UN PAÍS EN CRISIS

Venezuela: Juan Guaidó rompió el cerco policial y recuperó el control del Parlamento

La gestión de Luis Parra al frente de la Asamblea Nacional venezolana es historia. El intento del presidente Nicolás Maduro de hacerse del Poder Legislativo fracasó.

Juan Guaidó grita ante una multitud en la puerta del Parlamento venezolano. Foto: AFP
Ayer intentaron detenerlo como el domingo, pero esta vez venció el cerco junto a 100 diputados. Foto: AFP

En otra caótica jornada en Venezuela, el líder opositor Juan Guaidó recuperó ayer martes el control de la Asamblea Nacional, luego de que el domingo la policía del régimen de Nicolás Maduro le bloqueara la entrada al edificio. Así, Guaidó fue confirmado como presidente encargado de Venezuela por otro año, renovando además el apoyo de la comunidad internacional.

El domingo, una fracción de la Asamblea Nacional había proclamado, con los votos del chavismo, al diputado Luis Parra como nuevo presidente del parlamento.

Parra, que hace semanas se vio envuelto en un escándalo de corrupción que le valió la expulsión de su partido Primero Justicia, nunca pudo justificar cuántos diputados lo habían votado, y no recibió más reconocimiento que el del aislado Maduro y de Rusia, que junto a China y Cuba son los principales soportes internacionales del régimen. Dentro de Venezuela, Maduro se sostiene en el poder gracias a las Fuerzas Armadas.

Guaidó, en cambio, es reconocido desde enero de 2019 por casi 60 países como presidente interino, aunque no controla las Fuerzas Armadas, que en público se declaran “profundamente chavistas” y resisten sus llamamientos de rebelarse a Maduro.

El control de la Asamblea Nacional es clave en la crisis política venezolana, porque es el único organismo institucional en la que opera la oposición y que está fuera del dominio de Nicolás Maduro.

El domingo Guaidó declaró la sesión de la Asamblea Nacional que había proclamado a Parra como nula y lideró otra, en la sede del diario El Nacional, en la que resultó reelegido por 100 de los 167 diputados que integran el legislativo.

Juan Guaidó tras recibir el voto de 100 diputados en una sesión especial de la Asamblea Nacional. Foto: EFE.
Juan Guaidó tras recibir el voto de 100 diputados en una sesión especial de la Asamblea Nacional. Foto: EFE.

Ayer martes estaban citadas las dos asambleas, la de Guaidó y la de Parra. Pero el centenar de diputados opositores que están con Guaidó fueron frenados otra vez por un cordón de la policía militarizada que les impidió el paso al Palacio Legislativo, al que llegaron en una caravana de autobuses y vehículos particulares.

“¡Esto no es un cuartel!”, le gritó a los uniformado Guaidó, antes de avanzar. Los diputados opositores se abrieron paso a la fuerza luego de varios minutos de forcejeos con la policía e ingresaron finalmente al hemiciclo de sesiones.

Parra, que en ese momento estaba “presidiendo” una sesión con quienes le apoyan -poco más de 40 diputados según la oposición-, huyó a su despacho. En su camino, se topó con varios diputados opositores, entre ellos el anterior segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González, quien intentó, sin éxito, encararlo.

“Haber entrado aquí ha sido una hazaña”, dijo Guaidó. “Aquí no hay dos oposiciones, ni dos parlamentos, un solo país”, agregó.

La oposición celebró una sesión en la que denunció la toma del Palacio Legislativo por las fuerzas de seguridad del régimen de Maduro y ratificó a Guaidó como su líder, luego de juramentarlo de nuevo como presidente interino de Venezuela por otro año, es decir enero de 2021.

“En nombre de los que hoy no tienen voz, de esas madres que lloran a sus hijos en la lejanía (...), en nombre de Venezuela, juro cumplir con los deberes de presidente encargado y buscar solución a la crisis para vivir con dignidad”, dijo Guaidó con su mano derecha sobre la Constitución.

Juan Guaidó juró este martes como "presidente encargado" de Venezuela. Foto: AFP
Juan Guaidó juró este martes como "presidente encargado" de Venezuela. Foto: AFP

Luego de que Guaidó entonara el himno nacional venezolano junto a los demás parlamentarios opositores, la Asamblea Nacional quedó a oscuras por un corte eléctrico, momento en que varios diputados iluminaron el recinto con las linternas de sus celulares.

Cuando Guaidó abandonaba el Parlamento, miembros de los “colectivos” -grupos prochavistas que operan como brazo armado del régimen- le arrojaron una granada de gas lacrimógeno. El líder opositor salió ileso.

Mientras esto ocurría, varios periodistas, incluido el corresponsal del diario español El País, Francesco Manetto, fueron agredidos a las afueras del Parlamento por simpatizantes de Maduro.

“A esta hora, colectivos armados atacan, roban y golpean a periodistas Francesco Manetto”, del periódico español El País, y a Manuel Cobela, del canal privado Venevisión.

“Les robaron sus equipos y documentos personales”, indicó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) a través de Twitter.

El sindicato de periodistas denunció que al menos otros cinco trabajadores de la prensa fueron agredidos por civiles armados que responden al régimen que se apostaron a las afueras del Palacio Legislativo y arengaron contra los diputados opositores.

Sanciones de EE.UU.

El Gobierno de Donald Trump considera imponer sanciones contra algunos legisladores venezolanos que participaron en el intento respaldado por Maduro para arrebatar el control de la Asamblea Nacional al líder opositor Juan Guaidó, dijeron dos personas familiarizadas con el tema.

Las deliberaciones sobre los posibles objetivos de sanciones, incluido Luis Parra y otra decena, están en etapas preliminares y una decisión final no es inminente, dijeron ayer martes las fuentes a Reuters.

Las medidas contra los legisladores podrían comenzar con prohibiciones de viajar a Estados Unidos, una restricción que Washington ya ha impuesto a muchos aliados de Maduro, y después podrían involucrar sanciones financieras.

Argentina desconoce a embajadora de Guaidó

El Gobierno argentino de Alberto Fernández puso fin a la “misión especial” de Elisa Trotta, diplomática enviada por el líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina comunicó a Trotta el cese de sus funciones como “representante del presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela”. El anterior gobierno de Mauricio Macri consideraba a Trotta como “la legítima titular de la representación de la República Bolivariana de Venezuela” en Argentina. Y estableció que representaba a “todos los venezolanos residentes en el país” y los podía asistir en “todas las cuestiones consulares”. Dado que persistía la “confusión” sobre si se la consideraba como la embajadora venezolana, para resolver la situación la actual Cancillería emitió una resolución con el cese de sus funciones.

Desde la cartera presidida por Felipe Solá insistieron en que para ellos nunca fue una embajadora, sino la “representante política de un importante líder opositor”.

Estados Unidos: el líder opositor es intocable
Juan Guaidó. Foto: AFP

Estados Unidos tomará medidas si se produce una escalada de la crisis en Venezuela y el líder opositor Juan Guaidó es detenido por el régimen de Nicolás Maduro, advirtió ayer martes una funcionaria del gobierno de Donald Trump.

La subsecretaria adjunta del Departamento de Estado para Cuba y Venezuela, Carrie Filipetti, dijo a periodistas que si la seguridad de Guaidó está en riesgo, Estados Unidos aumentará su presión para propiciar la salida de Maduro, cuya reelección en mayo de 2018 desconoce por “fraudulenta”.

“Han visto las tácticas que el gobierno de Estados Unidos ha utilizado y desplegado a lo largo del año pasado. Si hubiera algo como una escalada y un arresto de Guaidó, creo que verían incluso acciones adicionales mucho más allá de lo que hemos promovido hasta la fecha”, dijo.

“Y, por supuesto, también será completamente inaceptable para nuestros socios internacionales”, agregó Filipetti.

Estados Unidos y medio centenar de países reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela con miras a encabezar un gobierno de transición y convocar nuevas elecciones libres.

Sobre el diputado Luis Parra, autoproclamado presidente de la Asamblea Nacional el domingo con apoyo del oficialismo, Filipetti dijo: “Si Luis Parra y otras 18 personas deciden quedarse en el edificio de la Asamblea Nacional, bueno, no tienen quórum, no tienen autoridad para estar allí, no fueron elegidos para ese puesto, de acuerdo con la Constitución venezolana”, al señalar que para Estados Unidos lo único que importa es la Asamblea Nacional elegida democráticamente en 2015 y presidida desde enero de 2019 por Guaidó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)