Publicidad

Fiscalía, en el ojo de la tormenta tras las denuncias entre Nacho Álvarez y Romina Celeste

Del caso de abuso sexual que tiene como principal involucrado al exsenador Gustavo Penadés derivaron una serie de ramificaciones, algunas con connotaciones penales.

Compartir esta noticia
Ignacio Álvarez en la conducción de Santo y Seña.
Ignacio Alvarez en el programa de televisión Santo y Seña, de Canal 4.
Foto: Francisco Flores/Archivo El País

Redacción El País
Luego de que el exsenador del Partido Nacional Gustavo Penadés fuera formalizado por 22 delitos, entre ellos abuso sexual contra menores de edad, derivaron una serie de episodios circundantes que involucran a la fiscal del caso, Alicia Ghione, a una de las denuciantes, Romina Celeste Papasso, y el periodista Ignacio “Nacho” Álvarez.

Este domingo hubo un nuevo capítulo, ya que durante su programa de Canal 4, Santo y seña, Álvarez difundió audios y chats que involucran tanto a Ghione como a Papasso en prácticas que, según el periodista, podrían tener consecuencias; en el caso de la fiscal, ser apartada del caso, tal como él mismo reclamó; y en el caso de la militante nacionalista, volver a sufrir una condena, que por ser la segunda en pocos meses podría significar su envío a la cárcel.

En el medio aparece otro episodio referente al caso de la presunta violación en Cordón, que no derivó en consecuencias penales porque no hubo pruebas contra los denunciados, ya que tiempo atrás la fiscal Ghione, a cargo de la investigación, denunció a Álvarez por la difusión de contenido audiovisual, causa que se mantiene abierta.

¿Cuáles son las denuncias cruzadas?

Después de lanzar públicamente la acusación contra Penadés -que luego derivaría en una causa penal que terminó con la imputación del exsenador-, según la versión de Álvarez, Papasso habría incurrido en la falsificación de un chat para incriminar al entonces senador. Se trata de una conversación en la que aparece otro de los involucrados, el profesor de Historia Sebastián Mauvezin, arreglando un encuentro sexual entre Penadés y un niño de 14 años.

La falsificación de este chat es investigada en otra causa paralela por el fiscal de Flagrancia Raúl Iglesias, quien citará a Papasso a declarar. La fiscal Ghione, mientras hacía la investigación del caso Penadés, advirtió al fiscal de Corte, Juan Gómez, sobre la aparición de ese chat presuntamente falso, y al mismo tiempo las defensas del exsenador y del profesor de Historia plantearon denuncias por la situación. Según informaron fuentes judiciales a El País, por tratarse de un solo chat en el marco de una causa que tiene varios denunciantes, la confirmación de que sea falso y las eventuales consecuencias para Papasso no tendrían mayores incidencias penales en la causa de abuso sexual.

De todas formas, como Papasso tiene un antecedente penal reciente por el día en que agredió a una funcionaria municipal durante el acto de Lula Da Silva en la explanada de la Intendencia de Montevideo, la militante blanca podría ir a la cárcel, según manifestaron las mismas fuentes a este medio.

Días atrás, en conversación con El País, la militante del Partido Nacional manifestó que ve esta denuncia del chat presuntamente falso como “una persecución” de parte de los imputados. Luego afirmó estar “bastante enojada con esta situación” y lamentó que van “siete meses” desde que denunció públicamente al exsenador “y es una cosa que no termina más”. “Estas dos personas están presas y resulta que siguen llevando denuncias contra las víctimas”, concluyó.

En este contexto, tras una serie de conversaciones entre Álvarez y Papasso en las que el periodista buscaba información para divulgar en su programa, la militante blanca lo denunció por extorsión.

También Ghione denunció a Álvarez por el mismo delito. La fiscal dijo que el periodista envió audios amenazantes en varias ocasiones a la militante nacionalista con el objetivo de obligarla a que entregara alguna prueba que expusiera a la fiscal a una investigación penal. Ghione agregó audios en la denuncia donde supuestamente Álvarez presionaba al fiscal de Corte con el objetivo de que la apartara de la Fiscalía de Delitos Sexuales de 6° Turno.

Esto en el marco de la causa que lleva adelante la misma fiscal por el material audiovisual difundido por Álvarez sobre la presunta violación en Cordón.

También Álvarez denunció durante el programa que Ghione incurrió en una serie de errores en su investigación sobre el caso Penadés, como que tuvo un trato irregular con las víctimas.

Además el periodista denunció a Papasso, en este caso luego de un posteo de la militante en el que amenaza con revelar material íntimo del comunicador. Pero en Santo y seña el periodista señaló que el fiscal del caso, Leonardo Morales, “no hizo nada”.

Fuentes de la Fiscalía indicaron a El País que “por el momento no hay ninguna investigación administrativa en curso” sobre cómo llevó adelante la investigación la fiscal Ghione. El País intentó contactarse con la magistrada, sin obtener una respuesta por el momento.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad