Publicidad

Tomas Teijeiro

Tomás Teijeiro

Más de este autor
El próximo mes de julio, se cumplen 150 años del nacimiento de Joaquín Torres García.
El partido necesita de la acción fermental y apasionada de sus miembros basada en los firmes cimientos de nuestra propia filosofía política. Nos une el amor por las libertades.
El actor político elegible se siente con la mayor libertad de acción retórica e histriónica a la hora de atraer.
Llama la atención que este país no espabile sobre las enormes posibilidades y gran riqueza que ofrece nuestro mar.
Hace casi 5 años el país optó por un modelo integrador, de diálogo, no de lucha de clases ni conflictos.
El gobierno populista de Sánchez ha hecho lo imposible por meterse en estas elecciones autonómicas tratando – a caballo de falsedades – de debilitar al PP.
Asistimos a la consolidación de un mundo ficticio -no natural- con inflación de derechos, y con total carencia de obligaciones.
Si hay algo que verdaderamente distingue a los conglomerados que se disputan el poder es su punto de vista con relación al papel que juega en la vida social el Estado.
El individuo por sobre todas las cosas, y siempre, siempre, la libertad. Tenemos que ser conscientes de lo que está en juego.
Nuestro país, felizmente, es distinto. Es un nefasto dislate ese concepto de la patria grande que algunos han defendido y al que nos han pretendido sumar.