Publicidad

Actuales y exautoridades del Mides cruzaron acusaciones por el aumento de personas en situación de calle

Un censo reveló que quienes duermen a la intemperie son 48% más que en 2021, pero Martín Lema afirmó que el crecimiento ha sido “sostenido” en los últimos 17 años.

Compartir esta noticia
Espacios Reservados: en pleno Centro, los espacios públicos han sido tomados por personas en situación de calle.
Gente en situación de calle viviendo en la plaza ubicada en Durazno y Magallanes.
Foto: Archivo El País

Redacción El País
El último censo de personas en situación de calle del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) reveló que en Montevideo hay 2.755 individuos en esa condición; es decir, 540 más que en 2021, cuando se había realizado el último relevamiento.

Desagregando ese dato entre quienes asisten a centros nocturnos del Mides para dormir y quienes lo hacen en la vía pública, el censo mostró que 1.395 personas van a refugios y casi la misma cantidad, 1.360, se quedan en la intemperie. En comparación con 2021, los primeros son 100 más, lo que refleja un aumento de 8%, mientras que los casos a la intemperie son 440 más, o sea, incrementaron 48%.

Pero en torno a estos datos no hay una sola lectura, sino que oficialismo y oposición cruzaron acusaciones en las últimas horas en torno a qué políticas son más efectivas para terminar con este flagelo, si las aplicadas por el actual gobierno o las que implementó el Frente Amplio (FA) antes del 2020.

El ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, dijo en una reciente rueda de prensa que “por primera vez se hicieron tres relevamientos en un mismo período de gobierno” y afirmó que este último “comprendió la mayor cantidad de zonas” hasta el momento. Y aseguró que si bien el incremento de personas en situación de calle “es una tendencia mundial”, en Uruguay “hace 17 años” que se registra “un aumento sostenido”.

Para el jerarca, “está claro que el camino pasa por la parte preventiva de evitar que las personas lleguen a la situación de calle”, porque cuando llega un equipo de funcionarios del Mides a atender a una persona en esa circunstancia, “es cuando se dio la consecuencia”.

Entre las causas a atacar, Lema mencionó las adicciones a las drogas, ya que, según el censo, 91% de los encuestados tienen “consumo de sustancias psicoactivas”, lo cual consideró “un disparate”. También apuntó a otra causa: la salida de la prisión sin posibilidades de inserción. Dijo que “la mitad” de los indigentes son “personas que recuperaron la libertad”, y advirtió que hoy por hoy “salen 26 personas por día” de las cárceles, cuando “hace poco tiempo atrás salían 19”.

Por esto dijo que en la Rendición de Cuentas que está a estudio en el Parlamento el gobierno introdujo recursos incrementales para atender problemas de salud mental mediante varias de sus oficinas, como el Mides, el Ministerio de Salud Pública, ASSE y la Junta Nacional de Drogas. También anunció que su cartera va a “insistir” para que “el Parlamento apruebe la ley de hospitalización involuntaria”, es decir, que se interne a quienes, bajo los efectos de alguna droga o con problemas de salud mental, representen un riesgo para sí mismos o para terceros.

De todas formas, pidió no ser “cortoplacistas” al exigir resultados porque las personas en situación de calle “tienen historias”, en muchos casos con “los vínculos fracturados prácticamente con los afectos”. “No podemos pretender que el cambio sea lineal”, sentenció.

Quien salió a criticar las políticas del actual gobierno fue la diputada del FA Micaela Melgar, quien durante el período pasado trabajó como directora de la división Calle del Mides. En rueda de prensa dijo que el aumento de casi 50% de personas pernoctando en la calle “es un muy mal número que demuestra el fracaso de las propuestas de este gobierno”.

“Recordemos que dijo que iba por cero personas en situación de calle, y de un año al otro aumenta 50% pernoctando a la intemperie, que es la peor situación”, dijo y recordó que también se incrementó la cantidad de personas en centros.

Entonces cuestionó “la modificación de la ley de faltas, la compulsividad, o sea, ir a buscar a las personas con la Policía”, y otro conjunto de políticas del actual gobierno. “Ese cambio de paradigma que propuso el gobierno no tiene resultados. De hecho, los resultados son muy malos, cualquier persona que transita por la calle lo ve”, sentenció.

Melgar reconoció que este “es un problema de todas las sociedades”, pero aseguró que es “especialmente de las sociedades injustas”, como de aquellas que “tienen problemas de acceso a la vivienda”.

“Si el gobierno no tiene idea de qué hacer, capaz sería bueno que en vez de hacer una serie de acciones que no tienen resultados asuma el fracaso y empecemos a tener otro tipo de políticas”, concluyó la diputada.

Debate en Twitter

Pero más allá del intercambio de declaraciones en rueda de prensa, Twitter fue un espacio de discusión entre actuales y anteriores autoridades del ministerio. Allí la directora nacional de Protección Social, Fernanda Auersperg, le respondió a Melgar: “Entre 2016 y 2019, bajo tu gestión, la población a la intemperie creció 88% con cero respuesta a los problemas de fondo. Un mínimo de respeto por los equipos que sabés muy bien dejan todo en la cancha cada día”.

A la diputada del FA también le respondió el actual director de Calle, Gabriel Cunha, quien afirmó que en esta administración se desaceleró “el crecimiento de personas durmiendo a la intemperie” y que se está ante el “récord en respuestas específicas”, además de que se diversificaron “las propuestas para atender salud mental, adicciones, institucionalización, cronicidad y muchos etcétera”.

“Vos condenabas a la gente a solo tener un nocturno donde estar, si es que daban los cupos, porque muchas noches de frío no había. Micaela, sabes que techo y comida no sacan a nadie de esto”, escribió.

Otro exjerarca del Mides, Juan Pablo Labat, quien estuvo al frente de la Dirección Nacional de Evaluación y Monitoreo en gobiernos del FA, dijo a MVD Noticias, el informativo de TV Ciudad, que “hay un aumento de casi 50% de la gente que está viviendo a la intemperie” y que esto “no se arregla solamente con cupos”.

“Es muy difícil que en un proceso de ajuste fiscal generalizado, de caída del salario, de empobrecimiento general, se generen condiciones para mejorar este problema, que no deja de ser una forma de pobreza múltiple que está acumulada”, agregó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad