Publicidad

El ADN de Diego Alonso: la forma en la que gana la Celeste es lo que más ilusiona

Compartir esta noticia
La selección uruguaya celebra la victoria ante Chile. Foto: Leonardo Mainé.

SELECCIÓN

Uruguay venció a Chile en Santiago, el Tornado sigue con 100% de efectividad, Federico Valverde dio un espectáculo y Luis Suárez marcó un golazo que fue directo a la historia de las Eliminatorias.

Minuto cinco de partido: Diego Alonso festeja una presión alta de Uruguay, que estaba con los 10 jugadores de campo en la mitad de cancha de Chile, que finaliza con una equivocación del arquero Cortés, tirando la pelota afuera. Minuto 7: espectacular remate de Valverde, que hizo una comba espectacular cuando la pelota se iba afuera, lo que desencadenó la intervención del guardameta chileno de forma excepcional. Minuto 8: córner que cabeceó Bentancur y la pelota la sacaron en la línea. ¿A qué viene el conteo de estas situaciones? A que Uruguay nunca especuló, no se guardó nada, salió desde el primer momento a presionar arriba y desconcertó a una Chile que ya antes de empezar necesitaba un milagro para poder acceder al quinto puesto y el repechaje.

Luis Suárez, el hombre récord. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Suárez, el hombre récord. Foto: Leonardo Mainé.

Uruguay ganó 2-0 con goles de Luis Suárez y Federico Valverde, pero principalmente con el sello de su entrenador Diego Alonso, ese sello que generó un revulsivo casi inexplicable en un equipo que estaba totalmente caído y que tocó fondo con el 0-3 contra Bolivia en la altura de La Paz, lo que lo había dejado en el séptimo lugar de las colocaciones.

La Celeste logró su cuarto triunfo consecutivo bajo la conducción del Tornado, que tiene 100% de efectividad, ocho goles a favor y apenas un tanto en contra. Número realmente sensacionales.

Pero si los números son sensacionales, más lo es la forma en la que Uruguay cosechó esos triunfos, siempre intentando ser protagonista, buscando ser el dueño del balón, jugando con una intensidad del primer mundo y con una concentración envidiable.

Esos son los aspectos que llevaron a Uruguay a Catar, lo que permitieron que Alonso y el profe Souto viajen hoy a presenciar el sorteo de la Copa del Mundo en Doha con el pecho inflado. Es que el DT insistió una vez en cada una de las conferencias, y no se cansó de decirlo, que quiere que sus equipos sean protagonistas independientemente de las circunstancias y de los rivales.

Es cierto. Uruguay venció en este tramo final de las Eliminatorias a Paraguay, Venezuela, Perú y Chile, todas selecciones que se quedaron afuera de Catar con la excepción de los incaicos, que ayer triunfaron y lograron alcanzar ese anhelado quinto puesto para jugar la repesca. Pero Uruguay mostró identidad, mostró personalidad para salir al frente. Personalidad para lograr escaparle a una situación crítica, para jugar con la presión de que si se dejaban puntos la Celeste quedaría afuera del Mundial. Más allá de los adversarios, lo que hay que resaltar una y otra vez es la forma en la que Uruguay llegó al objetivo.

También es de resaltar el nivel superlativo de jugadores como Federico Valverde y Bentancur. Es un privilegio verlos jugar de cerca, cómo se complementan, las asistencias que meten y el desgaste que realizan. La mejor noticia es que llegarán con una edad óptima para jugar un Mundial; ojalá ambos sigan con la continuidad que tienen y con el protagonismo que hoy en día los dos tienen en sus clubes.

Federico Valverde celebra su gol ante Chile. Foto: Leonardo Mainé.
Federico Valverde celebra su gol ante Chile. Foto: Leonardo Mainé.

¿Qué más dejó el partido? El gran rendimiento de Coates en defensa, la confirmación del momento de Torreira, los minutos de Diego Rossi en la selección mayor (partido irregular), el regreso después de la lesión de Nico De la Cruz, con un buen rendimiento y ayudando mucho a Araujo en el retroceso defensivo y el golazo de Suárez de chilena, para convertirse con 29 goles en el máximo goleador de la historia de las Eliminatorias Sudamericanas, seguramente en su último partido en este tipo de competencias. Lo negativo fue la lesión de Cavani, que debió salir debido a una molestia.

Uruguay ante Chile. Foto: Leonardo Mainé.
Uruguay ante Chile. Foto: Leonardo Mainé.

Uruguay está en Catar,terminó en el tercer lugar y se ilusiona con hacer un buen Mundial. El ADN de Alonso fue clave para llegar a este final.

Ya estamos en el Mundial de Catar, ¿y ahora qué?

Ahora que el camino de las Eliminatorias Sudamericanas terminó y Uruguay tiene su pasaje a Catar 2022 los jugadores de la selección y el cuerpo técnico bifurcarán sus caminos por unos meses. Giorgian De Arrascaeta, Facundo Torres y Guillermo De Amores son los tres futbolistas que no viajaron a Uruguay ayer por la noche y se dirigieron directo a sus clubes. El ex-Defensor Sporting tiene un cotejo que lo espera hoy en Brasil: la final del Carioca con Flamengo. Teniendo en cuenta lo que representa para su equipo y que ante Chile no sufrió tanto desgaste, todo indica que De Arrascaeta tendrá minutos en esta definición.

El resto de los jugadores partió directo del estadio al aeropuerto rumbo a Uruguay, con un vuelo previsto para la 1 de la madrugada. En cambio, Diego Alonso, el profe Guillermo Souto y el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, viajarán hoy al sorteo del Mundial a realizarse este viernes en Doha (Catar). Por su parte, Jorge Giordano, director de selecciones, se quedará en Uruguay para continuar con sus labores.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad