Publicidad

Dieron la cara: Polenta desacreditó a un periodista, el plantel lo apoyó y Gigliotti bromeó con una "pelea"

El capitán de Nacional encabezó una conferencia de prensa, acompañado por varios compañeros a sus espaldas; negó división en el plantel y Gigliotti se sumó a la conversación.

Compartir esta noticia
Diego Polenta.
Diego Polenta, capitán de Nacional, ayer en conferencia de prensa.
Foto: Juan Manuel Ramos.

Fue sorpresa hasta para el jefe de prensa de Nacional. Porque lo que se perfilaba como un monólogo claro y conciso, pedido por el técnico Álvaro Recoba, se desvirtuó en un desfile de jugadores que entraron al compás de su líder con la idea de dar la cara ante la prensa.

Para el asombro de todos, Diego Polenta quiso alzar la voz delante de los micrófonos y sus compañeros, en apoyo, se aglomeraron rodeándole la espalda.

Gonzalo Castro se recostó contra una de las paredes. Cristian Almeida quedó pegado a Diego Rodríguez y Emiliano Velázquez sobre el sector derecho. Franco Romero y Marcos Montiel lo cubrían como dos guardaespaldas. Gonzalo Carneiro y Maximiliano Perg miraban serios. El Puma (Emmanuel Gigliotti) estaba de brazos cruzados. Y Franco Fagúndez y Francisco Ginella acompañaban desde el fondo.

Con el semblante serio y encorvado sobre su micrófono, el capitán fue al hueso. Dijo lisa y llanamente que antes de sentarse allí (en el salón de conferencias de prensa del Gran Parque Central) había tenido una charla con todo el plantel. Inmediatamente después, empezó a desmentir una versión periodística que aseguraba tener información sobre una supuesta pelea entre jugadores de Nacional por un presunto intercambio de camiseta luego del empate 1-1 contra Fénix el último lunes.

—Venimos en representación de todos. Nos juntamos, hemos hablado entre nosotros y venimos a desmentir lo que está circulando, lo que dijo el señor Giovanelli y hoy (por ayer) reafirmó en la radio. Es una falta de respeto hacia nosotros, hacia nuestro plantel, que, sí, les puedo llevar todo: que no estuvimos a la altura, que jugamos mal, que fuimos un desastre... Pero, ¿de ahí a que se diga que hubo un problema de pelea?, ¿un problema de mal comportamiento?, ¿un problema de grupo dividido? Eso no se los puedo llevar.

Diego Polenta junto al plantel de Nacional.
Diego Polenta y el plantel de Nacional en conferencia de prensa.
Foto: Juan Manuel Ramos.

El silencio y la atención colmaron la pequeña sala ubicada sobre un rincón, al final del pasillo de la Tribuna José María Delgado.

Sin lugar a las interrupciones, Polenta seguía y ahondaba en el trasfondo del asunto diciendo que, de haber existido algún conflicto, los periodistas presente en el Parque Capurro lo tendrían que haber escuchado por la cercanía del vestuario.

—Según él, (el rumor) salió del plantel. Lo hablé con mis compañeros y, si salió de acá adentro, el que le está informando no nos quiere y no puede ser parte de Nacional porque se inventó una gran mentira. En este caso, el periodista más cercano que tenemos siempre, y le pueden consultar, es (Miguel) Pastorino, de la empresa Tenfield, que siempre está en la puerta del vestuario. No hablé con él, pero sí es el que siempre está, el que escucha casi todo y, la verdad, si escuchó algo, que lo diga también. Sería bueno que lo diga porque él sí es más creíble.

Lo que más le dolió a Polenta de toda la situación, dejó en claro, fue que el rumor tuviera la “intención” de “ensuciarlo” a él como persona y al plantel en general. Entre otras razones, le molestó porque devino en que su hijo le preguntara con quién se había peleado. “Me pueden decir lo que quieran futbolísticamente, pero en lo personal me defiendo”.

El aporte de Emmanuel Gigliotti

Emmanuel Gigliotti con el plantel de Nacional.
Emmanuel Gigliotti desmintiendo rumores junto al plantel de Nacional.
Foto: Juan Manuel Ramos.

Más distendido, después de que el capitán hiciera valer su rol y comunicara lo que habían acordado con el grupo, Emmanuel Gigliotti respondió a la consulta de un periodista, que, alimentando el rumor, le preguntó si era cierto que la presunta pelea se había desatado luego de que intercambiara su camiseta con Nicolás Bertocchi, otro argentino.

Gigliotti atinó a reírse, lo negó, mientras el jefe de prensa de Nacional luchaba para que respondiera acercándose el micrófono, y cerró su versión en un tono irónico diciendo que ayer se había enterado que estaba “peleado” con Polenta a raíz de ese hecho. “No jugué; ni siquiera estaba enojado con algún rival. (...) Alguien se pasó de vivo diciendo cosas que no merece este plantel”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad