LA TRANSICIÓN

Lacalle Pou le encarga a Garcé el rediseño de la Inteligencia estatal

El futuro gobierno se dispone a “rediseñar” la Secretaría de Inteligencia Estratégica de Estado para dotarla de mayor importancia, con recursos humanos y técnicos.

El Guardián
Lacalle Pou busca mejorar el combate a la delincuencia. Foto: Archivo El País.

El protocolo se repite día a día en la sede de Luis Lacalle Pou. Los dirigentes llegan a la sede, la secretaria personal del presidente electo los recibe en la puerta, mantienen una charla de al menos media hora, bajan al lobby, y cuando los periodistas los encaran para la típica ronda de prensa, la respuesta es siempre la misma: “No tengo nada para anunciar”, dicen acompañándose de una amplia sonrisa.

Lo que es seguro es que si suben al segundo piso a reunirse con el líder blanco algún lugar en el futuro gabinete van a ocupar. Pero Lacalle Pou espera tener acordados todos los ministerios y subsecretarías para al retornar de Buenos Aires el miércoles anunciar el equipo que integrará su gabinete.

Ayer el presidente electo recibió a la historiadora Ana Ribeiro, quien en esta elección ocupó el tercer lugar en la lista al senado de Alianza Nacional, grupo que lidera Jorge Larrañaga. La profesora de historia ha trabajado durante años con Pablo da Silveira en proyectos educativos, son colegas en la Universidad Católica del Uruguay, y forma parte de la plataforma “Eduy21”.

La historiadora Ana Ribeiro se reunió con el presidente electo. Foto: Marcelo Bonjour
La historiadora Ana Ribeiro se reunió con el presidente electo. Foto: Marcelo Bonjour

A la salida, consultada en rueda de prensa sobre si Lacalle Pou le planteó algo concreto para trabajar en el gobierno dijo: “Esas son las cosas que no puedo decir. Hay cosas que es justo que lo anuncie la persona que está trabajando ahí arriba tanto para conformar equipos, maneja nombres, pide, asesora”, dijo en referencia a Lacalle Pou.

El informativo de canal 12, Telemundo, informó que Ribeiro ocupará la subsecretaría del Ministerio de Educación y Cultura, secundando a Da Silveira. Según las fuentes blancas consultadas por El País el nombre fue planteado tiempo atrás por el ministro de Educación designado y aceptado por Lacalle Pou.

De todos modos el presidente electo está teniendo contactos directos con quienes integrarán su futuro Poder Ejecutivo para intercambiar metodologías de trabajo y énfasis que se busca poner en la gestión, comentó una de las fuentes blancas consultadas.

A su vez en la tarde noche, la senadora electa por el sector “Aire Fresco”, Graciela Bianchi confirmó con una publicación en la red social Twitter el futuro político de Ribeiro. “Buenas noticias para la Educación: excelente designación de la Profesora e Investigadora Ana Ribeiro para la subsecretaría del Ministerio de Educación y Cultura. Por fin excelencia con Pablo y Ana!!!”, escribió Bianchi en Twitter.

La profesora Ribeiro dijo que hay mucho para trabajar en educación en el futuro mandato y que parte de la tarea será el diálogo con los sindicatos docentes. “Los profesores, las personas que trabajan en educación, son el corazón del sistema educativo y que deben ser siempre protegidos y potenciados para dar de sí lo mejor. Hay que lograr un diálogo y que no se traben las cosas”, destacó.

Política de seguridad pública.

A última hora el colorado que para la actual campaña después de la elección interna apoyó a Lacalle Pou, Guillermo Maciel, visitó la sede del presidente electo. Tras la reunión el experto en seguridad declaró a los medios de comunicación que no tenía ningún anuncio para hacer.

Guillermo Maciel visitó la sede del presidente electo. Foto: Marcelo Bonjour
Guillermo Maciel visitó la sede del presidente electo. Foto: Marcelo Bonjour

Sin embargo él será el compañero del futuro ministro del Interior Jorge Larrañaga en el Ministerio del Interior. El líder blanco tenía a Álvaro Garcé como su referente en materia de seguridad.

Sin embargo Lacalle Pou pretende que su asesor tenga un cargo de mayor relevancia para el plan estratégico que planea para combatirá la inseguridad. Por eso lo designará en la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado, informó el diario El Observador y Subrayado de Canal 10.

Álvaro Garcé. Foto: Leonardo Carreño
Álvaro Garcé. Foto: Archivo El País.

Fuentes blancas consultadas por El País explicaron que el objetivo del futuro gobierno es “rediseñar” el departamento de inteligencia para el combate “frontal a la delincuencia y el narcotráfico”. Parte de ese plan está en la implantación de la ley de inteligencia.

El presidente electo declaró varias veces durante la campaña electoral que la gestión de la seguridad pública cada vez más pasa por la inteligencia y menos por “el músculo”; es decir por la represión.

Más temprano el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Eduardo Turell, visitó la sede partidaria para tener el primer contacto con el presidente electo y presentarle algunas aspiraciones para el futuro mandato.

El ministro del Poder Judicial le trasladó al gobierno entrante su preocupación por los casos de violencia de género en Uruguay y cómo "enfrentar mejor un tema que es tan grave y que tiene desbordados a los juzgados en general", señaló previamente el magistrado a los medios de prensa.

Presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Eduardo Turell. Foto: Marcelo Bonjour
Presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Eduardo Turell. Foto: Marcelo Bonjour

Turell precisó que le hizo un planteo de mayor presupuesto al gobierno electo para tratar esta problemática, pero que "no hablaron de cifras".

En la misma línea se expresó Beatriz Argimón, quien explicó que le trasladaron "hace tiempo" este asunto a la futura ministra de Economía, Azucena Arbeleche, quien tiene "una gran sensibilidad sobre estos temas" y remarcó que "lo tiene muy presente" a la hora de planificar el presupuesto general.

“Es una prioridad para la sociedad abordar este tema y por lo tanto también lo es para nosotros”, dijo la futura vicepresidenta.

Fotos y firma, un ritual diario
Lacalle Pou se saca una foto con un grupo de niños que fueron con sus padres hasta la sede de Bulevar Artigas. Foto: Marcelo Bonjour

Cada día antes de dejar la sede el presidente electo dedica unos minutos para los militantes y público en general que se acerca a saludarlo. Ayer un grupo de niños esperó varias horas para lograr las selfies. Tras lograr el objetivo le reclamaron a su madre el helado prometido por la cantidad de horas de espera. Pero no fueron los únicos que se llevaron su regalo: una guarda de una empresa de ómnibus, militante blanca, al ver a Lacalle Pou salir del comando paró el colectivo con pasajeros y bajó a saludarlo y felicitarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados