SINDICALES

Crean la Intersocial, nuevo bloque que busca llevarle reclamos al gobierno

Intersocial es un nuevo espacio “generado por diversas organizaciones sociales en defensa de la democracia y de los derechos de la ciudadanía”.

Conferencia de la Intersocial. Foto: Francisco Flores
Conferencia de la Intersocial. Foto: Francisco Flores

Sindicalistas, jubilados y pasivos, cooperativistas, feministas y estudiantes universitarios, entre otros, se aliaron en la Intersocial, un nuevo brazo de “lucha” que busca llevarle reclamos al gobierno.

Se trata del mismo bloque que a diez días de la aparición de los primeros casos de coronavirus en Uruguay, reclamó al Poder Ejecutivo una batería de medidas para combatir la crisis, entre las que se encontraba la creación de una renta básica transitoria.

La nueva coalición que integran más de 100 organizaciones, entre las que se encuentra el Pit-Cnt, la Organización de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam), y la Intersocial Feminista, fue presentada ayer formalmente en la previa al paro parcial convocado por la central de trabajadores para mañana.

“Organizar la lucha es mantener la esperanza”, es el lema del nuevo bloque que además de reclamar la creación de una renta para personas con vulnerabilidad y trabajadores informales, propuso implementar medidas para proteger a las pequeñas y medianas empresas. Ayer en la presentación, el representante de Fucvam en la conducción del nuevo bloque, Gustavo González, pidió que sea el capital quien pague la crisis dado que hoy la están pagando “los más humildes”, señaló.

Si bien este año la Intersocial tuvo su primera aparición pública cuando reclamó al gobierno un paquete de 11 medidas por el coronavirus, en el Pit-Cnt por ejemplo, ya tenían coordinado previamente integrarse al bloque. Lo mismo en Fucvam y Onajpu.

Para el representante del Pit-Cnt en la Intersocial, Gabriel Molina, se trata de la “representación de la masa social más amplia que tiene el país” hoy en día. El integrante del Secretariado Ejecutivo de la central de trabajadores, consideró que el grupo no solo se movilizará contra el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou. “En todos los gobiernos sin excepción, nos vamos a movilizar a la hora que tengamos necesidad de hacerlo”, dijo Molina a El País.

En paralelo, la Intersocial, denunció ayer que sigue esperando la respuesta del Poder Ejecutivo a algunas de sus propuestas. Piden que se respete la negociación colectiva, elaborar políticas focalizadas para sectores con menores ingresos y controlar los precios de la canasta sanitaria y de alimentos básicos. También reclaman la protección para los trabajadores que estén “al servicio público enfrentando la crisis en primera línea”, controlar la especulación y garantizar la higiene de los centros educativos y el transporte público.

Por último, la Intersocial pidió a la administración de Lacalle Pou garantizar el acceso a la salud de todas las personas, enfocadas en aquellas que son crónicas y generar medidas “extraordinarias” para atender la violencia basada en género. Molina dijo a El País que todavía esperan una respuesta del gobierno al paquete de medidas presentado.

Paro parcial del 4 de junio.

El de mañana será el primer paro parcial que el Pit-Cnt le realiza al gobierno de Lacalle Pou. El mismo, fue aprobado tras la propuesta del Secretariado y posteriormente discutido en la Mesa Representativa. La central de trabajadores convocó a una concentración a partir de las 10 horas en el Palacio Legislativo, luego, partirán hacia la Plaza del Entrevero por Avenida Libertador.

En todo los casos, en el Pit aseguraron ayer que están garantizadas todas las medidas para prevenir contagios por coronavirus. Por eso, los sindicalistas aseguran la disponibilidad de tapabocas y alcohol en gel. Además, también garantizan que habrá medidas para promover el distanciamiento social.

Pero el mensaje que quiere dar mañana el Pit no es solo de prevención en salud, también es en reclamo de una renta básica, tal como pidió en marzo la propia Intersocial que ahora integra. El presidente de la central de trabajadores, Fernando Pereira, señaló que levantarán las reivindicaciones relacionadas al trabajo que implican la “construcción de empleo, tenemos que saber que en Uruguay hay 200.000 trabajadores en seguro de paro”. Señaló que “la vuelta al trabajo tiene que ser una de las prioridades del movimiento obrero”.

Tampoco faltarán las reivindicaciones políticas dado que en el Pit-Cnt, no están para nada de acuerdo con el proyecto de ley de urgente consideración que se comenzará a votar en el Parlamento hoy. “Se trató de forma tal que este lunes nadie sabía qué se había aprobado. La central sindical dio su posición y no recibió ni una sola pregunta del Parlamento. Hay artículos que claramente recortan las libertades sindicales fundamentalmente el de piquetes y el de huelga”, consideró Pereira que asistió junto al secretario general de la central, Marcelo Abdala a la presentación de la Intersocial. Es que en el movimiento sindical sostienen que en el proyecto de ley mencionado hay artículos que “recortan la participación de los trabajadores (...) es una ley restrictiva de los derechos de las personas”, remató el dirigente sindical.

Marcelo Abdala y Fernando Pereira, este jueves en conferencia de prensa en la sede del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores
Marcelo Abdala y Fernando Pereira en conferencia de prensa en la sede del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores

En mayo, la comisión especial del Senado que analizaba el proyecto recibió, durante 30 minutos, a una delegación del Pit-Cnt. Tras la reunión, Pereira, dijo que la central sindical rechaza la ley “tanto por la forma como por el contenido”. Más tarde, la organización sindical divulgó un documento que sintetiza sus críticas hacia el proyecto de ley. Entre otros, rechaza que “en la búsqueda de otorgar un mayor respaldo al accionar policial, se brinda mayor discrecionalidad y subjetividad en el manejo de las distintas situaciones, lo que expone a las personas a riesgos de abuso e interpretaciones de las normas que no es claro qué rumbo tomarán”. En relación a lo que sostiene el proyecto sobre el derecho a huelga -y a no entender a la ocupación como una extensión del mismo- el Pit-Cnt indica que “el artículo supone que la huelga en sí misma no es pacífica”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados