tenemos que evitar las aglomeraciones, el deporte puede terminar siendo algo necesario, pero hay que buscar mecanismos de ingenio para el deporte y para hacerlo de tal manera que no termine perjudicando a otra gente y a otros vecinos. Esa es nuestra proposición y la del Poder Ejecutivo”, agregó Larrañaga.

“Esto no pasó todavía. No nos podemos engañar”, subrayó el ministro. Y agregó: “Estamos en guerra contra una enfermedad que ha costado miles de vidas en el mundo entero”.

“Tenemos que tener el cuidado de cuidarnos. Si no, podemos perder. Está en juego la salud de nuestra gente más vulnerable”, dijo.

Por otro lado, el ministro comentó que el Ministerio del Interior ofrecerá tapabocas en la vía pública como “forma de marcar que no se está transitando responsablemente”.

Además, Larrañaga expresó: “No hay tal contradicción. El hecho de reactivar algunas actividades no significa que no sigamos bajo el imperio del decreto que declaró la emergencia en materia sanitaria”. Sobre este tema, advirtió: “No significa que la población en general afloje los niveles de contención que nos termine perjudicando a todos los uruguayos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados