COPA SUDAMERICANA

Ruglio con Ovación: la previa, los fuegos artificiales de anoche y la promesa si Peñarol pasa a la final

"Estamos seguros, convencidos y lo palpo en los hinchas que en este equipo hay fe. Después la cancha hablará. No hay ningún hincha de Peñarol que diga que no se puede dar", afirmó.

Ignacio Ruglio, presidente de Peñarol, habló este jueves pasado al mediodía mano a mano con Ovación desde el Hotel Pestana donde el equipo aurinegro se encuentra alojado a la espera de la semifinal de vuelta de esta noche ante Athletico Paranaense por la Copa Sudamericana.

Peñarol perdió 2-1 en la ida y necesita al menos dos goles para avanzar a la final, el próximo 20 de noviembre en el Estadio Centenario contra Bragantino de Brasil.

El mandatario mirasol se mostró optimista y dijo que en la ida, pese al resultado adverso, Peñarol "fue mejor". "Después ellos hicieron el partido que necesitaban", agregó.

El presidente dijo que el equipo necesita "un gol que los ponga en jaque" y estar firmes en defensa para mantener el arco en cero.

"Estamos seguros, convencidos y lo palpo en los hinchas que en este equipo hay fe. Después la cancha hablará. No hay ningún hincha de Peñarol que diga que no se puede dar", afirmó.

El partido comenzará a las 21.30 horas en el Arena da Baixada. Transmite ESPN y los canales 610 y 1610 de Directv.

La promesa

Ruglio contó a Ovación qué promesa tiene en mente si Peñarol avanza a la final del certamen continental: "Después de los clásicos (ante Nacional en octavos de final) caminamos con un grupo de amigos 30 y pico de kilómetros, unas nueve horas y media, hasta la Virgen del Verdún. Fue una locura. Terminamos destrozados. De los nueve que salimos llegamos cuatro. Ahora lo volví a prometer, pero con doble subida al cerro".

"Ojalá me tenga que volver a romper los pies 10 horitas", sostuvo entre risas.

La noche en Curitiba

Consultado sobre los fuegos artificiales que tiraron anoche en los alrededores del hotel para no dejar descansar al plantel, indicó: "Soy de dormir poco, cinco o seis horas y estoy pronto. Me levanto a la 6 de la mañana. Antes de las 7 ya estaba desayunando con el Gallego Ferro y después haciendo un poco de ejercicio (...) Sentí un poco los fuegos artificiales a eso de la 1 de la mañana, pero pensé que eran truenos. Después vi que eran fuegos, pero seguí de largo. Nada extraño, clima de Copa para los que nos gusta el folclore del fútbol".

Presente y lo que viene

A menos de un año de haber llegado a la presidencia del club, Ruglio valoró que "increíblemente se respira un buen aire, aún sin haber ganado nada".

"Ese es el milagro más grande. Lo hablábamos con Mauricio (Larriera). No hemos ganado nada. Solo hubo una eliminación histórica contra Nacional, pero no hemos ganado y la gente nos respalda. Respalda a Larriera, al proyecto en general. No tenemos mucho más margen, tenemos que ganar algo de acá a fin de año y lo sabemos. La gente después de ver calma política, los juveniles que vienen, buenas cláusulas de rescisión, un club que sabe hacia dónde va, te puede decir: 'Está todo divino, pero hay que ganar'".

Respecto al futuro, pase lo que pase esta noche, hizo hincapié en que Peñarol "puede ser protagonista casi todos los años a nivel internacional". "Ser protagonistas no es ganar la copa, es pasar de fase y llegar a octavos, cuartos, algunas vez más, alguna vez menos. Alguna vez también quedar eliminado en primera fase, pero no una constante de 20 años", expresó.

El presidente consideró vital tomar un "rol protagónico" en América y "que se transforme en una sana costumbre" porque de esa forma "los otros cuadro te empiezan a respetar".

Ignacio Ruglio. Foto: Darwin Borrelli.
Ignacio Ruglio. Foto: Darwin Borrelli.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados