Publicidad

Relevaron a Carlos Taroco de la dirección del ex Comcar por su presunta vinculación con el caso Penadés

Tarocco es señalado por la Fiscalía por entorpecer la investigación sobre el exsenador por delitos sexuales; el comisario Alejandro Chaves será quien lo sustituya en la cárcel.

Compartir esta noticia
Comcar
Puerta de ingreso del Complejo Penitenciario Unidad 4 Santiago Vazquez del Instituto Nacional de Rehabilitacion.
Leonardo Maine/Archivo El Pais

Redacción El País
El director de la cárcel de Santiago Vázquez -ex Comcar- Carlos Taroco fue relevado de su cargo este jueves luego de que la Fiscalía lo señalara por la presunción de que, junto a otro funcionario policial, intentó entorpecer la investigación sobre el exsenador Gustavo Penadés por delitos sexuales. Su lugar lo ocupará, según supo El País, el comisario Alejandro Chaves, que asumirá el miércoles.

La fiscal de Delitos Sexuales Alicia Ghione formalizará este jueves la investigación contra el ahora exdirector de la cárcel de Santiago Vázquez por entender que formó parte de los funcionarios públicos involucrados en el intento de entorpecimiento de la causa que involucra a Penadés por abuso sexual, violación y explotación sexual de menores.

El exjerarca del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) fue detenido el martes, mismo día en que la fiscal, en rueda de prensa, denunció que había “un plan” para intentar entorpecer la investigación que involucra a varios funcionarios públicos, entre ellos algunos policías.

“El objetivo era realizar una estafa procesal” por parte de los imputados, Penadés y Sebastián Mauvezín. “Buscaron introducir pruebas falsas para hacer caer la investigación”, expresó la fiscal.

“Hubo amenazas y seguimientos a las víctimas. Y entendemos que hubo una estafa procesal (contra la Fiscalía) porque el plan del que hablaba el senador desde un inicio, fue uno que armó el propio legislador con información pública, con colaboración de asesores y de policías. De hecho tenemos un jerarca del INR detenido”, explicitó Ghione.

En concreto, se presume que tanto Taroco como otro funcionario policial, Federico Rodríguez -que trabajaba bajo las órdenes de Taroco- indagaron a uno de los testigos del caso Penadés, Jonathan Mastropierro, por supuestas estafas sin orden de ninguna Fiscalía. El objetivo habría sido engañar a la jueza del caso, Marcela Vargas, con el argumento falso de que Mastropierro había juntado a las víctimas y las adoctrinó para declarar contra el exsenador.

Para constatar si ambos efectivos incurrieron en delitos penales, son claves para la Fiscalía las extracciones de información de los celulares de Taroco y de Rodríguez.

El abogado defensor de Taroco, Ignacio Durán, afirmó que su cliente continuó investigando a Mastropierro porque entiende que el joven es un estafador contumaz. El abogado sostuvo que su defendido no conoce a ninguna de las víctimas del caso y que todo lo que hizo en relación a Mastropierro fue por su condición de funcionario policial. “Que funcionalmente puede hacerlo (investigar a Mastropierro) por el cargo que ocupa porque este es una persona que estuvo encarcelada y está vinculada a reclusos que mi defendido está investigando”, expresó Durán.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad