Publicidad

Situación de calle: ¿cómo funciona el proyecto de internación involuntaria por el que Lema insiste?

El ministro de Desarrollo Social dijo que “lo peor que podemos hacer es pararnos arriba de la tesis” de que dormir en la calle es "un derecho".

Compartir esta noticia
Pobreza en Montevideo
Persona en situación de calle en la Avenida 18 de Julio.
Foto: Archivo El País

Redacción El País
El ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, concurrió este martes a la comisión de Salud Pública del Senado y reclamó, como ya ha hecho en otras oportunidades, que se apruebe el proyecto de internación involuntaria de personas en situación de calle, que otorga al Estado la posibilidad de solicitar la hospitalización de individuos que estén a la intemperie con su capacidad de juicio “afectada” por problemas de salud mental o consumo de drogas, incluso sin que “presten su consentimiento”.

Según indica la versión taquigráfica, Lema dijo ante los senadores que “la población en situación de calle ha aumentado ininterrumpidamente” en los últimos años, tanto durante esta administración como durante las anteriores del Frente Amplio, y dijo que hay factores que “inciden directamente en este tipo de circunstancias y que no están, en principio, directamente relacionados con lo socioeconómico” sino con “lo sociosanitario y con una extrema exclusión social”.

Dijo que entre las principales causas está la adicción a las drogas, y en segundo lugar ubicó que “casi la mitad de las personas que se encuentran a la intemperie” estuvieron previamente privadas de su libertad.

“Dentro de todo este contexto está claro que el camino es cerrar la canilla porque, aun actuando con el núcleo duro, el más complejo, si no resolvemos las causas, no prevenimos”, reconoció el ministro, pero eso será en el largo plazo, y hoy es necesario “atender lo que es la tarea inmediata” con “la mayor cantidad de herramientas”.

“¿Qué sucede muchas veces? Cuando se dan esas circunstancias tan dramáticas, tan tristes como, por ejemplo, estar arriba de un cartón, en pleno invierno y con mucho frío, sin representar un riesgo orgánico, la persona puede, inminentemente y producto de las circunstancias, convertirse en un riesgo que exceda lo orgánico debido a problemas de salud mental y adicciones”, relató Lema.

Entonces consideró que “si una persona, producto del consumo de sustancias psicoactivas o problemas de salud mental, puede generar un riesgo para sí o para terceros, el Estado también tiene la obligación de actuar, o debería tenerla”.

“¿Cómo explicamos –y nos pasa en forma permanente– cuando se llama a los equipos del Mides y estos van una, dos, tres, cuatro o cinco veces por una persona en una misma jornada? ¿O qué ocurre si la persona vuelve?”, se preguntó y luego planteó la interrogante de “si esa persona está en libertad de elegir”: “¿Alguien en su sano juicio elige libremente estar en esas circunstancias?”.

El ministro lamentó que se hable de “internación compulsiva”, cuando a su entender el proyecto que pretende que se apruebe habilita a conducir a la persona a un centro de salud “cuando está certificada por un médico que dice que puede existir un riesgo”.

Y en ese centro de salud “tendrá una mejor atención y se podrá actuar para mejorar la calidad de vida”, ya que “claramente arriba de un cartón, pasando frío, no va a mejorar”.

Señaló que tiene “la plena convicción de que cuando una persona está en esa situación lo peor que podemos hacer es pararnos arriba de la tesis de que se trata de un derecho y una decisión de libertad individual”, sino que es porque se “tiene interrumpida esa libertad de elección y de decisión”, motivo por el que “el Estado tiene que actuar”.

“Lo que estarían haciendo ustedes es, nada más ni nada menos, obligando al Estado a actuar, y nosotros queremos tener la obligación de actuar”, dijo Lema a los senadores, y agregó que el proyecto amplía “las facultades de actuación” para “sacar de esta situación de riesgo a la persona, llevarla a un centro de salud”, lo que podría ser con ayuda del Ministerio del Interior, “y compensar su situación para luego atarla con otras líneas de acción” para “tener una trayectoria que vaya por el camino de su recuperación”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad