DENUNCIA DE IRREGULARIDADES

Caso Ursec: Fiscalía vincula filtración de información con exdirector del FA

La investigación estableció un vínculo entre la filtración de información de una denuncia realizada por la presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía, y el exdirector del FA, Nicolás Cendoya.

A la investigación por la supuesta destrucción y sustracción de documentos de la Ursec se suma otra por abuso innominado de funciones. Foto: Leonardo Mainé
A la investigación por la supuesta destrucción y sustracción de documentos de la Ursec se suma otra por abuso innominado de funciones. Foto: Leonardo Mainé

La investigación del fiscal Diego Pérez determinó que existe un vínculo entre la filtración de información de un funcionario de la Fiscalía General de la Nación con el director del Frente Amplio en la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec), Nicolás Cendoya.

Según dijeron fuentes del caso a El País, la denuncia de la Ursec, realizada ante el fiscal Pérez por la presidenta Mercedes Aramendía, fue extraída del sistema de expedientes de la Fiscalía por un funcionario que fue procesado el miércoles 24 y entregada a la pareja del exfuncionario de la Ursec acusado de destruir documentos del organismo 15 días después de renunciar a su cargo. Y, posteriormente, el contenido de la denuncia terminó en manos de Cendoya, según expresaron las fuentes.

El abogado Jorge Barrera fue designado ayer como abogado patrocinante de la denunciante. Apenas asumió, Barrera planteó al fiscal Pérez que si hay un funcionario que el miércoles 24 fue formalizado por haber pasado información indebida de la Ursec, se debería establecer a quién le entregó y quién fue el destinatario final de la misma.

El penalista también pidió a la Fiscalía tener acceso a la carpeta investigativa. Es decir, poder ver qué medida fue ordenada por Pérez para determinar si la copia de la denuncia terminó en un celular de una de las personas vinculadas con la investigación sobre irregularidades en la Ursec.

El lunes 8, el fiscal Pérez ordenó a Inteligencia Policial que realizase seis allanamientos a exjerarcas, asesores jurídicos y funcionarios de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) buscando documentos relacionados con decisiones adoptadas en el anterior gobierno.

También fue allanada la casa de un exfuncionario de la Ursec investigado por sustraer documentación.

Y la del propio Cendoya, del secretario general de la Ursec, dos abogados -uno de ellos vinculado a la secretaria del jerarca frenteamplista- y la de un particular.

En estos momentos, todas esas personas se encuentran en calidad de indagados por el fiscal Pérez.

Consultado por El País, Barrera declinó hacer declaraciones.

Papel picado.

Según las fuentes, en declaraciones en la Fiscalía, Cendoya admitió haberse reunido en la calle tanto con el secretario general de la Ursec como con el funcionario investigado por destruir o retirar documentación de la Ursec.

En los próximos días se conocerán los resultados de la investigación de Pérez sobre lo ocurrido en la Ursec, dijeron las fuentes.

Las cámaras muestran que el exfuncionario de la Ursec recorrió varias oficinas y luego ingresó a la Secretaría General del organismo. Se lo ve después portando una carpeta verde cuyo contenido se desconoce y que estuvo desaparecida varios días.

Otro testigo relató que observó a esta persona, que revista en el Poder Judicial y trabajaba en la Ursec a las órdenes de Cendoya, destruyendo documentación en la trituradora de papel del organismo de contralor de las comunicaciones.

En tanto, fuentes del entorno de Cendoya relativizaron el contenido de ese material triturado, ya que toda las resoluciones de la Ursec son digitalizadas.

Un exfuncionario de la Ursec en el ojo de la tormenta por cometer posible delito. Foto: Francisco Flores
Un exfuncionario de la Ursec en el ojo de la tormenta por cometer posible delito. Foto: Francisco Flores

Aramendía presentó a la Policía el material triturado en una bolsa. El fiscal resolvió que los papeles triturados fueran analizados por la Policía.

En un principio trascendió que en esos documentos se habría obtenido una firma con el nombre de Cendoya.

Eso también fue relativizado por dichas fuentes, al señalar que Cendoya firmó muchas comunicaciones internas.

Consultado por El País, el fiscal Pérez declinó dar información sobre el tema.

Los detalles.

La nueva presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía, dijo en una nota publicado por el diario El Observador el 1° de junio que al asumir su cargo se encontró con una “caja de Pandora” llena de arbitrariedades e irregularidades en el organismo.

El artículo se hizo público a las cinco de la mañana. Ese lunes al mediodía, a las 11:02 el asesor de Cendoya entró al sector del secretario general de la Ursec Óscar Mecol. Sale a las 11:26. A las 11:48 vuelve a entrar con un bolso (morral) y se retira las 12:24 saliendo con otros documentos. A las 12:26 baja del segundo piso con una carpeta. Mira a la oficina de la secretaria de Cendoya que no está en su despacho, y se dirige a un sector donde despedían a un funcionario, con un ágape con refrescos y sándwiches.

La secretaria de Cendoya aparece a las 12:52 con la carpeta verde que antes tenía el acusado, y a las 12:53 se lo ve detrás de la secretaria caminando. A las 13:09 ambos se retiran juntos de la Ursec.

Testigos denunciaron haberlo visto al acusado destruir papeles en la máquina trituradora.

Poco rato después, el acusado se comunicó telefónicamente con Cendoya. Lo hizo en más de cinco oportunidades. Pero Cendoya no lo atendió, según se desprende de sus declaraciones a la Fiscalía que maneja el caso. El jerarca del Frente en la Ursec admitió no haberlo atendido porque observó “movimientos” en el organismo. Esos movimientos los observó por las cámaras del edificio, a las que tenía acceso.

El jueves 4 de junio, El País se contactó telefónicamente con el acusado de destruir los papeles. Luego de un largo intercambio donde, el asesor de Cendoya evita responder si había destruido documentación, El País lo consultó por su vínculo con el director frenteamplista.

-¿En los últimos días habló con Nicolás Cendoya?

-¿Y eso es relevante?

-Sí lo es. En medio del hecho me parece que sí.

-No entiendo para qué sería relevante.

-¿No tuvo contacto con él?

-No, no. ¿Sos fiscal o sos periodista?

-Periodista, por eso te pregunto.

-Genial, ya te dije que no te voy a decir más nada.

Aramendía decidió presentar la denuncia ante la fiscalía el miércoles 3 y al mismo tiempo iniciar una investigación administrativa en la Ursec. Pero el director Cendoya se opuso en primera instancia, aludiendo aspectos formales.

En la noche de ese miércoles el acusado de destruir documentación, Cendoya y Mecol se contactaron.

El jerarca del Frente viajó en su auto a la casa de Mecol. Estacionó en la esquina. Mecol entró a su auto y dialogaron unos minutos. Al rato se fue y el acusado llegó con su auto. Estacionó y entró al vehículo de Cendoya donde estuvo unos minutos.

Fiscal Pérez hizo una denuncia que fue clave

Apenas adoptó las primeras medidas investigativas sobre supuestas irregularidades en la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones, el fiscal Diego Pérez se enteró que un funcionario de la Fiscalía estaba actuando en connivencia con uno de los investigados. Pérez presentó una denuncia penal. El fiscal también indaga la amenaza de muerte recibida por la fiscal Mónica Ferrero (Drogas), las ocupaciones ilegales en Santa Catalina y el atentado contra la base de la Brigada Antidrogas, entre otro casos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados