Publicidad

Aprobado: Uruguay ganó con holgura y con momentos donde el sello de Marcelo Bielsa se dejó ver

La Celeste empezó con inseguridad, pero los volantes tomaron la batuta y fue 3-1 contra Chile. Nicolás De la Cruz y Federico Valverde fueron los estandartes del equipo.

Compartir esta noticia
Federico Valverde, Nico De la Cruz y Darwin Núñez en el festejo celeste.
Federico Valverde, Nico De la Cruz y Darwin Núñez en el festejo celeste.
Foto: Darwin Borrelli.

Como en las anteriores 11 Eliminatorias Sudamericanas, la selección de Uruguay empezó con triunfo el camino a un Mundial. Fue 3-1 contra la selección de Chile, en un resultado que refleja lo que pasó en la cancha. En la previa, había unanimidad entre los periodistas y los hinchas chilenos con que Uruguay era amplio favorito, y los trasandinos tenían razón, porque sacando el inicio, luego en ningún momento los dirigidos por Eduardo Berizzo estuvieron en partido.

Poco importaba el escaso tiempo de trabajo en cancha que tenía Marcelo Bielsa con sus dirigidos, porque los ojos iban a estar sobre el DT rosarino, en particular sobre la perfomance del colectivo. Y si se toma como referencia ese criterio, el seleccionador de Uruguay sale bien parado de su estreno oficial, ya que hubo cosas por demás interesantes a destacar, que hablan a las claras lo que es el estilo de Bielsa.

Desmarques, rápidas transiciones de defensa a ataque, intensidad a la hora de recuperar la pelota y cubrir espacios y buen manejo de pelota. Todas esas cosas se vieron. Las intenciones fueron claras, más allá de un comienzo dubitativo. Claro que hay muchísimos aspectos por pulir, como el trabajo de los laterales o la finalización de los extremos, pero este inicio de Uruguay camino a Estados Unidos, México y Canadá es auspicioso y lleva a sacar la conclusión que Bielsa aprobó con buena calificación en su primer encuentro oficial.

De menos a más

Los primeros 10 minutos de Uruguay fueron inseguros y con algunas imprecisiones en el manejo de la pelota. Pero un pase de Federico Valverde a los 12’ rompió con la monotonía del juego. El nuevo capitán de la Celeste puso en carrera a Darwin Núñez, el atacante del Liverpool ganó el duelo con el defensor, pero el arquero Brian Cortés adivinó la intención.

Lo mejor de Uruguay estuvo en los futbolistas del mediocampo, lugar donde el equipo de Marcelo Bielsa inició varias de las jugadas de mayor peligro. Las recuperaciones de Manuel Ugarte -que fue el que jugó como volante más retrasado-, la precisión de Federico Valverde enviando pases en largo y filtrados, y la intensidad y calidad de Nicolás De la Cruz. Tanto el jugador del Real Madrid como el de River argentino jugaron como volantes interiores bien marcados, por el medio, dejando el espacio para que los extremos -Facundo Pellistri y Maxi Araújo- pudieran desequilibrar por las bandas.

Federico Valverde, el nuevo capitán de la Celeste.
Federico Valverde, el nuevo capitán de la Celeste.
Foto: Darwin Borrelli.

Cuando el exjugador de Wanderers, hoy en Toluca, no había logrado tener grandes intervenciones, apareció en el momento justo, cuando a los 37’ inició una jugada que terminó en un gol excepcional, tras una pared con Núñez y una definición de primera de De la Cruz. Sello Bielsista a más no poder. Desmarque, superioridad, pelota al espacio y un toque a la red de ensueño.

Uruguay también intentó plasmar una salida prolija con la pelota, aunque fue lo que más costó, pues hubo algunas imprecisiones y en el inicio Ugarte fue bien marcado por los trasandinos.

Sobre el final del primer tiempo llegó el segundo gol de Uruguay. Recuperación de Ugarte, una interpretación notable de la jugada de De la Cruz con pase incluido a Valverde y remate a la red del Pajarito. Un 2-0 que dio tranquilidad y confianza.

Confianza

Hubo momentos en los que Darwin -que falló un par de ocasiones claras de gol- se mostró como un extremo e intercambió posiciones. Fue de esa forma, que un minuto antes de salir, le dejó servido el tercer gol a De la Cruz (71’).

El segundo tiempo sirvió, además, para ver una faceta voraz de Valverde, minutos de suma intensidad de Nández (ideal para el modelo de juego de Bielsa) y un Araújo insaciable como puntero. El descuento de Vidal fue una anécdota para una noche que será recordada por el debut oficial de Marcelo Bielsa.

Nico De la Cruz, una de las figuras de Uruguay.
Nico De la Cruz, una de las figuras de Uruguay.
Foto: Darwin Borrelli.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad