Publicidad

En Porto Alegre había una “falsa sensación de protección y seguridad”, según experto en drenaje urbano

La ciudad está dotada de un amplio sistema de protección que dio a la población “una falsa sensación de seguridad”, afirma Leomar Teichmann, ingeniero especializado en drenaje urbano.

Compartir esta noticia
Teichmann: "No había como contener el agua en caso de falla del dique"
Teichmann: "No había como contener el agua en caso de falla del dique"

Este amplio sistema de protección construido en el río Guaíba debía proteger el 40% de la urbe, explica a la AFP este consultor de ingeniería y exdirector adjunto del servicio de agua y alcantarillado de Porto Alegre. El peor desastre natural en la historia del estado de Rio Grande do Sul dejó más de 150 muertos y más de un centenar de desaparecidos debido a las torrenciales lluvias que generaron crecidas inéditas. Más de 600.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares.

-¿En qué consiste el sistema de protección con que cuenta Porto Alegre?

-El sistema fue proyectado después de la inundación ocurrida en 1967 y construido en la década de 1970. Consta de alrededor de 65 kilómetros de diques y un muro de concreto de 2.670 metros (de extensión), el muro de Mauá, además de 14 compuertas y 22 estaciones de bombeo de alcantarillado pluvial. Era un sistema simple y parecía funcional, ya que garantizaría la protección de la parte urbanizada de Porto Alegre. Sin embargo, nunca había sido probado en la práctica hasta noviembre de 2023, pues recién en esa oportunidad el nivel del río Jacuí (que desagua en el Guaíba) superó los tres metros, que es la altura del Mauá. En otras palabras, el sistema estuvo 51 años sin que el agua del río Jacuí tocara el muro.

-¿Por qué no funcionó para proteger la ciudad?

-La compuerta número 14 se deformó debido a la alta presión del agua y comenzó a dejar pasar el agua en gran volumen y velocidad. La cantidad de agua era tan grande que las estaciones de bombeo cercanas se inundaron rápidamente, lo que hizo que las bombas se apagaran.
La inundación provocada por el fallo de la compuerta fue tan rápida que en pocas horas toda la zona quedó inundada. Esto acabó provocando que se cortara la electricidad en las zonas donde el agua llegó y, como consecuencia, todas las estaciones de bombeo al norte de la Usina do Gasologista (una antigua planta de generación de energía) dejaron de funcionar.

Un hombre navega en una tabla tras las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias en el barrio de Sarandí, Porto Alegre.
Hombre navega en una tabla tras las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias en Porto Alegre.
Foto: AFP

-¿Qué consecuencias tuvieron esas fallas?

-Ya en 2019 yo afirmé que el sistema de protección instalado en Porto Alegre daba a la población una falsa sensación de protección y seguridad, pues no había cómo contener el agua en caso de falla de alguno de los elementos que lo componen. Es un sistema antiguo, con muchos puntos propensos a fallas y que requieren altas inversiones en operación y mantenimiento. Se habla mucho de Porto Alegre, pero este mismo tipo de sistema de protección contra inundaciones fue construido en Canoas, Sao Leopoldo y Novo Hamburgo y también en estas ciudades fue superado por el nivel del agua. En todas ellas el agua invadió muy rápidamente las zonas que deberían haber sido protegidas y provocó tragedias mayores que si el sistema no hubiera existido. No estoy afirmando que los diques sean inútiles, pero con una inundación de este tamaño, cuando los diques fueron superados por el agua, la velocidad con la que el agua pasó al otro lado de ellos fue mucho mayor que si los diques no hubieran existido.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Porto AlegreinundacionesBrasil

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad